ENLACES DE LOS TEXTOS DEL SÁBADO 6 DE MARZO 2021 CON EL SERVIDOR ISSU

9º MENSAJES DE CHICO XAVIER EMMANUEL Y OTROS ESPÍRITUS

11º MENSAJES DE DIVERSOS AUTORES PARA REFLEXIONAR

A MIS HIJOS HUMBERTO DE CAMPOS CHICO XAVIER

AMOR IMPOSIBLE POR ADENAUER NOVAES

EL PEDIDO DE LA MADRE QUE PERDIÓ AL HIJO VARIADOS AUTORES

INVOCACIONES DIRECTAS HUMBERTO DE CAMPOS CHICO XAVIER

LO SUPERFLUO NO ES NECESARIO MERCEDES CRUZ REYES

VACUNA CONTRA EL DOLOR DIVALDO FRANCO

UNA NUEVA NORMA DIVALDO FRANCO B

MIS FELICITACIONES SINCERAS PARA EL 2021

MIS FELICITACIONES SINCERAS PARA EL 2021

El viejo año ahora está arrastrando su saco lleno de días, de acontecimientos que han hecho del 2020 un año difícil atiborrado de incertidumbres. Un año en el que muchos de nosotros hemos vivido con el corazón encogido en angustia, sin trabajo, sin la luz de la esperanza. Donde muchos desmanes y LA PANDEMIA han segado muchas vidas. El dolor no puede ser evitado, hay que considerarlo como un proceso natural de la evolución y encararlo como un instrumento de promoción del ser con relación a la vida, es la forma eficaz de lograr la alegría, superando sus mecanismos, desgastadores y los acontecimientos degradantes, que al no ser comprendidos y aceptados con equilibrio conducen a la infelicidad. También, hemos gozado de días felices y estos aunque de momento nos hicieron gozar, se recuerdan menos, pero si a través de una pantallita pudiésemos ver el  año que va a pasar y pudiéramos

LEER MÁS

EL PROGRESO A TRAVÉS DE LOS TIEMPOS

EL PROGRESO A TRAVÉS DE LOS TIEMPOS

León Denis

Libro: El Progreso

La idea que se hace de los primeros tiempos de la humanidad es generalmente falsa. Se creó, a propósito, una multitud de leyendas religiosas, leyendas de la edad de oro, del paraíso terrestre, bajo cuya narrativa nuestra infancia fue embalada.

La Ciencia hizo justicia de esas invenciones, encontró, en las camadas geológicas que componen la costra terrestre, los instrumentos y los objetos de que se servían los primeros hombres y, con el auxilio de esos restos, ella reconstituyo toda su existencia.

Esos primeros hombres eran lo que son aún hoy los salvajes de Oceanía. Vivian en lucha continúa con los animales feroces que pululaban por la Tierra, habitando cavernas o construyendo cabañas sobre estacas, por encima de los lagos.

LEER MÁS

QUE ES EL PROGRESO LEÓN DENIS

¿QUÉ ES EL PROGRESO?

León Denis

Libro: El Progreso

 El progreso es la aspiración a lo mejor, a lo bello, a lo bueno; Es la prueba de la existencia en nosotros de un principio superior, de algo grandioso, casi divino, que nos lleva a destinos superiores, que siempre nos lanza hacia adelante, dominios del pensamiento y la conciencia.

Es esa fuerza íntima y maravillosa que distingue al hombre de animal, el sagrado rey del mundo, dominador de la materia.

Desde el punto de vista social, el progreso es el camino hacia una estado de cosas cada vez más acorde con la justicia y la razón; es la aplicación, dentro de las sociedades humanas, de las leyes, de los principios capaces de realizar en ellos la mayor suma de orden, bienestar, libertad, fraternidad, para acercarlos lo más posible al estado de perfección. Esto es lo que es el ¡Progreso!

LEER MÁS

DESPERTAR POR EL DOLOR

DESPERTAR POR EL DOLOR: LA CRISIS GLOBAL DEL CORONAVIRUS Y LA TRANSICIÓN PLANETARIA

Por LEONARDO QUEIROZ LEITE

Los dolores del parto de la Nueva Era se intensifican, como hace mucho fue previsto por las escrituras, por los profetas y por el propio Consolador prometido por Cristo hace más de 2000 años. Un mundo nuevo está siendo gestado: los tiempos son llegados y ahí está, para aquellos que tuvieran “ojos para ver y oídos para oír”. Eso ocurre porque la inexorable Ley de Progreso se cumple y, para que efectivamente se implemente en el planeta en este momento, cambios substanciales son necesarias y ya comienzan a ocurrir en condiciones jamás vivenciadas por la humanidad terrestre.

LEER MÁS

EL RACISMO ES UN DELITO

EL RACISMO ES DELITO

Los delitos raciales son muy comunes en el mundo en el que vivimos. Aunque es un acto que todo el mundo sabe que está prohibido, la gente lo hace a menudo sin siquiera darse cuenta. Este problema viene de hace mucho tiempo, pero aún es posible cambiarlo mediante el cambio de conciencia de cada uno. Hay muchas acciones contra el racismo pero no a todo el mundo le preocupa el tema.

El Día de la Conciencia Negra se celebra el 20 de noviembre, cuando murió Zumba de los Palmares, un gran líder negro de Brasil que luchó toda su vida por la liberación de la comunidad negra contra el sistema de esclavitud. Esta conmemoración es una forma de promover la importancia de la igualdad entre los pueblos, de celebrar la inclusión de los negros en la sociedad brasileña y de plantear varias preguntas sobre discriminación, racismo y cultura afrobrasileña, así como debates que buscan valorar la cultura africana. ¡En este día, no guardes silencio!

 Es difícil creer que, en el siglo XXI, con una tecnología tan avanzada, algunos pensamientos todavía estén tan atrasados. Un prejuicio tan arcaico como el racismo sigue siendo un problema cotidiano en nuestra sociedad, estructurado en unas costumbres o palabras y demostrando que necesitamos de construirnos cuanto antes. La intolerancia debe combatirse día tras día, y la lucha está lejos de terminar. Entre tantas opresiones que todavía sufren las personas no blancas, muchas todavía no son tomadas en serio. El Día Nacional de Lucha contra el Racismo vino para resaltar la necesidad de una reparación histórica y crear conciencia sobre todos estos déficits sociales que aún tenemos que superar.

Además, la mayoría de la gente cree que no es racista, pero sus acciones dicen mucho más que sus palabras.

Por mucho que toda la historia de violencia y prejuicio racial haya causado un daño severo a la población negra, esto no fue motivo para desanimarse y dar voz a líderes que contribuyeron mucho al antirracismo.

Es necesario repudiar y denunciar las prácticas racistas todos los días, pues ellas están en todas partes. Difundir el principio de respeto e igualdad también está a nuestro alcance y debemos hacer algo para que cada vez más personas conozcan y se involucren en el tema.

La música es un arte muy poderoso. Especialmente cuando lo utilizan artistas negros increíbles que reconocen la importancia de crear conciencia sobre los prejuicios a través de su trabajo.

Preocuparse por el género, la raza, la religión o cualquier aspecto que forme parte de la vida de otra persona es dejar de lado la oportunidad de conocer mejor a este ser humano. Los tiempos han cambiado. No te quedes quieto mientras el mundo exterior evoluciona.

Todos somos diferentes, pero todos somos humanos. Todos sentimos la vida, todos queremos la felicidad. ¡Todos somos diferentes y, sin embargo, seguimos siendo esencialmente iguales!

Ser negro en un país que comenzó su historia siendo colonizado y esclavizando africanos para trabajar en condiciones infrahumanas no es fácil. Fueron unos 300 años de opresión, prejuicios y estereotipos. Muchos perduran hoy. Hay mucho por hacer. Es necesario revisar las concepciones en todas las áreas. Es inaceptable que con tanto avance en el conocimiento, el ser humano todavía tenga una postura de discriminación. Los negros no deberían ser golpeados. Es necesario mostrar la fuerza y la belleza de ser quienes son, después de todo, lo que diferencia a las personas es también lo que las enriquece.

La opresión estructural que afecta a los negros es un problema mundial y aún no se ha tomado con la seriedad necesaria. Necesitamos políticas públicas bien estructuradas para combatir el racismo; necesitamos una nueva conciencia de toda la sociedad. Pero, sobre todo, necesitamos que los negros reconozcan la importancia que tienen para la sociedad y para la formación de una nueva realidad, cada vez más justa e igualitaria. Así que comparte todo el orgullo que sientes por ser una persona negra y demuestra que tus orígenes no son motivo de vergüenza. ¡Lucha por un mundo mejor e inspira a otros a hacer lo mismo!

Por mucho que exista el racismo, es posible recordar que hay personas que luchan por él, no necesariamente negros, ¡los blancos también ayudan en este proceso con la concienciación del otro! Por lo tanto, es importante darse cuenta de la cantidad de buenas personas que pueden realizar este cambio. El mundo todavía tiene esperanza y es a través de estas personas que cambiará.

“Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel. La gente aprende a odiar. También se les puede enseñar a amar. El amor llega más naturalmente al corazón humano que lo contrario”. — Nelson Mandela.

EL PAN DEL CIELO

 EL PAN DEL CIELO

Mercedes Cruz

El culto del Evangelio en el hogar, es una oportunidad para todos tener en casa en el preciso instante que elijamos para tal menester, a Jesús, que  acude a nuestra llamada y observa como miembro amado de nuestra familia  esos minutos para escuchar nuestros cuidados, que son muy diferentes en cada hogar.

Hasta que se consigue formalizar esa visita pasa tiempo, porque Jesús tiene el don de la Ubicuidad, pero lamentablemente los que no lo tienen somos todos nosotros que por distintas razones, nos cuesta reunir a la familia y que todos compartan de esa cita, tan importante  que no todos sabemos  apreciar.

Nunca estamos solos, siempre estamos acompañados por nuestro amigo fiel “ángel de la guarda que vela por nosotros”  pero la mayoría de los hermanos como no lo vemos con los ojos de la carne, no apreciamos su dedicación a nosotros, sus desvelos, su aportación de ideas a través de nuestro pensamiento todo para inducirnos al bien y que no procuremos por nuestro mal actuar, deudas más grandes.

No todos los que deben en la vida, consiguen pagar sus deudas, muchos por sus ideas descabelladas en conseguirlo, adquieren mayores débitos, los solemos llamar tramposos en el mundo material, en el espiritual ignorantes que no escuchan la voz del buen sentido. Para acostumbrarnos a oír y atender las insinuaciones de los buenos espíritus, hemos de espiritualizarnos, y el Evangelio en el Hogar es un medio de empezar a hacerlo. Porque instituimos en la familia, un tiempo, un apartado para poder comunicarnos con el Maestro y aprender  a hablar con Él, que nos escucha paciente y a través de Su influencia y vibraciones además de la de los Buenos Espíritus nos dedican Su tiempo desinteresado.

