Archivo | octubre 2012

EL BUEN ESPIRITA 

(Amalia Domingo Soler)

 

Según nuestra querida y respetada Amalia Domingo Soler definía al buen espiritista no al que visita los centros donde puede satisfacer mejor su curiosidad, sino el que se une a una agrupación para prestar toda suerte de servicios a la misma y contribuir a que progrese en todos los sentidos tomando parte muy activa, según lo permitan sus fuerzas, tanto en la instrucción moral y material de sus asociados, como en lo de practicar obras de virtud, sosteniendo al desvalido y enseñando al que no sabe o al que sabe menos.

 

¿Qué meritos puede tener el espiritista que espera al día de la sesión para pasar un rato de simple espectador, aplaudiendo o murmurando después, de las facultades buenas o malas de los médiums, estableciendo comparaciones y fomentando la rivalidad entre los centros? Vale más, mucho más, dedicarse algunos días de la semana al estudio, que nos ha de llevar al conocimiento de lo que se debe hacer  en las sesiones, para su mayor progreso, acostumbrándose  a conocer ese mundo espiritual  que nos rodea constantemente; a saber salvar los escollos que tiene la práctica  del mediumnismo y saber distinguir a los espíritus que vienen con la misión de instruirnos, de los que solo acuden afectando diferentes formas con refinada hipocresía y con el deliberado propósito de poner la discordia entre los hermanos de una misma creencia.LEER MÁS 

 

Anuncios

EL HOMBRE JESÚS

EL HOMBRE JESÚS

 

En el proceso de la evolución, cada Espíritu desarrolla, etapa tras etapa, determinados valores que son innatos en él.

En una oportunidad perfecciona la inteligencia, en otra el sentimiento, más adelante la aptitud artística, buscando la perfección que sintetiza el logro de todos los bienes intelecto – morales.

Muchas veces, por afligirse al constatar las dificultades que enfrenta y que le impiden avanzar, se estanca, se desanima o se rebela.

La jornada es atrayente y la conquista de las victorias se produce mediante la inversión de los mejores esfuerzos, del interés y del empeño por conseguirlas.

Toda adquisición es el resultado de un afanoso trabajo.LEER MÁS 

LA FATALIDAD Y LOS PRESENTIMIENTOS

LA FATALIDAD Y LOS PRESENTIMIENTOS 

(Instrucciones dadas por san Luis)

En la  Revista Espirita de 1958

Un corresponsal escribe lo siguiente en la revista:

«En el mes de septiembre último, una embarcación menor, que  hacía la travesía de Dunkerque a Ostende, fue sorprendida por un  temporal durante la noche; el pequeño barco naufragó, y de las ocho  personas que lo ocupaban, cuatro perecieron; las otras cuatro, entre  las cuales me encontraba yo, consiguieron mantenerse sobre la  quilla. Permanecimos toda la noche en esa horrible posición, sin otra  perspectiva que la muerte, que nos parecía inevitable y de la cual  sentimos todas las angustias. Al amanecer, el viento nos había  empujado hacia la costa, y pudimos alcanzar la tierra a nado. 

«¿Por qué en ese peligro, igual para todos, sólo cuatro personas  han sucumbido? Notad que, por mi parte, es la sexta o la séptima  vez que escapo de un peligro tan inminente, y más o menos en las  mismas circunstancias. Soy realmente llevado a creer que una mano  invisible me protege. ¿Qué he hecho para esto? No sé gran cosa, no  tengo importancia ni utilidad en este mundo y no me jacto de valer  más que los otros; lejos de eso: había entre las víctimas del accidente  un digno eclesiástico –modelo de virtudes evangélicas– y una  venerable hermana de la congregación de San Vicente de Paúl, que  iban a cumplir una santa misión de caridad cristiana. La fatalidad  parece desempeñar un gran papel en mi destino. ¿No estarían allí los  Espíritus para alguna cosa? ¿Sería posible obtener de ellos una  explicación al respecto, preguntándoles, por ejemplo, si son ellos los  que provocan o desvían los peligros que nos amenazan?…» LEER MÁS 

¿DE QUE ESTA HECHO UN FANTASMA?

                  ¿De qué está    hecho un fantasma?

 

Tomado de Federación Espiritista Española

 

Wagner Alegretti, un ingeniero electrónico brasileño que lleva dos décadas consagrado al estudio de las formaciones ectoplasmáticas, defiende que éstas son sustancias que, supuestamente, se materializan durante algunas sesiones espiritistas, y podrían ser la clave para explicar algunos fenómenos paranormales. MÁS ALLÁ estuvo con él.

