RICHART SIMONETTI

suicidio_final

Consecuencias del suicidio

RICHARD SIMONETTI

1 – ¿Cuál es la primera consecuencia del suicidio?

La terrible constatación: el suicida no alcanzó su intento. ¡No murió! No fue borrado de la Vida. Continúa existiendo, siente y sufre, en otra dimensión, experimentando tormentos mil veces acentuados. Es una situación traumática y aterrorizada, como informan suicidas que se manifiestan en reuniones mediúmnicas.

 

2 – ¿Sus sufrimientos son de orden moral?

En parte. Hay otro aspecto a considerar: los estragos en el periespíritu, el cuerpo espiritual. El apóstol Pablo lo denominaba cuerpo celeste. Un cuerpo hecho de materia también, pero en esencia, en otra banda de vibración, como define Allan Kardec. Es el vehículo de manifestación del Espíritu en el plano en que actúa, e intermedio entre él y el cuerpo físico, en la reencarnación.

3 – Cuando el médium vidente dice que está viendo determinado Espíritu, es por el cuerpo espiritual que lo identifica?

LEER MÁS

************993c11ec1a153867415ebae86158

Aprendizaje incesante

RICHARD SIMONETTI

En varias oportunidades un compañero hizo una encuesta con la siguiente pregunta:

¿Qué estás haciendo en la Tierra? Es sorprendente, la mayoría no supo responder.

Significa que una parte considerable de la Humanidad no sabe ni piensa saber por qué cargas de agua estamos en este bólido celeste que es la Tierra, viajando a la velocidad de 108 mil kilómetros, metros por hora alrededor del Sol.

¡Y lo que es peor, no se preocupa por su ignorancia!

Aquí está una de las razones por las que pocos aprovechan íntegramente las oportunidades de edificación, que la reencarnación nos ofrece.

Si ni siquiera saben por qué han nacido, por qué viven, y el que les va a pasar puertas adentro de la tumba, es difícil cumplir los objetivos de la jornada humana, desde el principio elemental de que nadie está aquí en jornada de vacaciones.

El resultado de esta displicencia es el comportamiento materialista, el comer, el vestir, el dormir, trabajar, procrear, divertirse, en lamentable marcapasos espiritual.

LEER MÁS

******************99e27666da57f058d122f6619cd36

ALIMENTAR EL ALMA

Richard Simonetti

Por varias veces, Chico rechazó la invitación para ir a pescar. Como los amigos insistieron, acabo por aceptar, a fin de no sustentar una negación que podría disgustarlos.

 

En una bella mañana, se reunió el grupo a la vera de un barranco en el rio. Horas después, los amigos habían pescado una buena cantidad de peces. ¡En cuanto al médium, ni una mísera mojarra! Los peces pasaban junto a su anzuelo sin ningún interese, y luego eran agarrados por los demás pescadores.

LEER MÁS

************cristo-en-el-desierto.jpg 111

La tentación en el desierto

LIBRO: Paz en la Tierra

 Richard Simonetti 

Era tradicional, en la cultura judaica, los hombres santos buscar lugares yermos para largas meditaciones. Esos periodos de soledad, marcados por el contacto más íntimo con la Naturaleza y por una frugal alimentación, casi un ayuno permanente, proporcionando fuerzas espirituales que hacían de ellos auténticos taumaturgos, dotados de gran fuerza moral y notables poderes psíquicos. Algo semejante a lo que hacen, desde la más remota antigüedad, los faquires hindús, que mortificaban el cuerpo para robustecer al Espíritu. 

Observando la tradición, después de su encuentro con Juan, el Bautista, a los márgenes del rio Jordán, Jesús se adentró en el desierto. Allí habría permanecido cuarenta días según el evangelista Lucas (capitulo IV).

Debilitado y hambriento, fue visitado por el demonio que le dijo:

Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se haga pan.