El que no podamos conseguir esa homogeneidad  en reunir a nuestros familiares, cosa que no siempre está a nuestro alcance, debe desanimarnos,  podemos empezar esa relación  solo con nosotros y Jesús además de los espíritus que en todo momento  están a nuestro alrededor, en nuestra misma sintonía y que aprenden con nosotros. Ellos muy respetuosos y formales, los trabajadores invisibles se sientan respetuosos a la mesa, donde nosotros  realizamos ese culto al Evangelio en nuestro hogar.

Es una visita seria y formal, donde podemos lograr luminosidad en nuestras casas, dicen que observados desde el plano espiritual muchos son focos de luz intensa donde se benefician todos  los de alrededor y  donde es repartido  si está en el  santo designio de Dios que recibamos el  pan para alimentar nuestros atribulados espíritus y  más luz, permitiendo Jesús que tengamos bastante comprensión  del trabajo evangélico!

La esfera carnal donde vivimos está repleta de irreflexiones de toda suerte. Pocas criaturas comienzan a reflexionar seriamente en la vida y en los deberes, antes del lecho de la muerte física. Existen hombres y mujeres, con mayores responsabilidades, en todos los barrios, que evidencian pasiones nefastas y destructoras en el campo de los sentimientos, de los negocios, de las relaciones sociales. Las mentes desequilibradas por la irreflexión permanecen, en este mundo, casi por todas partes. Es que nosotros nos hemos descuidado de las cosas pequeñas. Grande es el océano, y minúscula la gota, pero el océano, tan sólo es, la masa de las gotas reunidas. Nos habla el Maestro, con su divino simbolismo, de la semilla de mostaza. Recordemos que el campo de nuestro corazón está lleno de yerbas espinosas, demorándose, tal vez, desde hace muchos siglos, en terrible esterilidad. Naturalmente, no debemos esperar cosechas milagrosas. Es indispensable barbechar la tierra y cuidar de la plantación. La semilla de mostaza, a la que se refiere Jesús, constituyó el gesto, la palabra, el pensamiento de la criatura humana. Hay muchas personas que hablan bastante de humildad pero nunca revelan un gesto de obediencia. Jamás realizaremos la bondad, sin que comencemos a ser buenos. Algo pequeño ha de ser hecho, antes que edifiquemos las grandes cosas. El Señor enseñó muchas veces, que el reino de los cielos está dentro de nosotros. Por lo tanto, es en nosotros mismos donde debemos desenvolver el máximo trabajo de realización divina, sin el cual no pasaremos de grandes irreflexivos. Pese a todo, no debemos olvidar que  El Maestro no nos desampara, nos sigue amorosamente, nos inspira el corazón. ¡Sobre todo, tengamos confianza y alegría!

Y confiados y alegres por haber instituido el Evangelio en el hogar, no olvidemos que como espíritus formales, hemos de  recibir la visita del Señor, con amor y desinterés, para que Él como  dador de Vida y Luz, nos la ofrezca por merecimientos  y según necesidades no por el interés en conseguir favores y peticiones ostentosas que nos hacen parecernos a los siervos interesados.

Amigos os deseo un lindo miércoles y que Dios nos bendiga y nos dé el Pan del espíritu, para que satisfechos y alegres podamos compartirlo con los de nuestro alrededor. Merchita  

MENSAJES DE CHICO XAVIER XXII

NO TE ENTREGUES AL DOLOR

CHICO XAVIER

Emmanuel e Chico Xavier

  No te olvides de la enseñanza del Maestro:

“Hijo, ve a trabajar hoy en mi viña”.

Si el dolor te visita el corazón, improvisando tempestades de lágrimas en tu campo interior, no te confíes al incendio del desespero, ni al hielo de la lamentación.Recuerda el tesoro del tiempo, retírate de la amargura que te ocupa, indebidamente, y trabaja sirviendo. El trabajo es un refugio

LEER MÁS

ESPIRITISMO FARO LIBERTADOR DEL ESPIRITU

ESPIRITISMO FARO

LIBERTADOR DEL ESPÍRITU

Mercedes Cruz Reyes

El Espiritismo es el faro que nos ilumina el camino, dedicados al estudio de sus obras poco a poco la vida se nos presenta menos difícil y las cosas esclarecidas por las voces de los Espíritus en el libro de los Espíritus nos hacen reflexionar y meditar antes de hacer las cosas.

Cuando el hombre venga de donde venga, entra en el Espiritismo, se abre ante él un amplio campo de investigaciones, que de momento, no se da cuenta de tamaña grandiosidad. A medida que va ampliando sus estudios y sus experiencias, más ancha se torna la perspectiva de lo que antes le era desconocido, y en todo empieza a ver la grandeza de Dios.

Entonces ve lo que el significa en la Creación, comprende que su vida es eterna y que no se encuentra aquí por acaso, comprende que jamás será abandonado que está ligado a una ley que abarca a todos los seres humanos y que con ellos alcanzará por sus esfuerzos, más tarde o más temprano, su felicidad, su belleza y su sabiduría. Comprende que el tiempo que tarde, depende únicamente de él, que un día será atraído por el amor universal, pasando a formar parte de la gran familia de los espíritus felices, que gozan y trabajan en el plano del amor divino.

Dios estableció sus leyes y las puso, con toda la creación, a disposición de todos sus hijos. A nosotros compete alcanzarlo.

El espirita debe portarse delante de Dios como un buen hijo, agradeciéndole el que le haya creado.

Debe respetar la grandeza de su creador, adorar su Omnipotencia, amarlo por su Sublimidad.

Y ese respeto, esa adoración, ese amor, esa gratitud, deben ser manifestados al Todopoderoso tanto como sea posible, para que así atraigamos su influencia y la de los buenos espíritus , que nos es muy necesaria por nuestro atraso, en este mundo donde imperan la ignorancia y el dolor.

Para alcanzar esa gran moralidad que necesitamos, para cumplir bien nuestra misión, tener paz en la Tierra y conseguir alguna felicidad en el espacio, debe el espirita cumplir la ley divina. Esa ley divina está en el Evangelio y el espirita debe saberla de memoria, porque ¿Cómo aplicar esa ley sin conocerla?

Para el espirita el Evangelio no debe ser letra muerta, y si una ley vigente en todos los tiempos, en todas las edades. Debe ser un admirador del Maestro, estudiando sus palabras, su moral, su ley, sus sacrificios, su abnegación, su amor, su prudencia y, sobre todo, su elevadísima misión ya que esta contiene dos puntos esenciales, que son de capital importancia. La primera y que el espirita debe fijar en su mente es la de que ha de conocer la ley divina para cumplirla. El otro objetivo de capital interés para el bien de nuestro espíritu; que es el consuelo, la resignación y la paciencia que El nos puede inspirar.

Todos estamos en la Tierra para ser probados. Y muchos de expiación. Por eso el espirita a de amar al Señor; debe admirarlo y seguirlo hasta donde le sea posible; en sus leyes y en sus ejemplos; pues así evitará que puedan acarrear la tribulación en esta vida y el sufrimiento en el espacio.

Todo espirita debe portarse con la mayor humildad posible, frente a sus hermanos. La humildad es siempre un ejemplo de buenas manera, jamás nos compromete, ni es causa de disturbios ni de riñas. Esa humildad no debe ser nunca fingida, sino leal y sincera, siempre dispuesta a servir, debiéndose considerar inferior a sus hermanos, a de ser el servidor de todos. Nunca ara alardes de saber, ni de poseer facultades y menos de considerarlas extraordinarias, exponiéndolas siempre de manera prudente, sensata y con oportunidad.

Todo espirita debe ser caritativo, no abandonando a su hermano en una crisis, ni en la dolencia ni en la miseria. Debe ser, la providencia terrena, sustentando en todo lo que pueda, a su hermano.

En los centros espíritas donde reinen el amor y la adoración al Padre, en espíritu y verdad; la admiración, el respeto, y el amor al Señor; la indulgencia la caridad y la humildad, no faltará la paz y armonía entre los hermanos. Por el contrario, su vida se deslizará más tranquila, sentirán el alma leve y alegre, porque muchas veces recibieran la influencia de los Buenos Espíritus. Harán un gran progreso y tendrán una recompensa en el mundo espiritual, más de lo que pueden calcular.

Meditemos en las lecciones del Evangelio, todo a nuestro alrededor debe ser armonizado por nuestra conducta ejemplar y nuestra palabra esclarecedora.

Somos instrumentos de la divinidad, trabajando en la mies del Señor, y por muy pequeña que sea nuestra aportación dentro de la Doctrina, hemos de procurar sea siempre ejercida con conocimiento de causa

ASISTENCIA ESPIRITUAL AL OTRO LADO DE LA VIDA

ASISTENCIA ESPIRITUAL AL OTRO LADO DE LA VIDA

Mercedes Cruz

Dice Chico Xavier a través de André Luiz, en el Libro “Entre la Tierra y el Cielo” nos dice que, en el plano espiritual compañeros laboriosos llevan a los hermanos más enfermos, ligados aun al cuerpo de la Tierra, para que encuentren recuperación y descanso. Enfermeros y amigos desencarnados se desvelan en la reconstitución de las energías de sus tutelados.  Como ocurre con la montaña arbolada, la atmosfera marina permanece impregnada de infinitos recursos de vitalidad de la Naturaleza.  El oxigeno sin macula, unido a las emanaciones del planeta, se convierte en precioso alimento de nuestra organización espiritual, principalmente cuando todavía nos encontramos directa o indirectamente asociados a los fluidos de la materia más densa.

La obra asistencial de los espíritus amigos, es maravillosa, cuando la criatura se desprende parcialmente de la carne. Actuando en los centros del periespiritu, muchas veces alteran el cuerpo somático, de una forma graduada. Grandes males son así corregidos y enormes renovaciones realizadas.  Mayormente cuando encontramos el servicio de la oración en la mente enriquecida por la fe transformadora, facilitando así la intervención por la pasividad del campo en el que operan, la tarea de socorro concretiza verdaderos milagros. El cuerpo físico es mantenido por el cuerpo espiritual a cuyo molde se ajusta, y, de ese modo, la influencia sobre el organismo sutil es decisiva por la envoltura de la carne, en la que la mente se manifiesta.

Gracias a la colaboración de estos compañeros laboriosos, cual enfermeros dedicados que cuidan con esmero a los pacientes, despertaran más serenos y más confortados. Repitiendo las excursiones, noche tras noche, se irán habituando a la idea de su partida, transmitiendo a sus familiares resignación y valor para el trance de la separación. Poco a poco se irán desligando de la carne enfermiza, acentuando la luz interior de su conciencias, con el fin de separarse del ambiente que les es querido, como quien encuentra en la muerte física  valiosa liberación para un servicio más ennoblecido, y así en poco tiempo  muestran admirable preparación  para emprender el nuevo camino.

La larga enfermedad es una bendición desconocida entre los hombres, constituye valioso curso preparatorio del alma para la liberación. Sin molestia dilatada, es muy difícil el éxito rápido en el trabajo de la muerte.

 Para poder vivir en paz el Maestro nos aconseja disculpar las faltas del prójimo, quien no sabe deshacerse de los contratiempos de la vida, no puede separarse del mal. Una persona que está detenida en recuerdos desagradables camina siempre con la irritación permanente. Si inmovilizamos el pensamiento en la impaciencia o en la rebeldía, podréis hacer cosas peores, afligiendo a los que moran a vuestro alrededor. Nadie estima la compañía de aquellos que solamente derraman de sí mismos el vinagre de la queja o de la censura.

