Archivo | octubre 2014

EL NOTABLE CASO DE GÉRARD CROISET -Joceline Charles

*****************flying_books_by_edcamp65rhh1911804_443381309126486_1935274402_n

********************

TGHJKLLLÑÑ

EL NOTABLE CASO DE GÉRARD CROISET

Joceline  Charles

 

Gérard Croiset nació en 1909 al norte de Holanda. Hijo de comediante, tuvo una niñez difícil: a los ocho años fue enviado a una casa de padres adoptivos y fue criado sucesivamente en seis hogares. Fue desdichado, con mala salud y mal educado. Se refugió en la fantasía. A los once años regresó a vivir con su madre. Muy joven Gérard Croiset se enteró de su capacidad de descubrir los hechos por venir. A los seis años se sentía diferente.

Se le evitaba pues era considerado como extraño, con sus sueños premonitorios y sus relámpagos de clarividencia. Para gran asombro de su maestro de primaria que lo consideraba “un pequeño estúpido chiflado”, declaró un día: “Puedo ver lo que ocurre a kilómetros. Sé, señor, por qué usted no vino a clase ayer. Estaba viendo a una joven rubia que llevaba un vestido adornado de una rosa roja. Usted se va a casar con ella”. En efecto, el maestro había tenido una licencia para ir a hacer la petición de mano a su novia que tenía una rosa roja prendida sobre su vestido y que vivía en una ciudad vecina.

LEER MÁS 

 

HJKLLLLLLL

*********************

10511298_143732415817655_9011904147892393413_n

JESÚS ERA UN HOMBRE   INCOMPARABLE

José Eurípides García

Cuando se habla de Jesús, los dogmas de la Iglesia nos llevan a la figura de la Santísima Trinidad, donde, copiando los fundamentos de las iglesias paganas, se estableció que el Maestro y Dios eran una misma cosa.

Como se sabe, el debate sobre este tema se inició en el siglo II, cuando incluso San Antón recibió el cometido de dirimir las dudas, terminando por confirmar que Jesús era Dios.

Más tarde, cuando el Cristianismo fue proclamado como religión oficial del Imperio Romano, fue prohibido el culto pagano y se inició el combate contra el arrianismo.

Con la convocatoria del Primer Concilio Ecuménico de Constantinopla, este tema entró en debate y surgió la confirmación definitiva del dogma de la Santísima Trinidad, herencia de las viejas creencias de los sumerios, chinos, babilonios, hindúes y egipcios, entre otros.

LEER MÁS 

“YO LEO EN LOS DESTINOS” PASCAL FORTUNY (1872 – 1962)

feliz-jueves-297.jpgVBN

*****************pascualmmm

“YO LEO EN LOS DESTINOS” PASCAL FORTUNY (1872 – 1962)

FABIENNE TOUZET

Para la época en que Pascal Forthuny escribió ese libro, hacía casi veinte años que se codeaba con ilustres personajes que trataban de elucidar el enigma psicológico que era para ellos la clarividencia. Sus amigos eran metapsíquicos como Charles Richet (autor del Tratado de Metapsíquica), el doctor Eugène Osty (director del instituto Metapsíquico) sucesor de Gustave Geley, René Sudre (autor de la Introducción a la metapsíquica humana). Pero, ¿qué es la metapsíquica?

Nos dice Pascal Forthuny que su campo de estudio es el infinitamente vasto de los planos trascendentes del psiquismo, en el marco estrictamente humano, con exclusión de lo sobrenatural. Para Charles Richet, ella tiene por objeto el examen de los fenómenos mecánicos o psicológicos, debidos a fuerzas que parecen inteligentes o a poderes desconocidos latentes en la inteligencia humana. Aquí estamos lejos de la aceptación de las manifestaciones espíritas y eso es muy lamentable. Por otra parte, Pascal Forthuny parece atemorizado por esta particularidad aún inexplicable que le permite conocer lo desconocido en el pasado, el presente y con frecuencia el porvenir, por medios externos a los medios normales del conocimiento.

Para él, esa facultad está lejos de ser inusual y piensa que el porvenir probará que si en ciertos individuos, puede estar dormida, en otros puede nacer gracias a factores dinámicos o intelectuales que pertenecen normalmente a los hombres. Sin embargo, para la época, en los medios científicos, ¡se hablaba más bien de histeria! Entonces, ¿Pascal Forthuny

LEER MÁS

LA CLARIVIDENCIA EN EL CÍRCULO (JEAN – LOUIS PETIT)

YAs0wMs0abA3jyZtdrKm9Tl72eJkfbmt4t8yenImKBVvK0kTmF0xjctABnaLJIm9

LA CLARIVIDENCIA EN EL CÍRCULO

 

JEAN – LOUIS  PETIT

Desde que el hombre vive en sociedad, con frecuencia se siente agobiado por su destino. Guerras, tornados o inundaciones, hambrunas y enfermedades son el premio demasiado frecuente de una vida que a él le gustaría  manejar; a menudo la angustia del día siguiente forma parte de su cotidianidad. En todos los tiempos pues, ha deseado conocer su porvenir y le ha parecido útil consultar a los oráculos para tratar de saber si los dioses favorecen el proyecto que lleva en él.

Los que tienen la capacidad de ver claro en el porvenir,  o al menos los que pretenden hacerlo, siempre han sido mimados y venerados. No es nada sorprendente que también nuestra sociedad, que se pretende racional y científica, aún tolere en su seno vidente, echador de cartas o de horóscopos y marabutos capaces de recuperar los afectos perdidos. Globalmente, nuestra sociedad sabe que es explotada por un número incalculable de charlatanes de todo género. Y sin embargo, siguen prosperando los gabinetes de videncia pagada.