LEER MÁS

***********Imágenes-de-Juan-el-Bauti

Juan Bautista

Richard Simonetti

Libro: Paz en la Tierra

A lo largo de los siglos, generaciones de judíos sufrieron bajo el jugo extranjero. Asirios, babilonios, griegos, romanos, se alternaron en la explotación de aquella franja de tierra entre el mar y el desierto, camino ideal de unión entre países vecinos, más fuertes y poderosos.

La gran esperanza era la venida de un Mesías.

El mensajero divino, anunciado insistentemente por los profetas, libertaria a Palestina definitivamente y conduciría a los hijos de la raza a su gloriosa destinación. Era el pueblo escogido por Jehová para reinar, soberano, en la Tierra.

Bien vivas permanecían en el alma popular las palabras de Isaías (40:3):

LEER MÁS  

***********tem108_esnacido1112

Simón y Ana

Richard Simonetti

Libro: Paz en la Tierra

Relata el evangelista Lucas (capitulo II) que ocho días después de su nacimiento Jesús fue sometido a la circuncisión. Consistía en corta el exceso de prepucio que cubre el glande. 

Simplificando, amigo lector, se trata de eliminar la parte de la piel que envuelve el pipi del bebe. Aunque el carácter religioso de la ceremonia, instituida por el patriarca Abraham, celebrando la alianza con Jehová en las tradiciones judaicas, la circuncisión, llamada en medicina de postectomia, tiene un carácter eminentemente preventivo. 

Se sabe hoy que hombres circuncidados tienen menos problemas con infecciones y una incidencia menor de cáncer en el pene y en el útero de sus mujeres. Hay médicos que defienden la idea de hacerlo común como la vacunas para el bebe.

LEER MÁS

************4b0037912b4f0be8cafe70a75b20b612SD

Zacarías y el Ángel

LIBRO: Paz en la Tierra

 Richard Simonetti

Cuenta el evangelista Lucas (Capítulo I) que, bajo el reinado de Herodes, rey de Judea, hace cerca de dos mil años, vivía en la región serrana, en las proximidades de Jerusalén, el viejo Zacarías. 

Dice la tradición que el lugar se llamaba Ain Karim, hoy conocido como San Juan de la Montaña. 

Era un dedicado sacerdote, hombre piadoso y noble, perteneciente al grupo de Abías, una de las veinticuatro que, según las disciplinas del culto judío, servían en el Templo, en Jerusalén, obedeciendo a un sistema de rotación. 

Zacarías cargaba una tristeza: no tenía hijos.

LEER MÁS

**************puerta-que-se-abre[1]sdfg

JUSTICIA ILUMINADA

Richard Simonetti

“¿De la necesidad que el hombre tiene de vivir en sociedad, le nacen obligaciones especiales?” “Sí, es cierto, y la primera de todas es la de respetar el derecho de sus semejantes.  Aquel que respete esos derechos procederá siempre con justicia. En vuestro mundo, porque la mayoría de los hombres no practica la ley de justicia, cada uno usa de represalias. Esa es la causa de perturbación y de confusión   en que viven las sociedades humanas. La vida social otorga derechos e impone siempre deberes recíprocos.”  Cuestión n ° 877 (De la Ley de Justicia, de Amor y de Caridad).

El más elemental principio de convivencia social recomienda que nos respetemos unos a otros, partiendo de lo esencial: nuestros derechos terminan donde empiezan los derechos ajenos.

LEER MÁS

*************tumblr_oksd6qN1Sh1v79mnqo1_128012

EN FAVOR DEL EQUILIBRIO

RICHARD SIMONETTI

Del libro: La Constitución Divina

 

“¿En los mundos más perfeccionados, los hombres se hallan sometidos a la misma necesidad de trabajar?” “La naturaleza del trabajo está en relación con la naturaleza de las necesidades, cuanto menos materiales son éstas, menos material es el trabajo.

Pero no deduzcáis de eso que el hombre se conserve inactivo y en la ociosidad sería un suplicio, en vez de ser un beneficio”. Cuestión n ° 678 (De la Ley del Trabajo).