Nadie quiere beber agua de un cántaro lleno de lodo. Tratándose de nuestras necesidades, el alma que no perdona, reteniendo el mal consigo, se asemeja al vaso lleno de barro y de hiel. No es alguien capacitado para ayudar a reconfortar los corazones, no es alguien que pueda vencer las dificultades de la vida. Si nos ponemos en manos de un compañero de esa especie, casi siempre nuestra pena queda mayor. Por eso mismo, Jesús nos aconsejo perdonar infinitamente, para que el amor, en nuestro espíritu, sea como el Sol brillando en casa limpia.

El espíritu reencarnado carga con gran inquietud, mayormente cuando está despierto para la belleza de la vida superior, sin embargo es necesario sepa bendecir la oportunidad de servir, sin desmerecerla jamás. Aun nos encontramos muy lejos de nuestra redención total, todos con alternativas más o menos largas, debemos abrazar la lucha en la carne, para solventar con dignidad nuestros viejos compromisos. Somos viajeros en los milenios incesantes. Ayer fuimos auxiliados y hoy nos toca auxiliar.

Es por el trabajo que nos despojamos poco a poco de las imperfecciones. ¡Somos hijos de la eternidad, en movimiento hacia la gloria de la verdadera vida y solo por el trabajo, ajustado a la ley Divina, alcanzaremos el objetivo real de nuestra marcha!

En cualquier parte viviremos con los resultados de nuestras acciones, así como el árbol, en cualquier tipo de terreno, producirá conforme a la especie que este subordinado.

CONTAMINACIÓN ESPIRITUAL

CONTAMINACIÓN ESPIRITUAL


Juan Marcus/ del libro “Candelas en la Noche Oscura
De repente, despertó en el mundo entero una aguda consciencia del
problema de la contaminación. Descubrieron, al final, los hombres,
que están envenenando de mil formas diferentes el planeta en que
vivemos. Los mares, que abrigaron las primeras formas de vida y
que seguirán, a través de incontables milenios, estimulando y
sustentando la vida en sus múltiples manifestaciones, se
convertirán, en las décadas finales de este siglo, en vastísimas y
mudas latas de basura, donde los ríos también serán vertederos
contaminados, ya que cada minuto, se vierten en ellos cantidades
incalculables de detritos, putrefacción.
En las grandes ciudades, está contaminado el aire que respiramos.
Partículas invisibles de venenos de toda suerte flotan en la
atmósfera y nos invaden el organismo indefenso. El motor de
explosión, la base de todo el sistema de transporte moderno,
expulsa, día y noche, grandes cantidades de gases de alto poder
tóxico. Siguen siendo esos motores infernales, que se han vuelto
prácticamente indispensables para el reflujo y reflujo de las masas
humanas, que han agravado el calamitoso problema del ruido
urbano. Ese nueva forma de contaminación, llamada auditiva, nos
atormenta de día y nos pone nerviosos de noche, precipitando crisis
psíquicas ya tan comunes en los seres que vive

LEER MÁS

UN POCO MÁS DE LUZ

UN POCO MÁS DE LUZ

Mercedes Cruz Reyes

DIOS es Padre de todos nosotros, nos espera, y sabemos que tenemos todo el tiempo que queramos para llegar a Él. Conocerle es fácil siempre que te inclines ante Él y cumplas Su Voluntad.

La luz no viene de fuera hacia dentro, sino de dentro hacia fuera, Todos nacemos con luz propia, todos tenemos la capacidad de brillar, sin embargo, ese sol con el que venimos al mundo pierde fuerza a veces por nubes pasajeras, o por la influencia de otros que son capaces de apagarnos un poco cada día.

Cuando nuestra vida está encendida brillamos tanto que podemos irradiar esos rayos desde el alma.

Una de las formas de encontrar ese faro consiste en buscar a Dios. Su palabra nos puede cambiar para bien, siempre y cuando decidamos seguirlo.

Él es, el Señor, de la vida.

Tú, Señor, das amor.

Todo el mundo está dentro de tu vida y de tu amor. Los ciegos hombres te combaten y te dan las espaldas y en su ignorancia sólo encuentran el conflicto y la tribulación.

No saben que en Ti se encontrarán y que hacia Ti algún día andarán por el mundo, alegres y dichosos.

Tú, mientras, esperas. Esperas por la liberación de los seres humanos. Que el amor en ellos surja y que, por ese amor, al fin Te reconozcan.

Eres inmenso, Dios, en tu universal amor, tu bondad para todos no reconoce límites; tu vida no se detiene en animar. Trabajas y sabes esperar.

Uno a uno, todos iremos hacia Ti. Uno por uno, te iremos conociendo hasta ser todos “una misma cosa” en Ti, como Cristo dijera, quedando todo iluminado.

Señor, Tú eres la verdad.

La luz es Una. Ella se difunde en todas direcciones tratando de llegar al alma humana. Si tu corazón responde a esta común aspiración de vivir la espiritualidad que alienta en los verdaderos discípulos de la Luz, serás uno más en las filas de la fraternidad que trabaja silenciosamente por la evolución del mundo.

Antes de llegar al umbral de la Luz, hay un mundo de ilusión y de mentira; es la farsa de la vida desarrollada por los espíritus que van y vienen y que aún no han aprendido.

Ese mundo atrae a las almas incautas, hipnotiza, hace desear y vuelve al hombre un monstruo de dureza y egoísmo, vuelto contra sus mismos hermanos, cuando no indiferente, cruzado de brazos con “él no me importa” o el cauteloso temor a la bondad que paraliza el amor.

Esa vida falsa engaña y trata de matar la vida verdadera; pero sólo la asfixia. Porque ella sigue creciendo así en el fondo de las tempestades y en el silencio de las calmas como en lo más hondo de los sufrimientos.

Toda esa vida insincera, rutinaria, egoísta e indiferente es tinieblas. Es un juego fatídico que llevan los hombres para ver quién sale más ganancioso. Pero es una ilusión más, porque al fin el espíritu se da cuenta que nada de la Tierra, ni los placeres ni el odio o la venganza, ni el dinero y el boato, ni aun la inteligencia utilizada con fines personales, le  pueden dar la paz, ni la tranquilidad de espíritu, ni la armonía interna.

En ese grado es cuando surge el hastío, el cansancio y el desaliento ante la superficialidad y el egoísmo de la vida pobre que hasta entonces se había llevado. Y en el silencio del corazón ocurre el primer estremecimiento de la vida verdadera, que ansía luz de amor y de conocimiento real y que se traduce en una palabra: despertar.

Si has llegado hasta ese grado de conciencia, te habrás acercado a los umbrales de la Luz Divina. Traspásalos. Estás ante ellos. Un recto Sendero de alegría y de infinitas esperanzas te conduce a la redención.

Extraído    del libro: Luz Inextinguible del                                                                    Dr. Armando Torras

¡AMOR INCONMENSURABLE AMOR! MERCEDES CRUZ

¡AMOR INCONMENSURABLE AMOR!

Mercedes Cruz Reyes

“El equipo familiar en el mundo no siempre es un jardín de flores. A veces, es una espina de preocupaciones y de angustias, reclamándonos sacrificio. Con todo, aunque necesitemos de firmeza en las actitudes  para la temperancia de la afectividad que nos es propia, jamás conseguiremos sanar las heridas de nuestro ambiente particular con el látigo de la violencia o con el emplasto de la dejadez.

El amor en el nido doméstico es un bálsamo reparador para todas las heridas, para aliviar todos los dolores, para armonizar todas las circunstancias que se puedan dar,  es la fuerza que lo puede todo. Solo por el amor se salvará el hombre.

El amor fortalece y perfecciona.

El conocimiento puede muy poco, comparado con lo mucho que el amor pude siempre.

El fundamento de la obra divina es de amor inconmensurable.

Debemos aprender a amar, para adquirir el poder de transformar almas.  El Señor nos enseño que la verdadera libertad es la que nace de la perfecta obediencia a Sus leyes sublimes, y que solo el amor tiene suficiente poder para salvar, elevar y redimir.

El dolor expande la vida, el sacrificio la libera. El martirio es problema de origen divino. Intentando resolverlo, el espíritu puede elevarse al pináculo resplandeciente o precipitarse en el abismo tenebroso, al retirar del sufrimiento el óleo de la paciencia, con la que se enciende la luz para vencer las tinieblas, otros extraen  piedras y espinas revueltas, con las que se despeñan en las sombras de los precipicios.

 El corazón que ama está lleno de poder renovador.

El conocimiento no basta, el hombre ha de estar animado por la fuerza divina, que fluye del ayuno por la renuncia, y de la luz de la oración que nace del amor universal.

Las palabras que dirigimos  pueden ser frías y no llegar a ninguna parte, pero cuando, le ponemos sentimiento, de amor y de cariño, de paz y buenos deseos, ellas siempre emocionan, conmueven, sensibilizan, porque el amor es la fuerza de Dios en los hombres.

Es la chispa que prende al hombre a sus hermanos, y lo devuelve al foco inmensurable y divino, al seno de Dios,   que es el manantial  de donde parten las sublimes emanaciones para fortalecer al hombre. El amor del Padre es la fuerza que nos impulsa en este mundo a procurar crecer para llegar a El.

No hay fortuna más grande que la conciencia tranquila. Solamente cuando nos sumergimos en el total eclipse del amor y de la razón, huyendo deliberadamente  de los procesos del socorro divino, manteniéndonos en las tinieblas competas del odio y de la negación, nos enfrentamos  con absoluta dificultad de recibir influencias salvadoras; entonces, deberemos esperar los atritos crueles del tiempo, aliados a las fuerzas, de carácter impulsivo, de las leyes universales.

El amor y la confianza no constituyen obras de improviso, nacen bajo la bendición divina, crecen con la  lucha y se consolidan con los siglos. Es más noble dar que recibir, más bello amar que ser amado, más divino sacrificarse que arrancar sacrificios ajenos.

El amor conduce a nuevos caminos, ennoblece y fortalece; hace del hombre un guerrero que lucha sin tregua por su objetivo; es la mayor fuerza que el hombre puede poseer en sí; por eso ir en su búsqueda, instalarlo en el corazón es el mayor bien que podemos procurar para nuestro “yo”, la mejor medicina, el mejor antídoto.

El amor es la fuerza que nos despierta todos los días y hace percibir que la vida es bella a pesar de pesares, la fuerza que nos hace vivir y contagiar el día de quien se ama.

LUZ PARA TODOS EMMANUEL CHICO XAVIER

LUZ PARA TODOS

 Emmanuel

¿Están los principios espiritas dirigidos a la segregación para uso exclusivo de aquellos hermanos que cargan pruebas vivibles en el plano material?

Encontramos con frecuencia, en la Tierra, quien  supone  deba ser la nueva revelación limitada al trabajo a favor  de los que sufren la penuria del cuerpo, bajo pena de perder la propia simplicidad.

