Archivo | marzo 2016

MEDICINA ESPIRITUAL ROBERTO BROLIO

36182-1280x1024bnmmm

MEDICINA ESPIRITUAL

Dr. Roberto Brólio

Libro: Enfermedades del alma

La medicina espiritual puede ser entendida como la humanización de las acciones médicas, en todas las fases del atendimiento al enfermo y basándose en dos principios fundamentales: ser ejercida con amor, y reconocer que el ser humano está formado básicamente de cuerpo y alma. Y tanto el cuerpo como el alma están sujetos a presentar disturbios relacionados con la salud, como explica André Luiz en el libro En el Mundo Mayor: «si existen múltiples enfermedades para las desarmonías del cuerpo, otras innumerables hay para los desvíos del alma».

Los enfermos son almas vivientes, pasando por dificultades y, por sus necesidades, por las enfermedades y sufrimientos orgánicos o psíquicos que presentan, esperan encontrar, en los profesionales de la salud, la atención que necesitan, el atendimiento eficaz, cuya tónica de relación debe ser el amor fraterno.

En este final de siglo, que se prepara para la alborada de una nueva era en el Planeta, los seres humanos necesitan, más que nunca, que las acciones médicas sean ejercidas con amor, considerando a los

LEER MÁS

Anuncios

EL EVANGELIO DE JESÚS: UNA INVITACIÓN A LA HUMILDAD

12250064_126605494370574_4545468969259803831_n.png

EL EVANGELIO DE JESÚS: UNA INVITACIÓN A LA HUMILDAD

Juan Félix Algarín Carmona

 

La humildad no es una opción. La humildad es un prerrequisito insoslayable para alcanzar la plenitud del espíritu. Es la primera de las virtudes que tenemos que alcanzar si queremos conocer la Verdad. Jesús de Nazaret la enseñó y la presentó como la llave que da acceso al Mundo Espiritual Mayor al que llamó “el Reino de los Cielos”.

El amado Maestro de Galilea coloca la humildad y la caridad como condición absoluta para la felicidad en la vida del espíritu. Al Espiritismo le correspondió entonces el honor de presentar las pruebas materiales que evidencian la realidad de las enseñanzas de Jesús.

A través de la comunicación mediúmnica (que nos presenta el testimonio de los que viven la vida espiritual) y a través de la ley de la reencarnación que el Espiritismo postula, ha quedado probada hasta la saciedad la máxima de que el que se hace grande será humillado y el que se humilla será enaltecido.

Quien se preocupe por el estado de su alma en la vida espiritual, con honestidad intelectual y moral debe cultivar la humildad. Ese es el primer paso en nuestra búsqueda de la Verdad.

LEER MÁS

OBSTÁCULOS PARA LA UTILIZACIÓN DE LA MEDIUMNIDAD MANUEL FILOMENO DE MIRANDA

11116451_561785280630943_4111058761065869346_n.png

OBSTÁCULOS PARA LA UTILIZACIÓN DE LA MEDIUMNIDAD

Manuel Filomeno de Miranda

Libro: Vivencia Mediúmnica

El obstáculo más importante en la utilización de la mediumnidad es el conjunto de las imperfecciones del médium, pues facilita la interferencia de los malos Espíritus como son los frívolos, que sintonizan con él, manteniendo identidad de propósitos de naturaleza inferior.

Esto ocurre porque los médiums no son criaturas privilegiadas ni agraciadas, sino Espíritus en evolución sujetos a las pruebas de la vida, que traen del pasado deficiencias, vicios y desvíos de comportamientos aún no superados, los cuales se reflejan, inevitablemente, en las relaciones inter personales de la presente encarnación, en la cual se incluye también el ejercicio mediúmnico.

Conociendo los peligros a que está expuesto, el médium debe trabajar por el propio perfeccionamiento íntimo constantemente, usando sus facultades mediúmnicas con nobleza, y desinterés ante cualquier tipo de retribución, ya que tal experiencia, cuando es vivida con entusiasmo y seriedad le ayuda a la rectificación de su carácter, puesto que le abre las puertas de un servicio de naturaleza superior.

Esforzarse a toda costa para liberarse del orgullo, de la presunción, de la indolencia y de la irresponsabilidad, esos enemigos del alma, al lado de tantos otros, dentro de los cuales merecen especial atención el orgullo, por ser el mal moral que la criatura humana menos admite ser portadora, arropada como se encuentra por los delirios que esclavizan y alienan el ego.

Por falta de vigilancia, el orgullo ha destruido las más bellas facultades mediúmnicas, imposibilitando a quienes las detentaban que se volvieran instrumentos bienhechores y útiles para el progreso propio y de la humanidad.

LEER MÁS