Archivo | julio 2015

UNA PAZ POR CONSTRUIR JACQUES PECCATTE

feliz-sabado_605

portadas-linda8777666

paz.jpgNJKLÑÑÑÑ.pngNKLPPPP

oficina-cultura-de-paz-com-ae-sede.pngNJKKKK

UNA PAZ POR CONSTRUIR

JACQUES PECCATTE

El compromiso espírita no puede separarse de una toma de conciencia y una sensibilización ante los problemas de nuestro planeta que interesan al conjunto de los seres reencarnados que somos todos nosotros. Ser espírita no es simplemente referirse a una moral individual regida por una convicción, es también una ética que se dispensa al colectivo, dentro de la comprensión del mundo que nos rodea y dentro de la participación en la evolución de este mundo. Todos estamos involucrados en un plan de múltiples responsabilidades, en todos los campos, porque el estado del mundo no es sino el reflejo y el resultado de una suma de comportamientos. Los niveles de responsabilidad son desde luego muy diversos y desiguales, según las funciones de cada ser humano dentro de una sociedad, igualmente según la ausencia de función de unos u otros en sociedades donde no todo el mundo tiene voz y voto. No es menos cierto, sin embargo, que la Tierra es globalmente a imagen de sus habitantes, de su desarrollo evolutivo general. Es la razón por la cual es indispensable que los seres humanos estén cada vez más conscientes de sus responsabilidades en el proyecto colectivo, si se quieren esperar cambios significativos para las generaciones futuras.

La fragilidad de los equilibrios geopolíticos

Si siempre se ve a la historia balbucear dentro de conflictos de intereses que no tienen más sentido del que tenían en la Edad Media, es porque el ser humano en su totalidad, no ha adquirido madurez, y con frecuencia se deja llevar por sus instintos más

LEER MÁS

MIRAR RETROSPECTIVO SOBRE EL MOVIMIENTO DEL ESPIRITISMO ALLAN KARDEC REVISTA ESPIRITA 1867

ocei.pngBJKLL

MIRAR RETROSPECTIVO SOBRE EL MOVIMIENTO DEL ESPIRITISMO

Por Allan Kardec

No queda duda a nadie de que tanto para los adversarios como para los partidarios del Espiritismo, este asunto más que nunca, agita a los espíritus. Ese movimiento es un fuego de paja, como dicen algunos afectadamente. Más ese fuego de paja se mantiene hace quince años, y en vez de extinguirse, su intensidad aumenta de año a año. Ahora, no es este el carácter de las cosas efímeras y que solo se dirigen por la curiosidad. El ultimo escudo con el que esperaban apagarlo, apenas lo reactivo, súper excitando la atención de los indiferentes. La tenacidad de esta idea nada tiene que pueda sorprender a quien quiera que haya sondeado la profundidad y la multiplicidad de las raíces por las cuales ella se liga a los más serios intereses de la Humanidad. Los que se admiran apenas vieron la superficie; la mayoría solo lo conoce por el nombre, más no lo comprendieron ni tampoco su finalidad ni su grandeza.

Si unos combaten el Espiritismo por ignorancia, otros lo hacen precisamente porque sienten toda la importancia, porque presienten su futuro y en el ven un poderoso elemento regenerador. Hay que persuadirse que ciertos adversarios están perfectamente convertidos. Si estuviesen menos convictos de las verdades que el encierra, no le harían tanta oposición. Ellos sienten que lo peor de su futuro está en el bien que él hace. Hacer resaltar ese bien a sus ojos, lejos de calmarlos, es aumentar la causa de su irritación. Así fue, en el siglo quince, la numerosa clase de los escritores copistas, que de buen agrado habrían quemado Gutenberg y todos los impresores. No habría sido en demostrarles los beneficios de la prensa, que iría a suplantarlos, que los habrían apaciguado.