¿Entretanto, la fulguración solar será menos luz cuando  clarea  el recôncavo de un valle y la parte superior de un rascacielos, al mismo tiempo? ¿Y, acaso, la fuente disminuirá en su grandeza por dejarse canalizar en servicio a la gran ciudad, después de haber saciado la sed  a los hogares del campo?

************************

De cierto, el mensaje de la vida mayor tiene significación más inmediata en auxilio a cuantos  se ven en el mundo  en dificultades abiertas, sea en el suelo de las exigencias primarias de la naturaleza  o de la sombra de grandes tribulaciones en que la inconformidad los compete a tornarse francamente infelices. Imperioso, sin embargo, pensar en aquellos otros compañeros de la humanidad que la vida situó en otros sectores.

No es la cara externa de la criatura lo que determina el grado de la necesidad espiritual.

Nos duele ver las manos que se nos extienden en las calles, a la cata de pan; no en tanto, será justo, igualmente, comprender los obstáculos de aquellos que se afanan en el servicio para que haya pan, tanto  como sea posible, en la mesa de todos

Nos aflige registrar los obstáculos del amigo en profesión silenciosa, cuyo salario no le satisface  todos los requisitos de la vida simple, más no nos será licito olvidar los óbices de aquellos que se atormentan en la orientación de la oficina, para que el trabajo no se perturbe o escasee.

Nos amargamos al ver a diversos hermanos, acomodados  en los pajares humildes que les sirven de residencia, con todo, no podemos desconocer los impedimentos de aquellos otros que encanecen en las administraciones, construyendo caminos al progreso y trazando horizontes para el confort general.

Nos sensibiliza el martirio de las madres que vaguean en las vías públicas para la búsqueda de socorro para hijitos enfermos; entretanto, sería injusto desconsiderar el sufrimiento de aquellas otras que se aniquilan, poco a poco, dentro de casa, en posición de incesante sacrificio, para sustentar a los descendientes, de modo para que la dignidad humana pueda honrosamente sobrevivir.

***************************

Reflexionemos en el conjunto de los problemas humanos  y a nadie desheredemos de la verdad y del amor, una vez que cualquier situación pertenece a Dios y,  según a nuestras necesidades, es natural que Dios nos atienda a cada uno.

LA GLORIA DE CRISTO

LA GLORIA DE CRISTO

Los que caminan con Cristo, buscan alcanzar la Gloria, pero hay que analizar y saber cuál es la verdadera gloria y para profundizar en el tema vamos a examinar las palabras de Pablo a los Corintios: “Porque nuestra gloria es ésta: el testimonio de nuestra conciencia.” – Pablo. (I I Corintios, 1:12)

Desde las tribus salvajes, que precedieron a la organización de las familias humanas, ha sido la Tierra gran palco utilizado en la exhibición de las glorias pasajeras. La competición intensifico la búsqueda de títulos honoríficos transitorios.

La promesa de la gloria, don extraordinario posible tan sólo por la obra de Cristo, significa que algunos de nosotros, aquellos que Él elija, pasarán el examen, recibirán aprobación, agradarán a Dios. Agradar a Dios… ser un ingrediente real de la felicidad divina… ser amado por Dios; no limitarse a ser un objeto de Su piedad, sino de Su gozo, de modo semejante a como el artista se deleita en su obra o el padre en su hijo. ¡Parece imposible!

 El mundo, desde hace mucho, conoce glorias sangrientas de la lucha homicida, glorias de la avaricia en los cofres de la fortuna muerta, del orgullo en los pergaminos blasonados e inútiles, de la vanidad en los placeres mentirosos que preceden al sepulcro; la ciencia cristaliza a las que le corresponden en las academias aisladas; y las religiones sectarias en sus pompas externas así como en sus expresiones del proselitismo.

La nostalgia sentida durante toda la vida, el anhelo de reunirnos en el universo con algo de lo que ahora nos sentimos separados, de estar tras la puerta vista siempre desde fuera no es, pues, mera fantasía neurótica, sino el más fiel exponente de nuestra situación real. Ser llamados a entrar supondría una gloria y unos honores muy superiores a nuestros méritos y, consecuentemente, la curación de ese viejo dolor.

Las aflicciones que debemos soportar cuando amamos a Cristo y le servimos, no sólo son leves comparadas con la dureza de la aflicción eterna de cuerpo y alma de quienes mueren aborreciéndole, sino que son temporales, comparadas con el gozo eterno que tendremos al tener una comunión perfecta con el Salvador. La aflicción es un instrumento de Dios para su gloria y para nuestro beneficio… demos gracias a Dios por ellas y pidamos la gracia para honrarle mientras su poderosa mano nos moldea más y más a la imagen de Cristo.

 En un plano donde predominan tantas glorias fáciles, la del cristiano es más profunda y más difícil. La victoria del seguidor de Jesús está casi siempre en el lado inverso de los triunfos mundanos. Es el lado oculto. Raros consiguen verlo con ojos mortales.

 Entretanto, esa gloria es tan grande que el mundo no la proporciona, ni puede sustraerla. Es el testimonio de la propia conciencia, transformada en tabernáculo del Cristo vivo. En el instante divino de esa glorificación, se deslumbra el alma ante las perspectivas del Infinito. Es que algo de extraño aconteció ahí dentro, en la cripta misteriosa del corazón: el hijo halló a su Padre en plena eternidad.  

Pablo les explica a los Corintios que como creyente, su mirada está fija en el futuro glorioso que se manifestará en el Día del Señor y no en las cosas terrenales que son temporales. Qué enseñanza nos da el apóstol en tiempos materialistas como los que vivimos, de que el creyente mira, anhela, gime y clama por su glorificación y que mientras que este clímax de la obra redentora se consuma, el creyente no debe tener otro objetivo sino el de glorificar a Dios a través de una vida agradable a Él.

VERDADEROS BIENES

LOS VERDADEROS BIENES

Queridos amigos, hola buenos días. Dando las gracias a Dios, por el nuevo día, iniciamos de nuevo una semana más, esperanzados en  seguir intentando  hacer de este mundo,  un remanso de paz,  por la parte que nos corresponde.

Las luchas y peleas  no desaparecen de la Tierra, porque el hombre sigue  creyendo en la propiedad material que defiende y que dice pertenecerle,  no cree y muchos se olvidan, que nada le pertenece en este mundo, ni incluso la vida, que Dios  le aparta de  donde el reside, sin pedirle permiso.

 Todos nacemos sin nada en las manos, y sin nada nos iremos cuando nos toque partir, porque los únicos bienes que nos pertenecen son los espirituales, esos nadie nos lo puede arrebatar, tanto los buenos como los malos  actos, son los que definen nuestra personalidad, son los que en espíritu nos caracterizan  y aun sin querer aparecen  en nosotros, sin aun querer. Es como  cuando nos sentimos desnudos, y quisiéramos taparnos sin conseguirlo, algo así nos sucede cuando volvemos del viaje terrenal y no queremos que  se vean hechos que no son buenos, y que se muestran con total claridad.

Muchos ignorantes se sienten pobres por no tener riquezas materiales, en cambio otros más humildes, sin un lecho donde reclinar su cabeza,  desprovisto de todo en este mundo, sienten que son libres, aman esa libertad, porque se sienten dueños, de una conciencia limpia, y de un trozo de pan para desarrollarse, valoran a los animales, a los cuales como están sin familia, hacen  su compañía más grata,  no sienten esa soledad, la suplen con esos seres que los acompañan a todas partes.

 Se sienten menospreciados, el calor y el cariño, de los suyos, desapareció, por su insignificancia material, por su pobreza,  pero aun así ellos son felices, y al marchar cuentan con muchas noches  al relente fijándose en las estrellas las cuales aparecen en su horizonte para mostrarle lo inmenso que es el cielo, y que el en medio de él es menos que un grano de arena, en cambio los ricos, muchos ni duermen, han de procurar métodos de cuidar de sus pertenencias,  su tranquilidad es más costosa, pues siempre hay alguien que los procura para variados sentidos, sienten muchas veces, el ser atacados por planes de gente ignorante, que les acosa por ser rico, y vemos así con estos ejemplos que el mayor gozo, es el poder ser libre, sentirse libre, y disfrutar de las cosas naturales que nos ofrece la vida, sin avaricia y sin ostentación.

Es difícil de comprender a un bohemio por vocación, sabemos que los hay en todas partes, principalmente por las carreteras y en las estaciones en las ciudades  sabemos  que es una persona romántica, un soñador, un idealista, una persona que vive al margen del común denominador de la sociedad, alguien a quien no le importa tanto su estatus social, una persona que no le importa ser de una baja clase social o si es un aristócrata, es alguien que posee una sensibilidad especial hacia las cosas bellas de la vida por más sencillas que parezcan, una persona que gusta de la música y por qué no también del arte, alguien que disfruta enormemente una conversación con algún amigo, una persona que tal vez guste de la poesía y la literatura, alguien que le gusta filosofar sobre la vida, una persona que igual puede disfrutar de una cena en un lugar lujoso o simplemente en un humilde hogar, quizá guste tocar algún instrumento o tal vez la música clásica, y pese a que nos parezcan que no hacen nada en el mundo, pues sus vidas nos parece contemplativa, no es así, ellos  no son materialistas, y tienen en su  sentir experiencias diversas, que  constituyen su existir.

Todos somos importantes en la vida, todos cumplimos una misión, de la cual otros también se benefician,  no solo materialmente sino espiritualmente, todo dispuesto en el carma que cada uno portamos para realizarnos en la vida   y ejercer en ella nuestra función, por eso respeta y te respetaran, y da a la vida el sentido natural en la que ella te ha sido transmitida por  nuestro Padre amoroso.

La vida está en la entrega, el verdadero templo se da en el mundo de las relaciones, en el cuidado mutuo de unos para con otros, en el deseo de vivir con la bondad universal del Padre. Todo desde El y nada sin él, el mismo evangelio de Juan lo dice “Sin mí no podéis hacer nada”. Sin el amor verdadero, los bienes de este mundo nos envenenan y nos destruyen, no podemos permitirlo.

Amigos os deseo un buen inicio de la semana que Dios os bendiga Merchita

CORDIALIDAD Y CONVIVENCIA MERCEDES CRUZ

CORDIALIDAD Y CONVIVENCIA

Queridos amigos, hola buenos días, la convivencia hoy en día resulta muy difícil, somos almas que nacieron para  amarse y vivir en comunión unos con los otros y con Dios, pero lamentablemente las relaciones sociales  y con la religión o la Doctrina no alcanzaron ese objetivo, por el contrario, las amistades y relaciones muchas veces nos separan, y la religión también. Nos enseñaron los filósofos que el hombre es sociable por naturaleza. Pero en el mundo actual, con sus prisas y su exceso de información, no siempre es fácil lograr una vida social aceptable.  Esto es porque el hombre aun no entendió la vida, el que el hombre sienta diferente uno del otro, sienta diferente, esto no debe impedir que entre ellos exista una relación equilibrada, porque hay un dicho que dice “respeta y te respetaran”, esto no quiere decir que tu invadas el mundo del otro y hagas lo imposible para atraerlo al tuyo, Jesús estuvo en la Tierra, entre nosotros y no soliviantó a nadie, solo amaba y serbia, tan solo aconsejo a  algunos, tras curarles, que no pecasen más, no por fidelidad a Él, sino para que no volvieran a sufrir, como es el caso de la mujer pecadora.