Para la conciencia cósmica del Universo, presencia inmanente en la obra de la Creación, Dios es, según la definición magistral contenida en la primera cuestión de “El Libro de los Espíritus”, “la inteligencia suprema, causa primaria de todas las cosas.”

LEER MÁS

************stock-photo-91789621qwe

LA PUERTA DEL CORAZÓN

Richard Simonetti

Libro: La Constitución Divina

¿Agrada a Dios la oración?” “La oración es siempre agradable a Dios, cuando es dictada por el corazón, pues, para él, la intención es todo. Siendo así, es preferible la oración que sale del interior a la oración leída, por muy bella que sea, si se lee más con los labios que con el corazón. Le agrada la oración, cuando se dice con fe, con fervor y sinceridad. Más, no creáis que le guste la del hombre fútil, orgulloso y egoísta, a menos que signifique, por su parte, un acto de ” Sincero arrepentimiento y de verdadera humildad. Cuestión n. 658 (De la Ley de Adoración).

La oración es sentimiento. Podemos, con las palabras, expresar lo que va en nuestro íntimo. Pero si nos limitamos a pronunciarlas o repetirlas en meras fórmulas verbales, caímos en el mecanicismo estéril en que los labios se mueven divorciados del corazón.

LEER MÁS

*************0f50368e-eb3f-4968-a382-a910

El amor que convierte

Richard Simonetti

Libro: Amor, Siempre Amor!

 

En el capítulo XD, de El Evangelio según el Espiritismo, dice Allan Kardec:

En el pasado, se sacrificaban víctimas sangrientas para aplacar a los dioses infernales, que no eran sino los malos espíritus.

A los dioses infernales, les sucedieron los demonios, que son lo mismo

El Espiritismo demuestra que estos demonios no son más que las almas de los hombres perversos, que aún no se despojaron de los instintos materiales; que nadie logra aplacarlos, sino mediante el sacrificio del odio existente, es decir, por la caridad; que esta no tiene por efecto, únicamente, impedirles de practicar el mal y, sí, también el de reconducirlos al camino del bien y de contribuir a su salvación.

LEER MÁS

*************692dd-zacaricc81as-con-gabriel

Zacarías y el Ángel

Richard Simonetti

Libro: Paz en la Tierra

Cuenta el evangelista Lucas (Capítulo I) que, bajo el reinado de Herodes, rey de Judea, hace cerca de dos mil años, vivía en la región serrana, en las proximidades de Jerusalén, el viejo Zacarías. 

Dice la tradición que el lugar se llamaba Ain Karim, hoy conocido como San Juan de la Montaña. 

Era un dedicado sacerdote, hombre piadoso y noble, perteneciente al grupo de Abías, una de las veinticuatro que, según las disciplinas del culto judío, servían en el Templo, en Jerusalén, obedeciendo a un sistema de rotación. 

Zacarías cargaba una tristeza: no tenía hijos.

LEER MÁS

************589b133228d34272abd3a3fad1

Diálogo

Richard Simonetti

En un restaurante, la pareja tomó un sorbo.

Él, cerveza helada. Ella, zumo de naranja natural.

Guardaban silencio. No era aquella quietud tranquila, sin constreñimiento, nacida de la intimidad, era mera pausa en la conversación. Se situaba como silencio de cónyuges que perdieran el gusto de conversar, una relación desgastada.

En dado momento el murmuró, cariñoso:

-¡Yo te amo!

Ella lo contemplo atónita, sorprendida. ¡Hacia siglos que el marido no le hablaba así! ¿Sería efecto del alcohol?

Expuso su duda, preguntando:

-¿Es usted quien habla o la cerveza?

El respondió:

LEER MÁS

***************vicendrt

EL AMOR EN EL PAÍS DE LOS SUEÑOS

Richard Simonetti

Libro: Amor, Siempre Amor

En el capítulo XXI, de El Evangelio, Según el Espiritismo, reportándose a las realidades de la vida más allá del túmulo, que la Doctrina Espírita desdobla” con incomparable eficiencia a nuestro ver, dice el Espíritu Luis, en manifestación recibida en Bordéus, en 1861:

Ya podéis dar cuerpo a esos silfos ligeros que veis pasar en vuestros sueños y que, efímeros, apenas os encantaban el Espíritu, sin decir cosa alguna a vuestro corazón.

