Archivo | mayo 2016

AMIGOS ESPIRITUALES IGNORADOS BECERRA DE MENESES

allan_kardec_temor_da_morte

AMIGOS ESPIRITUALES IGNORADOS

    Adolfo Becerra de Meneses e Ivonne de Amaral Pereira

Además de nuestro ángel guardián1, que siempre es un Espíritu superior, tenemos a los Espíritus protectores, que no por ser menos elevados, son menos buenos y benévolos; estos son o parientes o amigos, o algunas veces personas que nosotros no hemos conocido en nuestra existencia actual. Frecuentemente, nos asisten con sus consejos y con su intervención en los actos de nuestra vida. (El Evangelio según el Espiritismo, Allan Kardec, cap. XXVIII, 11. IDE-Mensaje Fraternal, 2012, pág. 341)

Ningún espírita, atento a los deberes del estudio doctrinario y de la observación consecuente de ello, desconoce que la sociedad de Ultratumba y la sociedad de la Tierra son una y la misma cosa, continuación una de la otra, en una fase diferente, apenas con una sola dificultad de ser la primera invisible y, a veces, hasta ignorada por la segunda. Los espíritas tampoco desconocemos cuanto son asistidos y grandemente influenciados los hombres por los habitantes del mundo espiritual, pues poseemos amigos y enemigos, simpatizantes y adversarios desencarnados, y que la influencia de todos ellos en nuestra vida cotidiana depende

LEER MÁS

JÓVENES Y MADUROS J HERCULANO PIRES

nube-corazc3b3n

JÓVENES Y MADUROS

Educación para la Muerte

Herculano Pires

El concepto de Educación como un llamado de una consciencia para elevar su nivel a una consciencia inmadura, según René Hubert, coloca la cuestión en el plano rousseauniano de la educación individual para simplificarla, más se aplica a todas las formas de la educación colectiva.

 Rousseau mismo usó esta táctica, puesto que no deseaba reducir la educación a un sistema privado de elite. La Educación como un acto de amor se dirige a toda la Humanidad. Cualquier discriminación en el proceso educativo, sea por motivos raciales, sociales, nacionales u otros, será una tergiversación del proceso educativo y una traición a su finalidad básica, que es hacer de un ser biológico, como el niño al nacer, o de un ser social, como el adolescente y el joven, un ser moral.

Las excesivas restricciones de ciertos tipos de moral, como la victoriana en Inglaterra y la las religiones de la muerte en todo el

LEER MÁS

SENCILLO HOMENAJE A FRANCISCO CÁNDIDO XAVIER ALIPIO GONZALEZ

12509617_10208615442531392_12337788383

SENCILLO HOMENAJE A FRANCISCO CÂNDIDO XAVIER

  Alipio González Hernández

Las tribulaciones que causaba la tarea de divulgación del Libro Espírita en países de habla hispana, infundían confusión y desaliento…

 Devaluaciones, trabas burocráticas, corrupción, huelgas, aumentos desproporcionados de los fletes, indiferencia y más que nada el desinterés y abandono de muchos dirigentes espíritas que antes de reencarnarse se responsabilizaron en apoyar tal tarea y que ahora se olvidaron de honrar su palabra, imponiendo — en algunos casos — obstáculos insalvables a su óptima realización…

 Esas eran algunas de las más suaves ideas que pasaban por mi mente, mientras el plácido vuelo de Varig surcaba el espacio, a unos once mil metros de altitud.  El lugar era propicio para hacer un examen, una evaluación constructiva pero realista de la situación. Agobiado por los hechos, las lágrimas nublaban la visión ya de por sí obscura y realista, cuando la Misericordia Divina acudió en mi auxilio y al instante sentí la presencia amiga de aquel

LEER MÁS 

LA FAMILIA COMO INSTRUMENTO DE REDENCIÓN ESPIRITUAL DEOLINDO AMORIM Y HERMINIO C MIRANDA

index--element114

LA FAMILIA COMO INSTRUMENTO DE REDENCIÓN ESPIRITUAL

Por DEOLINDO AMORIM Y HERMINIO C. MIRANDA.

… Reconcíliate con tú adversario – advirtió Cristo –mientras estás en el camino con él.

¿Y no es precisamente en el círculo reconfortante de la familia que estamos a camino con aquel que nuestra insensatez convirtió en adversario?

El espiritismo coloca, pues, bajo la perspectiva enteramente renovada y hasta inesperada, más allá de creativa y realista, la difícil y hasta ahora inexplicable problemática do inter-relacionamiento familiar. Si un miembro de nuestra familia tiene dificultades en aceptarnos, en nos entender, en nos amar, podemos estar ciertos de que tales dificultades fueron creadas por nosotros mismos en una relación anterior en la que nuestras pasiones ignoraron el buen sentido.