  Para mejorar la convivencia es aconsejable desarrollar las actitudes de comprensión (ponernos en el lugar del otro), aceptación (acogerlos como son, con sus virtudes y defectos) y tolerancia (aceptando que los otros tengan planteamientos diferentes a los nuestros, es decir, aceptar a la persona aunque no se compartan sus ideas).

La ciencia más difícil que hasta hoy encontramos fue la de vivir  juntos,  y lo más interesante es que precisamos de ese intercambio para vivir. La ley nos condicionó a esas necesidades biológicas y espirituales.

La propia vida pierde sentido si nos aislamos de las criaturas. Ella tiene algo que no poseemos y nosotros  donamos a ellas ciertos estímulos que la naturaleza les negó.  Vemos en esto la presencia de Dios, llevándonos al amor  de uno para con los otros. Y es así como aprendemos a amar por el Amor.

La sociedad cada vez se mejora más, desde que sus miembros pasan a respetarse mutuamente, mezclando las cualidades y disfrutando de la fraternidad en la convivencia. La sociedad es, pues, la flor del mejoramiento humano. Sin embargo, esa sociedad no puede existir sin el hogar. Ella se desarmoniza  si deja de existir la familia que es el sustentáculo de la armonía que puede ser disfrutada por los hombres, en todas las direcciones de sus objetivos.

Cada criatura lleva en su intimidad características propias, no se consigue medir  sus resistencias, ni sus reacciones ante una promesa no cumplida.

Por la falta de respeto que tenemos uno con los otros muchas son las lesiones afectivas  que han ocasionado  homicidios, suicidios, abortos, injurias que dilapidan o arrasan la existencia a sus víctimas, son heridas en el afecto que les alimentaban las fuerzas, y que una vez que pierden ese afecto, se entregan a la desesperación, causa de muchos y deprimentes errores, de difícil solución.

Variadas son las  lesiones que dañan al ser humano durante su jornada en la Tierra. Algunas son leves, de fácil cicatrización, otras más profundas y duraderas.

Los espiritas sabemos que son muchos los rescates que traemos a la vida en el planeta Tierra, por las faltas de otras vidas, y que hemos de aprovecharlas  para conseguir los méritos imprescindibles para continuar en el planeta, prestando colaboración a la colectividad en regeneración, del Tercer Milenio, cuando estaremos promovidos  por un mundo más elevado con las perspectivas de la Espiritualidad, es ahí, en las uniones de afecto cármico,  un camino seguro para hacernos merecedores.

El espirita que conoce todas esas cosas y todavía muchas otras, no puede considerar la vida como un simple paseo, sino como una secuencia de hechos  que lo herirán hasta lo más profundo del alma, que lo harán sufrir y derramar lágrimas. El espirita que consiga tener el amor como ley y lo ponga en práctica, no estará en tinieblas. Su vida terrena fluirá plácidamente, y después de ella alcanzaras  la felicidad.

Mantener la convivencia siempre supone esfuerzo y siempre podemos aprender a mejorarla. Decía el filósofo Natorp que “el hombre sólo se hace hombre mediante la comunidad humana”.

PEDAGOGÍA ESPIRITA

PEDAGOGÍA ESPIRITA


La Tierra es una escuela donde venimos aprender, y en ella como en todos los colegios hay almas encarnadas de todas las clases, buenas e ignorantes, porque llamar malo a un espíritu es como si lo condenásemos, como si lo odiásemos por lo que nos ha hecho u hecho a los demás.

Todos cuando un hermano comete un asesinato, sea de la magnitud que sea, parece como si nos convirtiésemos en sus jueces, ya condenándolo de antemano, sin embargo las enseñanzas de Jesús son bien claras, el amor y el perdón, es lo que hemos de hacer florecer en nuestros corazones.


La pérdida de la vida orgánica, es para muchos una tragedia, no somos conocedores del futuro de las personas, por eso no sabemos si es para ella mejor el quedarse o irse, al otro lado de la vida, hay hermanos que viven aquí en la tierra tan mal, tan apenados que sueñan con la muerte, para poder escaparse, del martirio por el que están pasando.La tierra no es un planeta de privilegiados, todos sabemos que somos deudores ella es la gran escuela en que todos aprendemos, en que todos nos educamos. La Pedagogía de la Esperanza ofrece a todos la oportunidad de salvación, porque la salvación está en la educación.


“Jesús poseía todas las cualidades del educador perfecto. Los recursos pedagógicos de los cuales se sirve conducen al educando, con feliz y profunda alegría, a la verdad esencial de sus enseñanzas. Por esto podría sacudir y despertar la consciencia adormecida de su propio pueblo, asfixiado bajo el peso excesivo de la ley mosaica y de la política imperialista de la época.”


“Las enseñanzas de Jesús fueron siempre adaptadas a los oyentes. El pronunciaba sus palabras de forma comprensible para todos, siempre en las ocasiones más oportunas. Recurre frecuentemente a las imágenes y parábolas, dando mayor plasticidad a sus ideas.” “La Pedagogía del Maestro es también gradual. No cae jamás en precipitaciones que puedan hacer malograr el aprendizaje. Siembra y espera que las semillas germinen y fructifiquen: Tengo aún mucho que deciros, mas vosotros no lo podéis soportar ahora.””Como todo educador genial; Jesús emplea en alto grado el arte de interrogar, de exponer, de excitar el interés de los discípulos. Sus coloquios ocurren siempre en un ambiente de incomparable simpatía. Es digno, severo, paciente, según las circunstancias y los interlocutores.” “Sus enseñanzas son claras e intuitivas. Crea figuras literarias y busca ejemplos de la vida cotidiana para esclarecer su pensamiento. Perfeccionó la forma de la parábola y la revistió de incomparable esplendor.” (Riboulet.)
“Sus enseñanzas tienen un toque de autoridad (Yo soy el camino, la verdad y la vida, todo el poder me fue concedido.) Pero ejerce con suavidad su autoridad. Responde con bondad a los contradictores de buena-fe y con energía a los que quieren combatirlo.”
Gracias a las enseñanzas de la Doctrina Espirita, todos nos hemos convertido en adultos, espíritus con conocimientos por eso nunca debemos condenar y si perdonar a nuestros hermanos, y lo podemos observar en que ya la muerte no es tan trágica para nosotros, sabemos que de una forma u otra todos un día partiremos a la otra vida, a la verdadera vida que es la que vivimos en espíritu, y la muerte del cuerpo orgánico es la que nos facilita esa digamos transformación, que a nadie nos gusta, pero debe ser así, al igual que al preso, cuando ha cumplido su condena, se le deja en libertad, lo que no le exime ante Dios el mal que hace, nosotros también cuando nos despojamos del envoltorio carnal se nos concede la libertad, para pasar al otro lado y enfrentar nuestra realidad.


“Con el Cristianismo aparece un nuevo tipo histórico de educación. — Jesús es el modelo perfecto del maestro cristiano. Si nos dejamos conducir por Sus Enseñanzas, conseguiremos comprender a nuestros hermanos más pequeños, que aún siguen en la infancia, cometiendo travesuras, porque aun ellos no alcanzaron a comprender el mensaje de Cristo, de hecho El espera por todos nosotros, no partió a buscar Su gloria por Su buen trabajo realizado, por el contrario, comprendió nuestra ignorancia y dejo otras cosas por decirnos, ya que sabía que no lo entenderíamos.


A ignorancia necesita de tiempo para ser combatida con la enseñanza, Dios no quiere la muerte del pecador y si, su rehabilitación, su vuelta al Bien. Por eso, nunca condenemos, perdonemos y aceptemos el reto de la enseñanza digna y clara que puede servir de flotador para los que naufragan en las bravías aguas de la vida…

ALLAN KARDEC ES LA LLAVE ABRE LAS PUERTAS DEL COMPLETO PROGRESO DR LUIZ CARLO FORMIGA

ALLAN KARDEC ES LA LLAVE ABRE LAS PUERTAS DEL COMPLETO PROGRESO DR LUIZ CARLO FORMIGA

Dr. Luiz Carlos Formiga

Kardec nos dejó las bases para la tarea de la Evangelización, cuando en la pregunta 625 del Libro de los Espíritus pregunta por el espíritu más puro que jamás haya venido a la Tierra para servir de guía y modelo. Los espíritus responden: Jesús. El, entonces inserta su comentario:

 “Jesús es, para el hombre el tipo de perfección moral al que puede aspirar la Humanidad en la Tierra. Dios nos lo ofrece como el más perfecto modelo y la Doctrina que El enseño es la más pura expresión de Su Ley, porque Él estaba animado del espíritu divino y fue el ser más puro que ha aparecido en la Tierra. (…)”

LEER MÁS

EL AMOR ES EL SOL DEL ALMA

“El amor es el Sol del alma. ¡Ay de las almas que se mueren de frío!…” se pasan la vida tiritando, ¡Qué agonía tan larga! La agonía por la que pasamos nos hace  vernos  pequeños, insignificantes, y no son pocos los Espíritus que  se sublevan contra sí mismo, por haber malgastado tanto tiempo en lamentarse y nada hacer, ya que la esperanza no asoma en su horizonte, y muchos no piensan ni creen en su posible redención.

Así como los místicos de varias religiones, especialmente los de la religión católica, apostólica, romana, creen buenamente que mientras más plagas caen sobre ellos son más gratos a los ojos de Dios, Amalia Domingo Soler  creía todo lo contrario, “no creo que un cuerpo sin movimiento, o unos miembros gangrenados, o una piel cubierta de lepra, sea objeto de complacencia para el Ser Supremo, porque Dios sería cruel si gozara con el dolor de sus hijos. Las dolencias son un castigo, cuando la Humanidad las sufre, se cumple una ley justa, y es una ley muy dolorosa. Se dice desde tiempo inmemorial que en cuerpo sano, mente sana. Aforismo que encierra una gran verdad, porque el Espíritu está tan unido a su cuerpo, que cuando éste está enfermo, desciende al abismo del dolor, y allí se queda envuelto en la red del sufrimiento.

El sufrimiento se puede  convertir en cruel obsesión, cuando pensamos en el a todas horas, hay vidas en las que son muchas más las penas que las alegrías, Como en mi encarnación actual han abundado mucho más las penas que las alegrías el recordar  todas las circunstancias por las que hemos pasado nos  angustian, nos  entristecen,  nos  agobian. Y tan constante se hace el recuerdo del pasado, que un día nos paramos a reflexionar y llegamos a la conclusión de que nunca hemos de preguntar a nuestro pasado.  Que hemos de vencer las contrariedades del presente y tratar de ver la alborada de tu porvenir. No te entregues a la meditación, no reconstruyas en tu mente dónde pasaste tu infancia. ¿Para qué, para sufrir? El tiempo que se pierde en recordar es mejor aprovechado en formar planes de trabajo beneficioso para uno mismo y para todos”. Estas palabras se las decía el Padre German a nuestra querida Amalia, ya que ella sufrió mucho en la Tierra.