LEER MÁS

MEDIUMNIDAD Y LIBERACIÓNISABELLE CHEVALIER

************

11215835_871089519673683_1222397400551791691_n

10985913_1417788365187383_6030520971379893

10631097_784238244952101_3346002662114379

MEDIUMNIDAD Y LIBERACIÓN

ISABELLE CHEVALIER

“La mediúmnidad es una recepción del más allá, que viene de repente a llamar a vuestra puerta, a vuestra pequeña puerta humana. Los Espíritus han venido a golpear a la mía y respondí. Yo no era candidato a médium, no sabía que era médium, descubrí progresivamente mi mediumnidad. Uno puede tener miedo a ciertos fenómenos que no puede controlar, ni explicar, pero después de lectura, no podemos tener más miedo en la medida en que nos hemos instruido”. Michel Pantin – Al encuentro de los Espíritus.

Si hace algo más de treinta y nueve años, en aquel domingo 24 de febrero de 1974, le hubieran dicho a Michel Pantin y a Jacques Peccatte, entonces de diecinueve y veintiún años respectivamente, que una pequeña caja de fósforos rodeada por las letras del alfabeto trastornaría sus vidas y los convertiría en los representantes del movimiento espírita kardecista de los siglos XX y XXI, una cálida, aunque escéptica, sonrisa habría iluminado sus rostros. Y sin embargo, allí está precisamente toda la historia de sus vidas. Le Journal Spirite reporta, explica y cuenta con inteligencia y fervor, la extraordinaria aventura de este binomio fraternal y de la particular asociación de la que es el fundador. Una parte importante de nuestros escritos, pero también de nuestras palabras en conferencias, presentan y explican el advenimiento del espiritismo, gracias al indispensable concurso de la mediumnidad y de las formas en las cuales es trabajada. Delante de aquella caja de fósforos, que traducía lenta y difícilmente los primeros contactos con el más allá, Jacques comprende que Michel es el médium y que lo que se desarrolla ante sus ojos no es fruto del azar. De febrero

LEER MÁS

ERA 24 DE FEBRERO DE 1974 JACQUES PECCATTE

****************

salmos-119-29

filosofia_thumb[1].pngnmmmmm

46631_1294970868927_1670002301_587316_65

ERA 24 DE FEBRERO DE 1974

JACQUES PECCATT

Cuando a partir de 1974 elegimos el camino espírita, el espiritismo francés ya no tenía verdadera existencia, y los herederos de un lejano pasado ya no hablaban sino del pasado, pues habían perdido el fervor de sus predecesores. En ese momento de la historia llegamos nosotros, como en la mayor de las casualidades, dentro de un contexto que nos era desconocido, para descubrir las ruinas de un movimiento que en otros tiempos había sido floreciente. Nuestros primeros pasos fueron los de una inesperada aventura, a la que en apariencia nada nos predestinaba, una aventura que se perfilaba a partir de experiencias anodinas y fenómenos espíritas espontáneos que atrajeron toda nuestra atención. Era pues necesario que Michel Pantin (1954-2010) descubriera su excepcional potencial mediúmnico, sin haber tenido antes manifestaciones particulares; era el 24 de febrero de 1974; y yo mismo necesitaba evaluar lo insospechable de la primera visita de un Espíritu, Beatrice Hubeau “guillotinada en Vendimiario”, que nos abría las puertas de un más allá totalmente desconocido y que

LEER MÁS

PSICOLOGÍA Y ESPIRITISMO JACQUES PECCATTE

LA-ORACION-MUEVE-LA-MANO-DE-DIOS

***************

Allan Kardec 2012MMM

PSICOLOGÍA Y ESPIRITISMO

 

A la luz del espiritismo, las particularidades de la psicología ya no se limitan a las nociones clásicas habituales basadas en el estudio de la personalidad de una sola vida que comienza con el nacimiento. Según la definición espírita, la individualidad es un todo indisociable dentro de la continuidad evolutiva de las vidas sucesivas del espíritu. Si bien los condicionamientos educativos y culturales tienen toda su importancia, es preciso enlazarlos también con la naturaleza de un espíritu preexistente que ya tiene su bagaje de experiencias vividas en las existencias anteriores.

