Archivo | junio 2016

QUIÉN ES USTED SEÑOR KARDEC KARINE CHATEIGNER

cid_B48E4EEF6273ghj.png

¿QUIÉN ES USTED, SEÑOR KARDEC?

KARINE CHATEIGNER

Físicamente, he aquí la descripción dada por su traductora inglesa Anna Blackwell: “Allan Kardec era de una talla inferior a la media. Sólidamente estructurado, con una cabeza redonda, los rasgos bien marcados y los ojos gris claro. Enérgico y perseverante aunque de un temperamento calmado, prudente al punto de ser casi frío, incrédulo por naturaleza y por educación, razonador preciso y lógico, enormemente práctico en su pensamiento y en sus actos, estaba igualmente desprovisto de todo misticismo y entusiasmo, palabra de la época que significaba caprichoso, extraño, estrafalario, un tanto loco”.

Su carácter El Sr. Lèvent, amigo de Allan Kardec nos dice: “El maestro tenía una fisonomía a la vez benévola y austera, ese tacto perfecto, esa justeza de apreciación, esta lógica superior e incomparable que nos parecía inspirada”. Pero también E. Muller: “La tolerancia absoluta era la regla de Allan Kardec.

LEER MÁS

Anuncios

DISTURBIOS DE LA SEXUALIDAD DR. ROBERTO BROLIO

608873cvbbb

DISTURBIOS DE LA SEXUALIDAD

Dr. Roberto Brólio

Extraído del libro/Dolencias del Alma

La sexualidad es una fuerza poderosa, inherente a todos los seres humanos, que los acompaña desde los principios de la Creación y se destina básicamente a la perpetuación de la especie.

A través de la misma, el ser humano fue elevado a la condición de participar de la obra de Dios, para la creación de nuevos seres humanos.

La dinámica de la actividad sexual no está relacionada simplemente a los órganos genitales, ni a una función fisiológica resultante de factores hormonales, sino subordinada al control del alma que actúa a través del pensamiento, sobre todo el organismo, siendo la función sexual, de carácter amplio, vinculada a la participación de todo el ser.

 André Luiz, en el libro En El Mundo Mayor, explica que “La sede del sexo no se encuentra en el cuerpo grosero, sino en el alma, en su sublime organización”.

LEER MÁS 

EL EVANGELIO DE JESÚS UNA INVITACIÓN A LA HUMILDAD POR JUAN FÉLIX ALGARÍN CARMONA

10362369_873515019357948_1648529

EL EVANGELIO DE JESÚS: UNA INVITACIÓN A LA HUMILDAD

 JUAN FÉLIX ALGARÍN CARMONA

 

Para alcanzar la plenitud del espíritu es necesario que este sea humilde. Es un requisito imprescindible del cual nadie debe evadirse, si queremos conocer la verdad. Es según Jesús es la llave que nos abre las puertas al mundo espiritual Mayor, a las regiones sublimadas, al Cielo.  La humildad y la caridad son las condiciones absolutas que Jesús nos dijo que debíamos poseer para ser felices en el mundo de los Espíritus.

El que se humilla será ensalzado, y el que se ensalza será humillado, en nuestro afán por descubrir la Verdad, no podemos prescindir de la humildad para iniciarnos en el camino.

Mahatma Gandhi en la introducción de su magistral obra Mis Experiencias con la Verdad afirmó: “Quien busque la verdad debe ser tan humilde como el polvo. El mundo aplasta el polvo bajo sus pies, pero el que busca la verdad, ha de ser tan humilde que incluso el polvo pueda aplastarlo. Sólo entonces y nada más que entonces, obtendrá los primeros vislumbres de la verdad”. Afirma Gandhi que esta enseñanza se desprende del diálogo entre Vasishtha y Vishvamitra en la tradición espiritual de la India y que “la cristiandad y el Islam lo proclaman con la misma claridad”. (1)

 La realidad es que lo que Gandhi vio con tanta claridad parece que no está tan claro para muchos de nosotros. Basta con echar una mirada a nuestro entorno y veremos que en la cristiandad en general y en el Espiritismo en particular cada vez se enseña menos, se valora menos y se ejemplifica menos la humildad. Muchos decimos llamarnos cristianos y espiritistas, sin embargo, no pensamos ni actuamos con humildad. Mientras afirmamos con nuestra boca que profesamos la bella doctrina de Jesús de Nazaret y, peor aún, decimos profesarla bajo la luz esclarecedora del Espiritismo, nuestras acciones en la vida cotidiana no se diferencian mucho de las de aquellos que tienen una visión materialista del mundo.