Silfos eran entidades mitológicas, seres elementales que el evoca para reportarse a una característica de los sueños: impresionan, no raro, mas llegan a repercutir en nuestra existencia, hasta aun mismo por la dificultad en interpretarlos.

LEER MÁS

****************Las-almas-gemhui

Cuestión del divorcio

Richard Simonetti

“A Él se acercaron los fariseos y, para intentarlo, le preguntaron: — Es lícito al marido repudiar a su mujer por cualquier motivo? Respondió Jesus: — ¿No habéis leído que el Creador desde el principio los hizo hombre y mujer, y dijo: “Por esta razón el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se tornarán una sola carne?” Así, ya no son dos, más si una sola carne. Por tanto, lo que Dios junto, no lo separe el hombre. Le replicaron: – ¿Por qué, entonces, mandó Moisés dar carta de divorcio y repudiar a la mujer? Respondió Jesús: — “Por causa de la dureza de vuestro corazón es que Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres, mas no fue así desde el principio. Más Yo os digo que aquel que repudia a su mujer,   salvo en caso de infidelidad, y se casara con otra, comete adulterio. Aquel que repudiar su mujer y casa con otra, comete adulterio contra la primera; y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.” (Mateos 19: 3 a 9)

En tiempos de Jesús prevalecía en Palestina la poligamia. El hombre, desde que era suficientemente rico para pagar la dote, podía casarse cuantas veces lo desease. Respetables patriarcas apuntados como modelos de virtud, de entre ellos Salomón y David, tuvieron elevado número de esposas.

LEER MÁS

*************desdmoQWE

HERENCIA MORAL

Richard Simonetti

Libro: Quien Tiene Miedo a los Espíritu

Frecuentemente, Los padres transmiten a sus hijos la apariencia física.

¿Transmitirán también alguna apariencia moral?

No, que diferentes son las almas o Espíritus unos y otros. El cuerpo deriva del cuerpo, más el Espíritu no procede del Espíritu. Entre los descendientes de las razas apenas hay consanguinidad.

Cuestión 207

Varios proverbios resaltan la idea de que los hijos reproducen defectos y cualidades de los padres:

Tal padre, tal hijo…

Hijo de pez, pececito es…

Quien sale a los suyos no degenera…

 Hijo de gato, ratones mata…

El hijo de burro puede ser lindo, más un día dará la coz…

LEER MÁS

**************17553758_10212815708495416_11412010345

CONTROL DE LA NATALIDAD

Richard Simonetti

Libro: Constitución Divina

“¿Son contrarios a la ley de la Naturaleza las leyes y las costumbres humanas que tienen por fin o por efecto crear obstáculos a la reproducción?”

“Todo lo que embaraza a la Naturaleza en su marcha es contrario a la ley general.” “Entretanto, hay especies de seres Vivos, animales y plantas, cuya reproducción indefinida seria nociva a otras especies y de las cuales el propio hombre acabaría por ser víctima.

 ¿Practica el acto reprensible, impidiendo esa reproducción?”

 “Dios concedió al hombre, sobre todos los seres vivos, un poder que él debe usar, sin abusar. Puede, pues, regular la reproducción de acuerdo con las necesidades.

 La acción inteligente del hombre es el contrapeso que Dios dispone para restablecer el equilibrio entre las fuerzas de la Naturaleza y es aun eso lo que lo distingue de los animales, porque el obra con conocimiento de causa…”

 ¿Qué se debe pensar de los usos, cuyo efecto consiste en evitar la reproducción, para satisfacción de la sensualidad?”

LEER  MÁS

***********adoracionw34rtttyy

Para promover la justicia social

Richard Simonetti

Libro: En busca del Hombre Nuevo

Porque a ira del Hombre no produce la justicia de Dios.