LEER MÁS

EL ESPIRITISMO NO ES OBRA DE ROMANCE J HERCULANO PIRES

livros-espirita

EL ESPIRITISMO NO ES OBRA DE ROMANCE

 

Por José Herculano Pires

 

La mediumnidad dinámica no permanece en éxtasis en el organismo del médium. No actúa de manera discreta y sutil, como la mediumnidad estática. Por lo contrario, extravasa agitada en fenómenos de captación y proyección, no raro explosionando en casos obsesivos. Es la llamada mediumnidad de servicio, destinada al auxilio y al socorro do prójimo. Proviene de compromisos asumidos en el plano espiritual, sea para auxiliar indiscriminadamente a los que necesitan de ayuda y orientación, sea para el rescate de deudas morales del pasado con entidades necesitadas, cuyo estado inferior se debe, en parte o totalmente, a las acciones del médium en vidas anteriores. El médium no disfruta apenas de las ventajas de la mediumnidad generalizada, pues se ve investido de una misión mediúmnica a la que los Espíritus dieron el nombre de mediunato.

 

La situación del médium es bien diferente de la común. Ele es continuamente solicitado para atender a entidades desencarnadas carentes de auxilio y elucidación. Si rechaza su compromiso o intenta aplazarlo queda sujeto a perturbaciones y finalmente a la obsesión. El mediunato le fue concedido para reparar los errores del pasado y recuperar a los espíritus que tras perder, llevo a la descreencia y hasta aun mismo a la rebeldía en vidas pasadas. No obstante el determinismo implícito en el mediunato, su libre-arbitrio continua intacto. Así como escogió y pidió esa situación al volver a la encarnación, por su libre voluntad, así también podrá ahora optar por el cumplimiento de la misión o por su rechazo, rodando naturalmente con las consecuencias de la fuga al deber.

El mediunato es también concedido en casos de pura asistencia al prójimo y ayuda a la Humanidad, como nos muestra el ejemplo histórico de las niñas Baudin, Julia y Carolina, en Paris, cuja mediumnidad admirable garantizó el éxito de la misión de Kardec.

Mas el propia Kardec no era médium, porque su misión era científica y no mediúmnica. Le cabía estudiar y pesquisar la mediumnidad para desdoblar la incipiente cultura terrena, revelando a los científicos la cara oculta de la Naturaleza, la realidad desconocida del otro mundo que ellos no percibían y cuando lo percibían no aceptaban.

LEER MÁS

EDUCACIÓN DE LOS ESPÍRITUS MARÍA RIBEIRO

1688323_10207132017446692_22718284607

EDUCACIÓN DE LOS ESPÍRITUS

POR MARIA RIBEIRO

En la escala espirita descrita por Kardec, aunque no teniendo nada de absoluta, es posible comprender la heterogeneidad en la cual vivimos, tanto moral como intelectual.

Entretanto, la escala abraza categorías de Espíritus que ya alcanzaron un grado intelectivo sobre el bien y el mal; visto que, en la última clase, la de los Espíritus impuros, sus características apuntan que tienen propensión al mal y poseen todas las pasiones. Ahora, de acuerdo con la cuestión 191, los Espíritus que poseen pasiones es que hicieran algún progreso; luego, los impuros hacen uso de su libre albedrio optando siempre por hacer el mal. Estos son los Espíritus vinculados a la Humanidad terrestre.

La escala no comprende a los espíritus primitivos, visto que, a priori, la Tierra no les corresponde y, en la Revista Espirita de marzo de 1858, Kardec hizo una descripción donde aísla a la novena clase, a la delos impuros, para caracterizar lo que sería un mundo habitado “casi” que exclusivamente por ellos.

LEER MÁS

EL LIBRO DE LA VIDA FABIAN LAZARO

antiguas_paginas-1024x768

EL LIBRO DE LA VIDA

FABIÁN LÁZARO

Sequé mis lágrimas una vez más. Estaba todo dicho. ¿Para qué postergar más mi infortunio? Llevé mis manos hacia mi boca buscando darle el último calor que quedaba en mi cuerpo. Luego las froté sin hacer mucho ruido. Ellos dormían. Sus caritas expresaban la paz que sólo los ángeles pueden tener; una paz que hacía mucho tiempo yo había perdido.

 Nunca fui muy buena para escribir. Mucho menos para las despedidas. Si seguía pensando más en lo que iba a hacer, seguramente no haría nada. Tomé la lapicera de la cartuchera de Isabel. Yo misma se la había comprado en la tienda del señor Ordóñez. Recuerdo que tuve que trabajar unas horas más para poder obtener el dinero necesario, pero me sentía feliz: mi niña tendría su primera pluma de tinta y con ella escribiría sus primeras letras… En ese entonces me sentí plena, como hacía tiempo que no me sucedía.

LEER MÁS