DE UNA VIDA A LA OTRA JULIEN MARÉCHAL


te_deseo_un_buen_dia_3NNNN

***************

y2pUZzyuBC5VL4of1ct93bxqNWQnERV2EiwPV7DXWQcHaQiUbJiIQs-gi3w8K0xnxd4IkwM

***********

untitledMLOPPPP

DE UNA VIDA A LA OTRA

JULIEN MARÉCHAL

En agosto de 1993 mi padre se suicidó ahogándose. Su acto de desesperación fue motivado por la brutal toma de conciencia de que no había sabido amar a su familia, sobre todo a mi madre y a mí.

¿Cómo llegamos allí? Un contexto anterior particular Quizás era necesario ver en su comportamiento, la consecuencia de una vida poco feliz. Bosquejaré rápidamente su retrato como hombre visto por los demás: terco, generoso, jovial e inteligente; en tanto que como padre y marido: autoritario, reservado, susceptible y con una tendencia cierta a evadir sus responsabilidades, atribuyendo a menudo sus faltas a los demás. ¿Por qué tantas diferencias de calificativos entre el hombre en familia y el hombre en sociedad? La respuesta se encontraba sin duda alguna en su historia de vida, de muchas vidas. En esta, hubo un padre al que nunca conoció, un suegro con quien no se entendía, una madre autoritaria. De niño, a veces dormía en el granero con los cerdos cuando no se portaba bien; de adolescente se fugaba; de joven, su madre le quitaba el 90% de su salario como tornero de metales; a los 19 años se casó y a los 23 era padre de 3 hijos. Hincha del fútbol, rápidamente se volvió árbitro del equipo local; aficionado a la música, fue baterista

LEER MÁS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s