LEER MÁS

LAS TRES COSAS QUE KARDEC PROHIBIÓ UBALDO RODRÍGUEZ DE ÁVILA

imagesNMMM

LAS TRES COSAS QUE KARDEC PROHIBIÓ

UBALDO RODRÍGUEZ DE ÁVILA

 

Bien sabemos que la Doctrina Espírita es una filosofía abierta, que en materia de moralidad nada prohíbe, más bien deja la libertad de actuación de todos sus adeptos, porque no fuerza las consciencias en la transformación, que la comprende como un asunto individual. Es por esto que debemos hacer una distinción fundamental entre dos posturas: 1) La Doctrina Espírita y 2) el Movimiento Espírita. La primera se refiere al Espiritismo propiamente dicho, es decir, al conjunto de postulados y leyes que los Espíritus presentaron a la humanidad y aún siguen haciéndolo. La segunda idea, sobre el Movimiento Espírita, se comprende como la fuerza organizativa, estructurada en grupos humanos, civiles y legales de conformidad a las normas establecidas en las sociedades donde se encuentren ubicados los grupos de personas que se unen para formar el movimiento, con el objetivo de divulgar y practicar la Doctrina Espírita

 LEER MÁS

UNA PAZ POR CONSTRUIR JACQUES PECCATTE

pazpalomaghjjjj

UNA PAZ POR CONSTRUIR

JACQUES PECCATTE

El compromiso espírita no puede separarse de una toma de conciencia y una sensibilización ante los problemas de nuestro planeta que interesan al conjunto de los seres reencarnados que somos todos nosotros. Ser espírita no es simplemente referirse a una moral individual regida por una convicción, es también una ética que se dispensa al colectivo, dentro de la comprensión del mundo que nos rodea y dentro de la participación en la evolución de este mundo. Todos estamos involucrados en un plan de múltiples responsabilidades, en todos los campos, porque el estado del mundo no es sino el reflejo y el resultado de una suma de comportamientos. Los niveles de responsabilidad son desde luego muy diversos y desiguales, según las funciones de cada ser humano dentro de una sociedad, igualmente según la ausencia de función de unos u otros en sociedades donde no todo el mundo tiene voz y voto. No es menos cierto, sin embargo, que la Tierra es globalmente a imagen de sus habitantes, de su desarrollo evolutivo general. Es la razón por la cual es indispensable que los seres humanos estén cada vez más conscientes de sus responsabilidades en el proyecto colectivo, si se quieren esperar cambios significativos para las generaciones futuras.

La fragilidad de los equilibrios geopolíticos

Si siempre se ve a la historia balbucear dentro de conflictos de intereses que no tienen más sentido del que tenían en la Edad Media, es porque el ser humano en su totalidad, no ha adquirido madurez, y con frecuencia se deja llevar por sus instintos más bajos, siempre dirigidos por el egoísmo y el orgullo, dentro de una visión a corto plazo donde es preciso aprovechar lo más de prisa posible los bienes materiales sin preocuparse por el bien común.

LEER MÁS

LOS ACCIDENTES DE LA REENCARNACIÓN MICHÈLE MULLERN

descarga (1)bnmlll

LOS ACCIDENTES DE LA REENCARNACIÓN

MICHÈLE MULLER

Cuando el espíritu ha integrado las células germinales de su futura madre, elabora su nuevo cuerpo a través de su periespíritu y de su memoria. La materia periespiritual, extraída del fluido universal, está a la disposición de un espíritu que pensará su futuro cerebro carnal que sabe que le será indispensable en la materia, para que pueda conducir su pensamiento. El doble etérico se apartará entonces progresivamente en el embrión y de manera más o menos instintiva, participará en la elaboración de su estructura física.

EJEMPLOS DE ACCIDENTES DE REENCARNACIÓN

La hemiplejia

 La causa primera de la hemiplejia se debe a la complejidad misma del desarrollo de la encarnación. El accidente es una noción que es preciso saber retener en este campo, el conjunto de las células periespirituales no manifiesta siempre un despliegue total. Mientras el pensamiento del espíritu reencarnado no exija de la materia cerebral sino un trabajo relativamente limitado, esta falta de desarrollo no presentará mayores inconvenientes. Un hombre llegado a la madurez es un espíritu que exige más de su cerebro y es entonces cuando sobreviene el accidente de manera brutal. Imaginen el cerebro de un hombre irrigado en uno de los hemisferios por el sistema venoso de un niño de doce años, el contraste de capacidades se hace sentir rápidamente y esa es la hemiplejia. Una de las razones de esta lesión se debe pues al solo hecho de que las células periespirituales no cumplieron su función de manera total en el acto de la encarnación.

LEER MÁS