ENTREVISTA CON JEAN ZIEGLER Jacques Peccatte


hasta que no vacies tu alma

**************************550294_513648645337357_1043649429_n

**********************mklopppppiiii

ENTREVISTA CON  JEAN ZIEGLER

 

Jacques  Peccatte

Muchas veces he tenido la oportunidad de entrar en contacto con Jean Ziegler, para presentar sus libros en Le Journal Spirite. En la práctica y en la acción, Jean Ziegler forma parte de esos admirables militantes que imponen respeto. No sé si se pueden intentar comparaciones, pero igualmente aventurémosla: existieron los Danièle Mitterrand, abad Pierre, Dom Elder Cámara, y otros defensores de los derechos, conocidos o desconocidos que actuaban en la práctica y a la vez denunciaban lo inadmisible, aportando elementos de análisis y soluciones para situaciones particulares. Jean Ziegler es de ésos. Como humanistas, nos parece que su voz debe tener eco lo más ampliamente posible, y esta vez a través de su última obra Destrucción masiva, géopolitique de la faim (Destrucción masiva, geopolítica del hambre), que nos da todos los elementos de análisis de una situación insostenible y que, más allá de las comprobaciones, nos deja vislumbrar lo que podría hacerse en una sociedad globalizada donde se dejara de impedir el desarrollo de los países más pobres.

1) Su último libro, Destrucción masiva, geopolítica del hambre, es continuidad de todo lo que usted ha denunciado anteriormente en sus otras obras. Pero, en primer lugar, para las personas que no lo conocen, ¿quién es el señor Ziegler? ¿Cuál ha sido su trayectoria y cuál es el sentido militante de sus  palabras, escritos y acciones? ¿Cuáles han sido y cuáles son sus actividades y compromisos en la ONU?

—En efecto, la masacre de millones de personas por el hambre, sigue siendo el escándalo de nuestro tiempo. Cada año mueren treinta y cinco millones de seres humanos, de hambre o de sus secuelas inmediatas. En el momento en que hablamos, cada cinco segundos, muere de hambre un niño de menos de diez años.

Cerca de mil millones de personas están de continuo gravemente subalimentadas y la situación es cada vez más catastrófica. Eso, en un planeta donde, según la ONU, la agricultura podría alimentar normalmente —2.200 calorías/adulto por día— a doce mil millones de seres humanos. Ahora bien, actualmente no somos sino siete mil millones. Hoy en día ya no hay fatalidad. Un niño que muere de hambre es asesinado. Durante ocho años, he sido relator especial de las Naciones Unidas para el derecho a la alimentación. Este libro es el relato de mis luchas, de mis fracasos, de mis ocasionales y frágiles victorias, también de mis denuncias.

LEER MÁS 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s