Miguel Seguí

“La masa blanquecina apareció de la boca de la médium, era como una prolongación de su lengua pero, al mismo tiempo, claramente diferente. Surgió lentamente de entre sus labios y fue tomando, poco a poco, la forma de un rostro. Algunos de los sorprendidos presentes lo reconocieron sin lugar a dudas, sus rasgos eran los de la persona que estaban convocando en esa sesión, fallecida tiempo atrás.”

Este es el relato de una clásica sesión de espiritismo que narra la supuesta aparición de un ectoplasma, una palabra acuñada en el siglo XIX por el premio Novel Charles Richet , profesor de fisiología de la Facultad de Medicina de París –y uno de los primeros estudiosos psíquicos, para denominar la sustancia exteriorizada por un médium. Se trata de una singular forma de lo que algunos investigadores definen como “energía densa”, que puede llegar a materializarse, y que muchos investigadores creen que tiene un importante papel en la producción de los fenómenos paranormales físicos. Es la sustancia de las materializaciones de “espíritus”, pero LEER MÁS

LA MORAL EN LOS MEDIUMS

LA MORAL EN LOS MEDIUMS

Mercedes Cruz Reyes

Nunca el médium  debe olvidar que los Espíritus buenos, asisten nada más que a los que sirven a Dios con humanidad y desinterés y que rechazan a todos aquellos que buscan en el camino del cielo un escabel para los logros de las cosas de la tierra.

El orgullo y la ambición son siempre una barrera entre el hombre y Dios; es un velo corrido ante los celestes destellos y Dios no puede servirse de un ciego para dar a comprender la luz.

La facultad de médium depende de su organismo, y esta es independiente de su moral. No sucede igual con el uso, que puede ser mas o menos bueno según las cualidades del médium.

Todo médium debe agradecer a Dios sus facultades puesto que hay almas que no las poseen, que carecen de ellas. ¿Si preguntamos a Dios porque da buena vista a los malhechores, destreza a los tramposos, elocuencia a aquellos que se sirven de ella para decir cosas malas?, igual podemos hacer con la mediúmnidad  ¿ por que  son dotados  de facultades personas indignas?.LEER  MÁS 

LA FRATERNIDAD

Debemos ver siempre en cada persona a uno de nuestros hermanos que merece nuestro cariño, nuestro respeto y nuestra consideración.

         Todos nosotros, hombres o mujeres, ricos o pobres, sabios o ignorantes, negros o blancos, somos hijos del mismo Padre, con los mismos derechos y las mismas responsabilidades.

         Ya sabemos que por ley de reencarnación ocuparemos todas las posiciones en la Tierra y necesitamos encarnar en todos los países y en todas las clases sociales. En cada país y en cada clase social aprendemos un poco,   para llegar a conocer todas las cosas de la Tierra.

         Ya tuvimos y todavía tendremos muchas patrias en la Tierra. En el futuro podremos nacer en otros países; y si en la actual encarnación pertenecemos a la raza blanca o a la negra, en otras podremos pertenecer a la amarilla o la cobriza.LEER MÁS 

 

EL ESPIRITISMO FRENTE AL MATERIALISMO

 

EL ESPIRITISMO FRENTE AL MATERIALISMO

El Espiritismo ofrece un fenómeno desconocido en la historia de la filosofía: La rapidez de su propagación. Ninguna otra doctrina presenta un caso similar. Cuando se advierte el progreso que se viene conquistando año tras año, sin ninguna presunción se puede prever la época en que ella será la creencia universal.

Todo cuanto los adversarios del Espiritismo han hecho para trabar su marcha, lejos de detenerlo, impulsó su progreso. Y se puede afirmar que, por todas partes, ese progreso está en relación con los ataques sufridos. El Espiritismo es una idea, y en cuanto idea, él camina y derrumba todos los obstáculos; no se la puede detener en las fronteras como un paquete de mercaderías. Se queman libros, pero no se pueden incinerar ideas; mas las mismas cenizas de aquéllos, llevadas por el viento hacen fecundar la tierra donde ella debe fructificar.

Sin embargo, no es suficiente lanzar una idea al mundo para que ella eche raíces. Es preciso que los Espíritus estén maduros para aceptarlas. Si llegan LEER MÁS