(Tiago, 1:20}

El deseo de justicia social, como oportunidad de vivir con dignidad y trabajar por un futuro mejor, es inherente en la criatura humana. Todos esperamos que Dios establezca Su justicia en el Mundo para que vivamos en paz.

Infelizmente, desde siempre, hombres inconformados con las iniquidades y privilegios de orden vigente, arremeten contra ella con impetuosidad irracional y, lejos de situarse por instrumentos de renovación, promueven nuevas injusticias, sembrando la perturbación y el sufrimiento.

El Mundo vive convulsionado por luchas fratricidas, llevadas a extremos de violencia y destrucción. Está en moda hoy la guerrilla urbana, cuando grupos de fanáticos, sin ningún respeto por la vida humana, promueven el mortecino de poblaciones indefensas, en

LEER MÁS

****************78ert76

Corazón prisionero

Richard Simonetti

Libro: Huyendo de la Prisión

Jesús, que solo enseñaba el Bien que curaba todos los males y consolaba a todos los afligidos, fue condenado a la cruz.

¿Usted sabe, mi querido lector, que la cruz era destinada a los peores criminales?

¡Es increíble hasta dónde puede llegar la ignorancia y la maldad humana!

¡Crucificar al enviado divino, que paso su vida practicando el Bien!

Durante las terribles horas de su suplicio, el pueblo que lo aplaudiera durante tanto tiempo, que recibió los beneficios de sus manos generosas, cercando la cruz de ofensas…

LEER MÁS

*************48415_2

EL ROSTRO Y DE LOS OTROS

Richard Simonetti

Libro: La Fuerza de las Ideas

  Hay personas cuya vida fluye en perfecta calma; que, nada precisando hacer por si mismas, se conservan exentas de cuidados. ¿Probará esa existencia dichosa que ellas nada tienen que expiar de la existencia anterior?

 ¿Conoces muchas personas de esas? Te engañas, si piensas que las hay en gran número. No raro, la calma es apenas aparente. Talvez ellas hayan escogido tal existencia, mas, cuando la dejan, perciben que no les sirvió para progresar. Entonces, como el perezoso, lamentan el tiempo perdido… 

Cuestión n° 988, de El Libro de los Espíritus

LEER MÁS

**********unnamedsertyy

ULTIMAS PALABRAS

Richard Simonetti

Libro: Huyendo de la prisión

Usted no está preso por acaso.

Vino para una prisión en cumplimiento según la justicia de los hombres, por lo que hizo en esta vida o cumpliendo la justicia de Dios, por lo que hizo en vidas anteriores.

No hay como negar la existencia de Dios.

Para eliminar a Dios tendríamos que explicar el Universo, que funciona como un reloj perfecto, sin la existencia del relojero. Algo como decir que este libro que usted está leyendo surgió de la explosión de una tipografía.

Todos ansiamos por justicia la bondad.

Eso significa que Dios es justo y bueno por tal cosa, como somos sus hijos, tenemos forzosamente algo de Su naturaleza.

LEER MÁS

**************machu-picchu2xcc

LOS SECRETOS DE DIOS

Richard Simonetti

Libro: Quien tiene miedo a los Espíritus

¿Los espíritus se forman espontáneamente, o proceden uno de los otros? Dios los crea, como a todas las otras criaturas, por su voluntad. Más repito una vez más, el origen de ellos es un misterio.

Cuestión nº 81

Cara a las dudas sobre sus propósitos, la teología dogmática descarta cualquier cuestionamiento en la declaración inapelable: misterio – un secreto de Dios – revelable apenas cuando el Creador se disponga a obsequiar al Hombre con una revelación.

LEER MÁS

*****************sin-titulo123dddffff

EL PAN Y EL VINO

Richard Simonetti

Libro: Levántate

Mateos, 9:14-17 Marcos, 2:18-22 Lucas, 5:33-39

El ayuno, la abstención de alimentos, en determinados días, formaba parte de las prácticas religiosas judaicas. Según algunos exegetas, era una forma de expiar los pecados individuales y colectivos. Debía ser ejercitado con sentimientos de constricción.