Marcado y perfilado por sus anterioridades, tiene su personalidad propia, una personalidad que será remodelada o al menos influenciada y acondicionada por su nuevo medio de vida. Hay entonces dos aspectos importantes en la psicología individual: por una parte la naturaleza espiritual preexistente de un espíritu que

LEER MÁS

EDUCAR SÍ, PERO, ¿CÓMO?PATRICIA SALIBA

************

11427731_920622711314295_28978150969373

claseNMKLL

grupo-de-estudiantes-jovenes-que-estudian-en-la-sala-de-clase-co

EDUCAR SÍ, PERO, ¿CÓMO?

PATRICIA SALIBA

La educación, sujeta a diversas teorías, refleja tanto ayer como hoy lo que el hombre convertido en adulto debe ser en una sociedad en movimiento. Al alba del siglo XXI, nuestras sociedades crean a menudo el malestar que arrastra cada vez a más niños y adolescentes a la tormenta. Porque no encuentra respuesta a sus incertidumbres y dificultades de vida, esta juventud, busca a toda costa paraísos artificiales, se compromete en movimientos sectarios o trata de suicidarse. Obnubilada por una sociedad de consumo que multiplica las necesidades, la juventud carece a menudo de atención y de amor en familias destruidas. La educación actual tiende a reprimir la curiosidad natural e intelectual de un niño, no explota las riquezas de esa niñez. Ya sea por las películas, los juegos o la cotidianidad, el adulto lo arrastra cada vez más hacia un mundo de competición, de competencia, halagando al mismo tiempo su orgullo y su violencia, olvidando que cada ser humano tiene derecho a ganar su libertad y rechazar ser dominado. Rousseau sabía que era ilusorio querer formar libremente a un hombre en una sociedad donde prevalece la desigualdad, y que era ilusorio esperar transformar la sociedad si

LEER MÁS

TERESA DE ÁVILA: UNA VIDA CONSAGRADA A DIOS FABIENNE ET IGOR DUCOURNEAU

imagenes-animadas-buenos-dias_15

**************

ellas-castillobnnnnn

TERESA DE ÁVILA: UNA VIDA CONSAGRADA A DIOS

FABIENNE ET IGOR DUCOURNEAU

Hombres y mujeres han atravesado la historia de la Tierra y para unos y otros, su paso ha dejado huellas tanto en el bien como en el mal. Esos humanos, convertidos en espíritus, a veces se comunican en el seno de nuestra asociación, a través de médiums y por diferentes medios como la incorporación, la escritura, la oui-ja, el arte, etc. Cuando estos espíritus se manifiestan, las conocemos más o menos bien, lo cual nos lleva a leer ciertas obras, biografías o autobiografías. Fue el caso de Teresa de Ávila que, hace ya algún tiempo, un cuadro mediúmnico que la representa nos despertó a algunos, el deseo de conocerla más y relatar su historia que nos parece poco banal. “

Nacida en Ávila, en España, el 28 de marzo de 1515, Teresa fue la tercera hija de una familia que tuvo doce. Desde los siete años ella sentía la nostalgia de la patria espiritual. Dejó a su familia, llevando consigo a Rodrigo, su hermano mayor, hacia el país de los moros, pues quería luchar contra estos últimos, creyendo que morir le abriría las puertas del Paraíso y que, de ese modo, podría ver a Dios. Quizás este sea ya el signo de un espíritu que conoce en parte el sentido de lo que debe ser su vida y que conserva en sí el recuerdo de su amor por Dios, en razón de encarnaciones anteriores, dentro de la búsqueda del absoluto. El deseo de servir a Dios se precisa cuando ella juega con sus amigas a imitar a las religiosas y a construir ermitas.

LEER MÁS