¿Es preciso deducir de ello que esta credulidad es ampliamente infundada? Aparentemente no, puesto que cada uno de nosotros sabe o ha oído hablar de clarividentes muy reales, capaces de leer

LEER MÁS 

TERAPIAS Y ATENCIONES ESPÍRITAS A D R I E N P I E R S A N T I

qwsdfcvbbbb

**************************nina-meditando

TERAPIAS Y ATENCIONES ESPÍRITAS

A D R I E N     P I E R S A N T I

DESARROLLO Y APLICACIÓN DE LA PSICOMETRÍA

 

La facultad psicométrica me fue revelada en 1993,  durante una sesión de escritura automática en el seno de la asociación. Poseía pues ese potencial que tenía que desarrollar hasta ser operativo. Ese trabajo se realiza en presencia de otros espíritas que también tienen una facultad revelada por desarrollar. Las sesiones experimentales son semanales. Personalmente, la tarea no fue tan simple como lo había pensado. En efecto, antes de comenzar mi desarrollo, me había imaginado cómo se desarrollaría, de qué manera iba a “ver” al contacto de un objeto, de una piedra, etc. Por meses no vi nada. Me parecía que estaba bien concentrado, bien preparado, sin embargo nada sucedía. Hasta el día en que comprendí que si nada pasaba, era simplemente porque yo esperaba que pasara como yo pensaba que debía pasar. Y entonces creaba una especie de bloqueo. A partir de esa comprobación, aprendí progresivamente a abandonarme, a hacer el vacío, a entrar en contacto con el objeto.

 

Entonces, progresivamente comencé a “ver” formas, a tener impresiones. Incluso, a veces me ocurrió que no veía nada pero habíamos aprendido que a pesar de eso el desarrollo continuaba. Con el transcurso de las sesiones la psicometría se afinaba y se afirmaba. También me di cuenta de que hasta que no manifestaba lo que veía, no podía llegar a la información siguiente. Observé igualmente que era más atraído por los objetos que por los minerales, por ejemplo, objetos más o menos recientes que habían pertenecido a alguien y que por lo tanto están impregnados por la personalidad

LEER MÁS 

 

ghjklñññ

 

MADAME FRAYA (LA CLARAVIDENCIA) EMMANUEL LEPÊCHEUR

CDFRTGH

*************************10698465_776138432424966_2468271895893291791_n

MADAME FRAYA

(LA  CLARAVIDENCIA)

O UNA CLARIVIDENTE EN MEDIO DE LA HISTORIA

EMMANUEL LEPÊCHEUR

En este artículo, les propongo seguir el extraordinario destino de una mujer que dedicó su vida a la clarividencia leyendo las manos. Sus predicciones fueron de una exactitud sorprendente. Madame Fraya se forjó en su época una gran notoriedad que le permitió conocer celebridades como Pierre Loti o Jean Jaurès pasando por Marcel Proust, Lucien y Sacha Guitry.

Testas coronadas, artistas y políticos se apretujaban en su gabinete de videncia, situado en la rué Edimbourg de París, para conocer su porvenir. La señora Simone de Tervagne, periodista y amiga de Madame Fraya le dedicó, después de múltiples entrevistas, las obras Madame Fraya me dijo y Una vidente en el Elíseo.

Revelación de una misión

Natural del país vasco, proveniente de una familia acomodada, Valentine Dencausse (1871-1954), conocida con el seudónimo de Madame Fraya, fue una vidente francesa que practicó igualmente la grafología.

En su infancia, ningún signo particular dejó suponer en su familia que ella ejercería un día la profesión de vidente aunque su padre, un funcionario del Ministerio de Finanzas poseía a ratos ese “don” que le hacía presentir los acontecimientos futuros. De adolescente, más allá de sus estudios, manifestó un gusto apasionado por la música y pareció orientarse hacia una carrera de pianista. Sin embargo durante toda su juventud, un sueño no cesaba de

LEER MÁS 

 

EL AMIGO ESCRITOR (YVONNE PEREIRA)

amistad_126-300x296

***************************

3 guarda

************************6167

EL AMIGO ESCRITOR

YVONNE A. PEREIRA

“De nuevo subió el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos y le dijo:

Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás,  y a Él solo servirás. Y el diablo entonces le dejó; y he aquí  que llegaron los ángeles y le servían”. (1)

(Mateo, 4: 8 al 11).

Se acostumbra a exigir a los médiums los más ásperos testimonios antes que ellos se decidan a asumir la tarea, para prestarse a trabajos de grandes responsabilidades, como si en las labores mediúmnicas hubiese responsabilidades menores. La antigua iniciación que se exigía en las escuelas de Doctrinas Esotéricas –para formar a los oráculos, profetas, sacerdotisas, etc.– no es ciertamente, un mito, pues aún se hace necesaria en la actualidad, para garantizar que el intercambio entre la Tierra y el Mundo Invisible se ejerza con las mayores garantías de seguridad y facilidad.

No ignoramos que la Codificación espírita no trata de esa iniciación, pues popularizó la posibilidad del intercambio espiritual, declarando incluso, de manera tajante que, para comunicarse el hombre con los Espíritus “no hay necesidad de ninguna preparación o iniciación”. (2)

Realmente, para comunicarnos con los Espíritus

LEER MÁS