Los fariseos, que ayunaban dos veces por semana, acostumbraban a presentar aire de sufrimiento, más por imperativos da conveniencia que de valoraciones de la consciencia o reclamaciones del estómago.

Jesus no ayunaba, ni sus discípulos.

El ayuno que le interesaba era la abstención de malos sentimientos, lo que, asociado a la oración, daría condiciones hasta incluso para neutralizar la acción de los Espíritus obsesores más endurecidos.

LEER MÁS

************unnamed-1defghhhh

MOBILIZACIÓN

Richard Simonetti

Libro: La Fuerza de las ideas 

Hay personas que, por culpa suya, caen en la miseria. ¿Ninguna responsabilidad cabra de eso a la sociedad?

Mas, ciertamente. Ya dijimos que la sociedad es muchas veces la principal culpable de semejante cosa. ¿Además, no tiene ella que velar por la educación moral de sus miembros? Casi siempre, es la mala educación que les falsea el criterio, en vez de sofocarles las tendencias perniciosas.

  Cuestión 813, de El Libro de los Espíritus

  «   La idea del determinismo, o mektoub (estaba escrito), de la filosofía oriental, está profundamente arraigada en el espíritu religioso. No son pocos los profesantes a concebir que Dios sabe lo que hace, y si hay miseria, infelicidad y sufrimiento en el Mundo, es porque debe ser así.  

LEER MÁS

*************cebaa65ad4de0d8ff60c2e82c99875f9sdr

UNA NUEVA ÉPOCA

Sérgio Laurence

Richard Simonetti

Libro: En Busca del Hombre Nuevo

“El verdadero espírita debe ser el símbolo de la Fe y de la Caridad, debe manejar todas las virtudes para con ellas testimoniar la Verdad de la Doctrina que propaga, más su principal objetivo debe ser la propaganda del Espiritismo.”

Cairbar Schutel

Tras un período relativamente lleno de dificultades surge, para el pueblo brasileño, nueva época y una nueva esperanza de vida, más consistente con las necesidades del ser humano.

Es evidente que la felicidad que todos deseamos no está, en nada, vinculada a la ola de nuevos rumbos y novas oportunidades. Aspiramos, y para eso aquí estamos encarnados, es la felicidad perene, la felicidad dentro del contexto de la Vida Eterna. Aquí, todo se queda. Llevamos nuestros aciertos y desaciertos. Nada más.

LEER MÁS

************unnamed-2vghh

TRIANGULO AMOROSO

 

RICHARD SIMONETTI

TSM – Estoy íntimamente comprometida en una relación con un hombre casado, quien corresponde a mis sentimientos y afecto. ¿Tiene algo de malo entregarse al amor, y mantener un contacto íntimo como si fuéramos marido y mujer?

 

Simonetti – Ésta es una evidente falta de consideración hacia los otros. El atenderse y amarse recíprocamente debería solamente tener lugar entre marido y mujer. Este matrimonio ahora peligra por este amorío o relación extramatrimonial. Esta amorosa comunión cuya existencia usted percibe, desvía a este hombre de su compromiso anterior. Sería conveniente que buscara la armonía dentro suyo, superando las fantasías inspiradas por la pasión y los espíritus mal intencionados.

 LEER MÁS

*************sky_men_bicycle_helmet_487813cfg

La bicicleta y el ciclista

Richard Simonetti

Libro: La Presencia de Dios

¿El Espíritu es independe de la materia, o es apenas una propiedad de esta, como los colores lo son de la luz y el sonido lo es del aire?

Son distintos uno del otro; mas la unión del Espíritu y de la materia es necesaria para intelectualizar la materia.

 Cuestión n. 25 No hay controversia en expresiones así: – Fulano tiene espíritu – es inteligente. – Beltrano es espirituoso – posee sentido del humor.

