EN EL PROCESO DE LA DESENCARNACIÓN MERCEDES CRUZ


duelo-perdida-seres-queridos-conselling-n8syb5r1e3dut7023n8qu890o7f8kmkjaa8on38ar0

EN EL PROCESO DE LA DESENCARNACIÓN

Mercedes Cruz Reyes

Ningún sufrimiento, en la Tierra, podrá ser comparado a aquel del corazón que se echa de bruces sobre otro corazón helado y querido, que el ataúd transporta hacia el gran silencio.

Ver la niebla de la muerte estamparse inexorable en la fisonomía de los que amamos, y cerrarles los ojos en el adiós indescriptible, es como despedazar la propia alma y proseguir viviendo.

Que lo digan aquellos que ya estrecharon sobre su pecho un hijito transfigurado en ángel de agonía; un esposo que se despide procurando inútilmente mover sus labios mudos; una compañera cuyas manos consagradas a la ternura, cuelgan inanimadas; un amigo que cae desfallecido para no levantarse más, o un semblante materno acostumbrado a bendecir, y que no consigue otra cosa que expresar el dolor de la extrema separación, a través de la última lágrima.

LEER MÁS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s