La esclavitud del alma, dura todo el tiempo que duran los vicios, y no hay buena acción que no tenga su recompensa  y no hay santos que no hayan sido antes pecadores, y que no hay criminal que no pueda ser mañana un modelo de virtudes. Hay que desterrar del ánimo la humillación del que se cree inferior a todos, y al mismo tiempo, la ciega confianza en la protección de tal o cual santo, o guía espiritual que le sacará a flote en las borrascas de la vida. Es indispensable hacerse cargo de que nadie puede decir a otro: “Tú eres el más culpable de todos o el más bueno y justo”, porque cada Espíritu es un mundo, y no hay explorador que en él descubra todo cuanto encierra; sólo una mirada podría penetrar en su fondo, la de Dios, y como Dios no necesita mirar para ver, las demás, por profundas e intencionadas que sean, no descubren más que la superficie. El juicio que forman un hombre de otro es a veces tan equivocado, tan absurdo, tan erróneo, que hay muchos que mueren ajusticiados bien inocentes del crimen que se les imputa, habiendo a veces cometido otros que han quedado envueltos en el misterio más impenetrable.

“Todo trabajo es útil. Tanto vale el nido de las águilas al que no llega la mirada del hombre, como el que hacen las hormigas debajo de la tierra”. Todos contamos con el Tiempo, “todo el tiempo del mundo para llegar a Dios” “¡Cuánto puede el tiempo! ¡Cuán poderosa es su acción! ¡Cuán eficaz su enseñanza! El tiempo es el regulador de la Naturaleza y él regula  nuestras ideas,  nuestros  anhelos, y si  ahora estamos desesperados hemos de procurar ser un alma tranquila, resignada, para poder librarnos del escozor que produce nuestras aflicciones y equivocaciones.

Por eso espíritu y amigo, si es esta tu situación, no desesperes, por el contrario -Avanza, no desfallezcas, no te humille la culpa, que ésta se borra difundiendo la luz de las verdades eternas. No hagas propósitos de enmienda cruzándote de brazos y asustándote de tu pequeñez, que el arrepentido que no trabaja es un Espíritu cobarde, sin dignidad, que hipócritamente se degrada. Quien mucho ha pecado es el que está obligado a trabajar, a buscar su regeneración en la práctica de las virtudes. Si no le quieren los justos, le querrán los pecadores; si le desdeñan los ricos, le acogerán los pobres; si no le atienden los sabios, le buscarán los ignorantes. Cuando el Espíritu quiere trabajar, hasta en los desiertos parece que brotan generaciones espontáneas que le dicen: ¡Habla! Conviértete en maestro, que millones de discípulos aguardan tus enseñanzas y esperan tus instrucciones”.

No solo participamos de las guerras personales con aquellos que no tienen afinidad con nosotros, y entorpecen nuestros actos, hay una guerra más silenciosa y muy dolorosa a veces, esa es la guerra que emprendemos contra nosotros mismos, esa que lucha por vencer y educar al hombre viejo, ese que nos humilla por sus debilidades, que nos angustia  por no poder vencerle, y hacerle obrar bien en el mal que nos humilla, en hacerle fuerte ante la adversidad, es tan importante esta lucha que nadie mejor que nosotros sabemos si somos ganadores o perdedores. Si estas envuelto por el frio de la imperfección, no desesperes, acepta el calor que tus hermanos te ofrecen, dándote aliento y ánimo, pero no olvides que si sales a buscar leña, mientras vas y te esfuerzas empiezas a entrar en calor, porque ese calor nace de ti mismo, es la fuente principal la que nace en nuestro interior, la que hace que no pasemos frio.

PUREZA DE CORAZÓN

PUREZA DE CORAZÓN

Sabemos que en la Tierra la perfección no existe, que todos de alguna forma portamos imperfecciones que hemos venido a corregir, que nos falta mucho, muchísimo, para llegar a ser perfectos, pero no por eso hemos dejado pasar por alto la lección que nos dio Jesús sobre la pureza de corazón.
El evangelio de las bienaventuranzas, cuando Jesús dice: Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Tener el corazón limpio es lo que hermana a todos los bienaventurados que hoy veneramos. Si allí al otro lado de la vida, Chico Xavier, Amalia Domingo Soler, Becerra de Meneses, Allan Kardec, y muchos otros que nos son queridos y a los cuales tenemos presentes todos los días, por sus hermosas y grandes lecciones, junto con el Maestro de los Maestros, vibran en una sintonía, a la que todos podemos y hemos de llegar.
Con esta expresión de la limpieza de corazón, el Señor designa la pureza interior; aquella actitud que hace que el centro de la persona sea desinteresado, disponible para vivir con fidelidad a Dios. Aquella actitud, por tanto, que mueve a vivir con rectitud en el pensar y en el obrar. Al decir dichosos los limpios de corazón, Jesús, nos quiere decir la perfección moral y la simplicidad de corazón que lleva a vivir centrado en Dios y a hacer su voluntad.Esto no quiere decir que hemos de ser beatos, que no hemos de vivir en el mundo, pero si, que siempre que nuestra alma pueda correr algún peligro hemos de ponernos un impermeable para no mojarnos, porque siempre hay que estar orando y vigilando.Cuesta muchos esfuerzo, enmendarse, de hecho para corregir alguna falta, muchas veces hemos tenido que caer muchas veces, y sentir el arrepentimiento. Nos alienta saber que los santos no necesariamente vivieron durante toda la vida la pureza de corazón. En algunos fue una opción tardía porque descubrieron su valor cuando su edad era avanzada, lo que cuenta es el proceso final de conversión y de amor abnegado. También nos ayuda a tener una visión amplia del plan salvador de Dios pensar que, entre los que contemplan a Dios y que hoy veneramos bajo la expresión de “ santos”, también los hay que no descubrieron la fe en esta vida, pero vivieron con rectitud y con sinceridad de corazón, haciendo el bien según la propia conciencia.
Sabemos por aquellos que ultrapasaron el umbral de este mundo y que se han comunicado a través de numerosos médiums que Jesús nos espera al otro lado de la vida, que se fue para prepararnos un lugar, y según nuestro propio valor, así podremos acceder a buena o mala estancia, de hecho sabemos que los que son ignorantes, sufren en el astral hasta que de nuevo se les de otra oportunidad, y vuelvan para conseguir la pureza de corazón, para poder residir en un mundo mejor, donde el sufrimiento y el dolor brillan por su ausencia.
Cuando alcancemos la pureza de corazón podremos sentir lo que nos han dicho los espíritus luminosos: que son felices por haber sido de los limpios de corazón y que ahora ven a Dios, son también aquellos que tenían hambre y sed de justicia y ahora son saciados con la contemplación de Dios que satisface sus deseos más profundos.
Jesús cuando nos visitó nos muestra el camino de la pureza de corazón para indicarnos cuál es el sentido de la vida; de cómo Jesucristo nos salva de la indignidad moral a causa del pecado que poco o mucho nos contamina y nos dice que la muerte corporal no es el final de la persona. Porque veneramos una multitud de hombres y mujeres que ya han muerto pero que sabemos por la palabra de Jesucristo que viven en Dios para siempre.El camino hacia la santidad, pasa tanto por la vivencia de la fe y de la oración, como también pasa por la solidaridad y “por respeto a la dignidad inalienable de las personas y de los pueblos”Todos aquellos que están pasando por alto el cometido de perfeccionarse, están perdiendo su tiempo, están tomando el camino más largo, lo que los hará sufrir más tiempo, permanecer a oscuras, sin que brille el sol del amor de Dios en ellos, pero esto, no les exime de que un día, ellos den el gran paso al frente y empiecen a caminar para Dios. Porque Dios les espera en la Eternidad. El primer paso que hemos de dar, es reconocer los errores, pues hay muchos ciegos en el mundo, es como cuando vamos al médico porque nos sentimos mal, y hasta que no nos examinan bien, no saben el mal que padecemos, hasta que nosotros no empecemos a examinar nuestra conducta y ver en que erramos, no podremos ponernos a tratar nuestro espíritu con la medicina adecuada. Reconocer nuestros errores nos cuesta, sobre todo porque muchas veces no queremos ser débiles antes los demás.La fe en Dios y el amor a Cristo nos ha de permitir que nos tomemos en serio el trabajo de nuestra perfección, y si procuramos en la Tierra un lugar placentero para morar, siendo que el tiempo en la vida material es solo un instante, comparado con la eternidad, más nos debemos de preocupar y esmerar con la morada de nuestro espíritu, al otro lado de la vida, porque allí es donde residimos siempre, recordando que el cielo o el infierno reside dentro de nosotros y ya desde este momento podemos sentir, lo que pasa en nuestro interior y si podemos conseguir una estancia mejor, con la pureza de corazón, a que esperamos, demos un paso al frente, tomemos en serio el procurar un “Yo” feliz y armonioso.

DESPERTANDO A TRAVÉS DEL AMOR MERCEDES CRUZ

DESPERTANDO A TRAVÉS DEL AMOR

Jesús estableció el amor a Dios  por encima de todo y al prójimo como así mismo, como la base, la razón y el fin de la vida, para crecer y elevar la realidad interior de la criatura, haciendo de ella  surgir en todas sus potencialidades,  que están es un estado latente en su interior.

Amar es un arte que exige madurez y sacrificio en el cual se deben invertir los valores del sentimiento y de la inteligencia para alcanzar la plenitud. Ese amor  sin cadenas, fomenta el sentido de la fraternidad, que produce una generosa tolerancia  para con las  faltas y limitaciones ajenas y perdona penetrando por detrás de las apariencias, no siempre agradables, que permanecen ocultas.

Para equilibrar al hombre el concepto de Jesús sobre el amor es el derrotero más seguro.

A medida que adquiere madurez el amor se hace más extenso, exteriorizándose y alcanzando a las demás personas interfiriendo las condiciones de vida del lugar donde marcha.

La necesidad de vivir en sociedad es manifestación del amor, en su más profunda expresión, impeliendo a los individuos hacia una comunión de sentimientos más plena, a través de la cual se realizan.

Las desdichas morales y angustias generadoras de sufrimientos variado alcance resultan de la visión destorcida sobre el amor que lleva a la criatura a las imposiciones egoístas, que disimulan con la apariencia del sentimiento noble.

Los antagonismos, los odios fulminantes, las amarguras de larga duración, los estímulos para la venganza, surgen por la ampliación arbitraria de la facultad de amar, sometiendo al projimo y explotándolo,  se impone y corrompe, cosa que debilita los tejidos sutiles de la organización espiritual, facultando el desencadenamiento de innumerables enfermedades.

El pasado es una sombra pesada, ocultando desdichas e impiedad, el futuro es poderosa luz a diluir todas las edificaciones de la perversidad y de la insania que medran y se desarrollan en los laberintos de la ignorancia y de la ilusión.

Todos somos víctimas de nosotros mismos, que devolvemos mal por mal, sin aprovechar el dolor como generador de bendiciones  y el infortunio como sumidero de moléculas e imperfecciones.

