LECCIONES E HISTORIAS DE 2020

DURMIENDO DURANTE LA TORMENTA 

¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Un joven aplicó para un empleo de obrero en una granja. Cuando el granjero le preguntó sobre sus calificaciones, él dijo: “Puedo dormir cuando el viento sopla”. Esto sorprendió al granjero. Pero como le cayó bien el joven, lo empleó.

 

Unos pocos días más tarde, el granjero y su esposa fueron despertados en la noche por una violenta tormenta. Rápidamente comenzaron a revisar las cosas para ver si todo estaba seguro. Hallaron que las ventanas de la granja habían sido aseguradas. Un buen suministro de leña había sido colocado junto a la chimenea.

LEER MÁS

*************

VFGT6789

ENVEJECER Y CRECER 

 

El primer día de clase en la universidad, el profesor se presentó y nos invitó a presentarnos a alguien que aún no conocíamos. Me puse de pie para mirar alrededor cuando una mano suave tocó mi hombro. Miré hacia atrás y vi a una pequeña dama, bastante vieja, que me sonreía radiantemente, con una sonrisa que iluminaba todo su ser.

Ella dijo: – Hola, guapo. Mi nombre es rosa Tengo ochenta años ¿Puedo darte un abrazo? – Me reí, y respondí con entusiasmo:

 – ¡Por supuesto que puedes! – Y ella me dio un apretón gigante. – ¿Por qué estás en la universidad? – pregunté Ella respondió juguetonamente:

– Estoy aquí para encontrar un esposo rico, casarme, tener un par de hijos y luego jubilarme y viajar. “Estás bromeando”, le dije. Tenía curiosidad por saber qué la había motivado a entrar en este desafío a su edad, y ella dijo:

LEER M.AS

*************

VGTY87KKK

RESUELVE EL PROBLEMA

 

El Gran Maestro y el Guardián se dividían la administración de un Monasterio Zen.

Cierto día, el Guardián murió y fue preciso substituirlo.

El Gran Maestro reunió a todos los discípulos para escoger quién tendría la honra de trabajar directamente a su lado.

Voy a presentarles un problema, dijo el Gran Maestro, y aquél que lo resuelva primero, será el nuevo guardián del Templo.

Terminado su corto discurso, colocó un banquillo en el centro de la sala; encima estaba un florero de porcelana seguramente carísimo, con una rosa roja que lo decoraba.

Éste es el problema, dice el Gran Maestro; – resuelvanlo -.

LEER MÁS

*********ba6f682a06cb6bfe20f3bc0ad734

UN MENSAJE A LA CONCIENCIA

Carlos Rey

Era una noche de invierno del año 1820 en la ciudad de Londres. Un hombre mal vestido, evidentemente pobre, entró temblando de frío en una tienda que compraba y vendía violines. Debajo del brazo llevaba un bulto. El dueño de la tienda, Arthur Betts, le preguntó:

— ¿En qué puedo servirle, señor?

—Me estoy muriendo de hambre —le contestó el hombre—. ¿Cuánto me ofrece por este viejo violín?

Betts tenía ya varios violines viejos, pero por ayudar al hombre hambriento pagó por el violín una guinea, que era una antigua moneda inglesa equivalente a veintiún chelines, es decir, poco más que una libra esterlina. El hombre tomó la moneda de oro y se perdió en las sombras de la noche.

LEER MÁS

************

LAS CUATRO ESPOSAS.png

LAS CUATRO ESPOSAS

“…Había una vez, un rey que tenía 4 esposas… Él amaba a su cuarta esposa más que a las demás, la adornaba con ricas vestiduras y la complacía con las delicadezas más finas… ¡Solo le daba lo mejor!

También amaba mucho a su tercera esposa, a ella siempre la exhibía en los reinos vecinos. Sin embargo, temía que algún día ella se fuera con otro.

 

También amaba a su segunda esposa…

 

Ella era su confidente, siempre se mostraba bondadosa, considerada y paciente con él. Cada vez que el rey tenía un problema, confiaba en ella para ayudarle a salir de los tiempos difíciles…”

 LEER MÁS

************DIOS TE BENDIGA.png

DAR GRACIAS POR TODO

El apóstol Pablo, con su lucidez inconfundible, recomendó que debamos dar gracias a Dios por todo lo que nos sucede, tanto por las cosas buenas como por las que nos parecen desagradables

Quizás sea por ese motivo que un cierto hombre actuaba siempre de esa manera. Agradecía por todo, y tenía la seguridad que Dios siempre lo protegería.

Un día salió para hacer un viaje en avión. Durante el viaje, cuando volaban sobre el mar uno de los motores falló y el piloto tuvo que efectuar un aterrizaje forzoso en el océano.

Casi todos murieron, pero el hombre consiguió agarrarse a algo que lo conservase en la superficie del agua.

LEER MÁS