– Chiclano es espiritualizado – cultiva valores morales.

La dificultad surge cuando empleamos la palabra espiritualista para designar a personas que admiten la existencia del Alma, la individualidad eterna que sustenta el cuerpo físico y lo sitúa como un ser pensante.

Para muchos se trata de mera fantasía religiosa, sin base científica.

LEER MÁS

************72d5a8a7-9601-4314-9ee8-cc03f4c3c

La convivencia perfecta

Richard Simonetti

Mario Vicente era vidriado en la idea de las familias espirituales, que se sobreponen a las precarias ligaciones sanguíneas.

— Pues es – decía, entusiasmado, a un cofrade espírita -, los Espíritus tienden a formar grupos afines en los caminos de la vida.

– ¿Reencarnan juntos?

– Si, siempre que es posible, componiendo hogares ajustados y harmónicos, ―uno para todos, todos para uno‖.

— ¿Usted vive con su familia espiritual?

Mario Vicente esbozo una sonrisa triste.

LEER  MÁS

**********1038147_1qwee

La fuerza de la inteligencia

Richard Simonetti

Libro: La constitución Divina 

“¿Cual, desde el punto de vista físico, es el carácter distintivo y dominante de las razas primitivas?” “Desenvolvimiento de la fuerza bruta, a costa de la fuerza intelectual. Ahora, se da lo contrario: el hombre hace más por la inteligencia que por la fuerza del cuerpo.  Todavía, hace cien veces más, porque supo sacar provecho de las fuerzas de la Naturaleza, lo que no consiguen los animales.” Cuestión n° 691 (De la Ley de la Reproducción). 

La característica principal del hombre primitivo era el ejercicio de la fuerza bruta, en todas sus actividades: en el empeño de la subsistencia, en la lucha contra los animales predadores, en la procura de alimentos, en la solución de pendencias con adversarios y hasta en el apareamiento. 

LEER MÁS

************retrato-de-jesussweee

El invitado MAS IMPORTANTE

 (João, 2: 1-10)

Richard Simonetti

Libro: En busca del hombre Nuevo

Hubo un casamiento en Caná de Galilea al cual comparecieran Jesús y su madre. Por circunstancias imprevistas y para aflicción de los dueños de la casa, se agotó rápidamente el vino.

Jesús, a quien no pasaban desapercibidos las murmuraciones del general descontentamiento y atendiendo a la observación de Maria, pidió a los criados que llenasen de agua seis grandes vasijas de piedra. Hecho eso, recomendó que la llevasen al “maestro de mesa”, organizador de la fiesta matrimonial. Este, tras probarla, se admiró y, llamando al novio, le dijo:

LEER  MÁS

*************espiritismo_y_mediumnid

El espíritu y la carne

Richard Simonetti

Libro: Levántate

Juan, 3:1-15

No sabemos cuánto tiempo Jesús permaneció en Jerusalén. Probablemente algunos días. Se ignora también donde quedó hospedado.

Cierta noche recibió la visita de un fariseo: Nicodémus.

Los fariseos eran miembros de antigua secta judaica, existente desde el siglo II a.C. Dogmáticos e intransigentes, observaban rígidamente las normas religiosas tradicionales. Pesa sobre ellos el hecho de que eran grandes simuladores, verdaderos artistas a ostentar virtudes que no poseían. Quedaron marcados como sinónimo de hipocresía.

Jesús los llamaría de túmulos blanqueados. Blancos por fuera, llenos de podredumbre por dentro. Una imagen fuerte, más real. No hay nada más lamentable que la falsa religiosidad.

***

Naturalmente, había excepciones.

Nicodémus era una de ellas. La tradición lo sitúa como hombre digno y honrado. Seria la única voz que ensayaría  una defensa de Jesús en el proceso siniestro en que lo acusaron de pretender destruir el culto establecido. Consumada la crucificación, colaboró con los discípulos en la sepultamiento.

LEER MÁS

Anuncios