La vida no es ministrante de pasiones mezquinas ni campo de continuo barbarismo a sueldo de los impositivos egoístas de cada criatura.  El hombre a de tener tiento, oir y meditar. El Señor escucha  las oraciones de arrepentimiento y se apiada de todos. Es tiempo de recomenzar.  La vida no tiene limites en su extensión y su objetivo es la felicidad  de todos los que nos encontramos arrastrados por las corrientes de los acontecimientos que desencadenamos  a través de nuestros pensamientos, palabras y actos…

Cuando un enfermo pide la protección espiritual, casi siempre lo hace con la intención de recomponer el organismo, recuperar la salud, usufructuar de un periodo Más demorado en el cuerpo. Y extraña mucho que los resultados sean opuestos a los anhelados. Olvidando que la verdadera  vida es la del Espíritu, es muy natural que ante una permanencia  más prolongada en el cuerpo,  con gravámenes y peligros  que pueden perjudicar el proceso de elevación de la criatura, en muchos casos está  sea reenviada al hogar; del mismo modo que, tomando en consideración los beneficios que la reencarnación propicia, aun cuando bajo dolores y pruebas muy severas, se esfuercen los Mentores  por dilatar el plazo de permanencia. La función del sufrimiento no es punitiva, es rectificativa, educativa.

El hombre debe despertar para el examen de otros valores que quedan al margen y que necesitan ser considerados. Tan pronto funcionan sus objetivos, se diluyen las penosas imposiciones y el individuo marcha  con seguridad viviendo las experiencias  del bien y del amor. Es necesario romper el circulo del hierro en que se mueven las criaturas, implicadas en los vicios y crímenes, yendo  a la tierra y volviendo sin que hayan conseguido provecho y paz en las experiencias que se consideran malogradas.

Somos viajeros de los infinitos  caminos del tiempo, permanecemos, por capricho, en los valles desiertos y sombríos, cuando nos esperan las cumbres amplias y habitadas por la felicidad. Nos detenemos, por el momento, en el pantano, sufriendo la asfixia de las exhalaciones  de los cuerpos  y vegetales en putrefacción,  cuando estamos destinados  al altiplano de la paz donde la brisa perfumada del amor nos rocía, canta la balada de la perenne esperanza de victoria.

Caemos para levantar. Paramos para recobrar fuerzas y proseguir. Permanecer en la caída o persistir  en el descanso es matar el tiempo y retroceder en la conquista de la gloria.

“No relaciones dolores  ni anotes sinsabores. Quien se complace, en lamentaciones, de la retaguardia se opone al crecimiento y a la conquista que lo aguardan.

La existencia significa mucho para el espíritu, y almas ennoblecidas que nos aman, se empeñan para que no nos falte valor y oportunidad, servicio y realización. no obstante de nosotros depende la permanencia  en la vega, mirando las estrellas o en la ascensión, rumbo a los astros relucientes. ..

En la Biblia, el libro que narra el pueblo  hebreo, en la trama del Viejo Testamento, encontramos revelaciones espirituales y advertencias no siempre consideradas, premoniciones y profetismo, anunciando la llegada de Jesús a la Tierra. En el Nuevo testamento identificaremos al Maestro en continua labor  invitando a seguirle, sufriendo por amor y entregándose en total donación. Su voz canta para nuestros iodos los poemas de las aguas, del aire, de los vegetales y de toda la Naturaleza, en el apogeo de las Bienaventuranzas que fascinan, abriendo los ojos, los oídos y el entendimiento. Meditar en sus nobles enseñanzas es fortalecer el ánimo. Se toman fuerzas para abandonar  la utopía y retornar al hogar, como el “hijo prodigo” de la parábola, donde esperan cariño y afecto. Conocedor del mundo  se puede elegir, para después, saber la directriz a tomar: ¡Dios, o las riquezas! Nuevos amigos nos presentaran nuevos rumbos y ampliaran, el entendimiento,  considerando la fe.

“No recelemos romper con el mal que todavía reside en nuestro mundo interior. No consiste en un acto simple lo que ha de seguir a nuestra decisión, por el contrario tendremos que invertir mucho para alcanzar la meta. Quien se niega  al avance  reposa, sin embargo, se candidata a la parálisis.

No posterguemos, por comodidad o negligencia, el momento de la felicidad. Entregándonos al Bien  estaremos amparados por donde caminemos. No nos serán regateados auxilios, sin embargo, tendremos que seguir con los propios pies, bajo el comando de una firme voluntad y de una robusta  decisión.

Las enfermedades expurgadoras invitan a la renovación y son las que ayudan a la liberación de los vicios.

Trabajo realizado por Merchita

Extraído del libro de Cuadros de la Obsesión de Divaldo Pereira Franco

VIDA FELIZ MERCEDES CRUZ

VIDA FELIZ

Mercedes Cruz Reyes

Saludemos nuestro día con una oración fervorosa de reconocimiento.  Estamos vivos. Mientras la vida se expresa a nuestro alrededor, se multiplican las oportunidades de crecer y ser feliz. Cada día es una bendición nueva que Dios nos ofrece, dándonos una prueba de su amor. Por eso una vez que hayamos terminado acompañemos la sucesión de las horas cultivando el optimismo y bienestar.

No inicies tus tareas con desgana, considera tu trabajo el mejor medio para progresar. Quien no trabaja, se entrega a la parálisis moral y espiritual. El hombre que no se dedica a la acción libertadora del trabajo se hace un peso negativo en la economía de la sociedad. El trabajo es vida.

Si eres joven y tu tarea principal está basada en el estudio concentra tu mente, cuanto te sea posible, en el estudio. El estudio nos libera de la ignorancia y favorece a la criatura con el discernimiento. El estudio y el trabajo son las alas que facilitan la evolución del ser. El conocimiento es mensaje de vida. No apenas en las escuelas puedes estudiar. La propia vida es un libro abierto, que enseña a quien desea aprender.

En tu peregrinar no debes dejar en casa la paciencia, seguramente encontrarás a lo largo del día contrariedades, compañeros que necesitaran de ti la comprensión para sus errores y faltas, la paciencia te auxiliará en la conquista de los bienes del cuerpo, del alma y de la sociedad. Ella enseña la técnica de cómo se debe aguardar, cuando no se puede tener inmediatamente lo que se desea. Jamás te irrites. La paciencia te auxiliará a vencer todo.

Concede a tu prójimo los mismos derechos y favores que esperas de él recibir. El egoísmo es dolencia que envenena el alma. El amigo a tu lado anhela por los espacios para vivir, conforme ocurre contigo. Acuérdate de no interceptarle la oportunidad. Lo que te está reservado, aprende a repartir.

Tórnate amigo de todas las personas. La amistad es un tesoro del espíritu, que debe ser repartido con las demás criaturas. Como un sol, se irradia y felicita a cuantos la reciben. Hay una inmensa falta de amigos en la Tierra, generando conflictos y desconfianzas, desequilibrio e inseguridad. Cuando la amistad escasea en la vida, el hombre peligra en sí mismo. Sé tú el amigo gentil, aun mismo que, a cambio, experimentes incomprensión y dificultades.

Nunca retribuyas maldad con venganza o desprecio. El hombre malo se encuentra enfermo y aun no aprendió.  Dale el remedio que minorará su aturdimiento, no usando para con el de los recursos infelices de que él se sirve para contigo. Si alguien te ofende, el problema es de él.

 Cuando eres tú quien ofende, la cuestión cambia de configuración y el problema pasa a ser tuyo. El ofensor es siempre el más infeliz. Conciénciate de eso y sigue tranquilo.

Confía siempre en la ayuda divina. Cuando te sientas sitiado, sin cualquier posibilidad de liberación, el socorro te llegará de Dios. Nunca dudes de la paternidad celeste. Dios vela por ti, y te ayuda, no siempre como quieres, sin embargo, de la mejor forma para tú real felicidad. Algunas veces, tienes la impresión de que el auxilio superior no vendrá o llegará demasiado tarde.  Pasado el momento grave, constatarás que lo recibiste algunos minutos antes, en el caso que hayas perseverado en su espera.

Aprovecha cada oportunidad para actuar de forma elevada. Hay quien espera extraordinarios momentos y ocasione especiales, que posiblemente no llegaran.  No será lo que hagas, que te tornará grande e importante, sin embargo si como actúes en cada cosa que te transformará en valioso. El árbol gigante se origina en pequeñita simiente. El Cosmos es el resultado de partículas y moléculas invisibles. Tórnate grande en las pequeñas cosas, a fin de que no te aminores en las grandiosas.

Del libro “Vida Feliz de Divaldo Franco)

INJERTO DIVINO CHICO XAVIER

QUERIDOS AMIGOS, HOLA BUENAS TARDES, TODOS SOMOS INJERTOS DE DIOS, COMO LAS PLANTAS NECESITAMOS EL TERRENO ADECUADO PARA FRUCTIFICAR, Y ES VERDAD QUE CUANDO ESTAMOS ENCARNADOS Y SEGUIMOS EN ESTA EXISTENCIA, ES PORQUE EN ELLA ENCONTRAREMOS LOS MEDIOS NECESARIOS PARA EVOLUCIONAR CADA UNO CONFORME SU SENTIMIENTO Y NATURALEZA, NO DESPRECIEMOS ESTA HERMOSA LECCIÓN DE CHICO XAVIER…

INJERTO DIVINO

“Si permanecieran en la Incredulidad, serán de nuevo injertados; porque poderoso es Dios para volverlos a injertar.” – Pablo.

(ROMANOS, 11:23.)

Toda criatura, en verdad, es una planta espiritual, objeto de minucioso cuidado por parte del Divino Sembrador.

Cada hombre, como ocurre con el vegetal, presenta diferenciados periodos en la existencia.

Siembra, germinación, abono, desenvolvimiento, utilidad, floración, fructificación, cosecha…

En la época de fructificación, se desvela el agricultor, con más cariño, por el mejoramiento del árbol.

Es imprescindible haya abundancia y provecho.

En la lucha espiritual, en identidad de circunstancias, el Señor adopta iguales normas para con nosotros.

Atendiendo el conocimiento, la razón y la experiencia, el Agricultor Celeste nos confiere preciosos recursos de injerto espiritual, con vistas a nuestra sublimación para la vida eterna.

-A cada nuevo día de tu experiencia humana, recibes valioso concurso para que los resultados de la presente encarnación te enriquezcan de luz divina para la felicidad que transmites a los otros. Eres, con todo, un “árbol consciente”, con independencia para aceptar o no los elementos renovadores, con libertad para registrar la bendición o despreciarla.

Observa, atentamente, cuantas veces te convoca el Sublime Sembrador al engrandecimiento de ti mismo.

El injerto de lo Alto nos procura a través de mil maneras.

Hoy, es en la palestra edificante de un compañero.

Mañana, será en un libro amigo.

Después, vendrá por intermedio de una dadiva aparentemente insignificante en la senda.

Si guardas, pues, el propósito de elevación, aprovecha la contribución del Cielo, iluminado y santificando el templo íntimo. Más, si la incredulidad mientras tanto te aísla la mente, el injerto de sublimación te procurara en balde, porque aún no produces, en los recesos del espíritu, la savia que favorece la Vida Abundante.

Del libro “Fuente Viva” de Chico Xavier

EL LIBRO DE LA ESPERANZA

EL LIBRO DE LA ESPERANZA

Libro: Candelas en la Noche Oscura

Juan Marcus

Es muy difícil reconocer, en un libro que aparece, la marca de la Verdad. No fueron pocos, sin embargo, los que identificaron, más tarde esa virtud en el Libro de los Espíritus”, cuando se publicó por primera vez en 1857. Para nosotros, que venimos a estudiarlo un siglo después, la grandeza sólida y tranquila de sus enseñanzas es mucho más evidente, más fácil de distinguir de lo que habrá sido para sus primeros lectores. Aunque la técnica de elección de palabras y construcción de oración ha variado, la verdad contenida en el texto brilla serenamente a través del texto, con singular vitalidad, conforme más pasa el tiempo.

Este libro extraordinario, cuya sabiduría nunca se agota, por muy estudiada que sea, analizado e investigado lo que sea. Hace poco, hablando de los aspectos abordados en las preguntas 79 a 81, tuvimos la oportunidad de “descubrir” nuevas facetas de ese inmenso depósito de ideas que es “El Libro de los Espíritus”. Y que si, por un lado, no se ha dejado ninguna pregunta sin la respuesta adecuada, hay muchas que podría responderse de una manera más amplia y explícita, debido a las limitaciones del propio estado evolutivo del público a que se destinaba el trabajo: esto es, todos nosotros, seres humanos encarnados. Por ejemplo, la advertencia de los instructores es constante, sobre el misterio que rodea el origen de los espíritus y las cosas.En la respuesta a la pregunta nº 239 (Los espíritus conocen el principio de las cosas?), informan a los comunicantes lo siguiente: – Eso es según su elevación y su pureza. Los Espíritus inferiores no saben más que los hombres. Cristo también advirtió repetidamente que sus enseñanzas no podrían ir más allá de cierto punto, obviamente para no exceder el conocimiento con ellos todavía muy precario para los hombres de su tiempo. Vemos entonces que, si bien contiene un resumen de todas las grandes ideas y un maravilloso guion para la investigación científica, para el desarrollo filosófico y mejora moral, “El libro de los espíritus” encierra una demostración de sentido común por parte de sus autores desencarnados, que se cuidaron de no avanzar más allá de lo que nuestra mentalidad puede absorber. De esta forma se evitó

LEER MÁS

DECISIÓN Y VOLUNTAD EMMANUEL

DECISIÓN Y VOLUNTAD

Emmanuel

¡Según Chico Xavier, lo que nos impide cambiar nuestra vida es la falta de DECISIÓN Y VOLUNTAD, palabras de Emmanuel!

La incerteza parece cosa de poca monta, más es asunto de importancia fundamental en el camino de cada uno. Las criaturas entran en la inestabilidad moral, se habitúan a ella, y pasan al dominio de las fuerzas negativas sin percibirlo.

Se dicen confiados por la mañana y acaban indecisas por la noche. Frecuentemente ruegan en oración: ¡Señor! ¡Heme ante tu voluntad!… ¡Muéstrame lo que debo hacer!…

Y cuando el Señor les revela, a través de las circunstancias, el cuadro de servicio para expresarse, conforme las necesidades a que se ajustan, exclaman en desconsuelo:

¿Quién soy yo para realizar semejante tarea?

No tengo fuerzas.

¡Ahí de mí que soy inútil!…

Saben que es preciso servir para renovarse, más paradoxalmente esperan renovarse sin servir. Disponen de verbo fácil y muchas veces se proclaman inhabilitadas para hablar auxiliando a alguien en las construcciones del Espíritu.

Poseen dedos ágiles, como filtros inteligentes incrustados en lanas manos; entretanto, acostumbran aseverarse inseguras en la ejecución de las buenas obras.

Escuchan conferencias edificantes o se sumergen en la asimilación de libros de mentiras, prometiendo heroísmo para el día siguiente, pero una vez pasada la emoción, vuelven al punto de partida, como un viajero que se da por vencido en los primeros pasos de cualquier viaje.

Elogian el equilibrio y la serenidad en la calle y, a veces, en el interior, compiten en campeonatos de irritación. El deber está por delante, la oportunidad de elevarse es brillante, los recursos están alineados para el éxito y los logros son urgentes, pero prefieren escapar de la obligación con el pretexto de que se necesita cautela para evitar el mal, cuando el bien francamente les toca a la puerta.

¡Trabajo, acción, aprendizaje, superación! …

No los esperes bajo la imaginaria imposibilidad de buscarlos, ante las imperfecciones y defectos que te marcaron ayer.

La realización requiere apoyo en la fe.

Manos a la obra.

Todo lo que sirve para corregir, elevar, educar y construir, nace primero en el esfuerzo de la voluntad unida a la decisión.

Xavier, Francisco Cândido. De la obra: Rumbo Cierto.

Dictado por el Espíritu Emmanuel.

BENDICIONES OCULTAS EMMANUEL

BENDICIONES OCULTAS· Emmanuel

Todos necesitamos de consuelo, en los días de aflicción.

Eso es justo. Por otro lado, sin embargo, importa reconocer que la Providencia Divina  no nos da dificultades sin motivo. Entendiéndose, pues, que el Señor jamás nos abandona a las propias debilidades, sin permitir que vengamos a cargar fardos incompatibles con nuestras fuerzas, toda vez que anclados en nuestras  tribulaciones, huimos  de usar el consuelo, a la manera de flor estéril.

Aprovechemos el bien que surge después de la tormenta para aprender  la lección que el sufrimiento nos ofrece.

No nos proponemos, sin duda, a elogiar los improperios de la contrariedad y a los fabricantes de los problemas, no en tanto, es preciso cerciorarnos  con respecto  a las ventajas ocultas de las pruebas que nos visitan.

*********

¿Quién podría adivinar a que abismos nos llevaría el amigo menos responsable, en quien nos confiamos totalmente,  si el mismo no nos diese a beber la hiel de la desilusión con la que nos abren los ojos para la verdad?

*********

¿Quién conseguiría medir las espinas en la discordia en la que se revuelcan los espíritus, si no fuesen por las decepciones y luchas soportadas por nuestro equipo de trabajo, que nos enseñan la unión imprescindible para la senda a recorrer?

*********

La ingratitud en muchos casos, es el nombre de la bendición con la que la Infinita Misericordia de Dios aparta de nosotros  un ser amado, para que ese ser amado, por afecto descontrolado,  no nos induzca al desequilibrio.

El obstáculo, en el diccionario de la realidad, en muchas ocasiones, significará apoyo invisible para que no caigamos en la precipitación y en la improductividad.

El Llanto y el sufrimiento exclusivamente para lamentar y desesperar serian apenas corredores descendiendo  para el desanimo y la rebeldía.

*********

Llorar y sufrir, si, más para reajustar, elevar, mejorar, construir.

Nuestras pruebas – nuestras bendiciones

*********

Reflexiona en los males mayores que te alcanzarían fatalmente si no tuvieses el socorro providencial de los males menores de hoy, y reconocerás que todo contratiempo aceptado  con serenidad es un toque de las manos de Dios, alertándote el corazón y guiándote el camino.

EN LA BENDICIÓN DE LA VIDA MOMENTO ESPIRITA

EN LA BENDICIÓN DE LA VIDA

Tan pronto como se despierta por la mañana, muchas preocupaciones comienzan a ocupar su mente. Hay tantos pasos que debe tomar que a menudo se queda atónito y ni siquiera ve el final del día.

Las cosas más pequeñas y serias son el centro de tu atención, ocupando tus horas.

Llega la noche y te das cuenta de que estás exhausto, extremadamente exhausto.

Mastica la cena mientras trata de digerir los problemas que quedaron pendientes… Bueno, pero eso es solo mañana…

Una ducha rápida y cama. Esto es todo lo que puede hacer. Unas horas de sueño y de nuevo el día te invita a actuar…

Y allá va usted de nuevo.

Pasan las horas, pasan los días, los meses se convierten en años, y vas por la vida sin darte cuenta de las muchas bendiciones que te ofrece, así como de todas las criaturas que comparten el planeta contigo.

Pero, a pesar de la indiferencia, se presenta un nuevo día para ser vivido.

Y este día puede ser oportuno para que mires más de cerca el mundo que te rodea, buscando interactuar conscientemente con estas fuerzas inteligentes.

Descubre el valor de las concesiones que el Señor le hace por las manos de la vida y difunde alegría y reconocimiento por todas partes.

 Observa la naturaleza, bendiciendo constantemente, a través de tus propias fuerzas motrices.

Los frutos sabrosos nacen en árboles cuyas raíces se pegan al barro…

Fluyen ligeras brisas, cantando suaves melodías, en estrechos valles donde los cadáveres se descomponen.

El rocío de la noche cae sobre el suelo reseco y miserable, coronado por el sol.

Mariposas delicadas vuelan en los ríos de aire ligero como un festival de color flotante sobre un prado salpicado de pequeñas flores.

Además, existen variadas especies de flora que el polen feliz fertiliza por todas partes.

Constelaciones resplandecientes en el manto de la noche salpicando la tierra de preciosos diamantes.

En cada amanecer renace el sol dorado, purificando el estanque, vitalizando al hombre, atendiendo a la flor sin cuestionar la aplicación de los benéficos rayos.

No te detengas a recordar los tesoros con los que el bien enriquece tu corazón, a través de los valiosos bienes de la salud y la fe, la alegría y la paciencia, y sigue adelante.

La indiferencia es enfermedad.

El miedo es un veneno que mata lentamente.

Enciende la luz de la valentía en tu alma, para que no te avergüences de las dificultades muy naturales que acompañan a tus compromisos en la vida.

La confianza en nuestras acciones fortalece el valor de los demás.

El optimismo en los logros es también una alianza de identificación con las esferas superiores.

¡Piense en eso!

No estás en el mundo en vano.

Aprovecha la oportunidad, valora las bendiciones de la vida, difunde gratitud y alegría allá donde vayas, con quien seas, con las concesiones que tengas, justificando tu paso por la tierra en actos edificantes.

No eres un extra en las etapas de la vida terrestre: eres el protagonista, eres una lección viva, eres una parte importante en este inmenso engranaje llamado sociedad.

Piense en ello y muévase en armonía con estas fuerzas poderosas e inteligentes que actúan en to Equipo del Momento Espírita, basado en el cap. En la bendición de la vida, del libro Comentario Espírita, Ed. Leal.

CÓDIGO DIVINO BECERRA DE MENESES

CÓDIGO DIVINO

Espíritu: Bezerra de Menezes

En el pasado, los mártires sufrieron en los circos para donar la Bendición de la Revelación al mundo.

A través de hogueras y sacrificios, trazaron una ruta de luz para el mundo paganizado.

Luego, cuando la oscuridad de la Edad Media consagró la autocracia del poder, los cristianos libres experimentaron persecución, muerte y anatema para restaurar el camino luminoso, dando a la Tierra las Luces de la Verdad.

Hoy, sin embargo, amigos míos, seguidores del Divino Maestro, unidos en torno a la cruz redentora, fuimos llamados para dar la Fraternidad a las criaturas.

Apoyados por la evolución de códigos que han tocado la sublime claridad de la Buena Nueva, a lo largo de los siglos gozamos de relativa libertad para llevar a cabo la misión divina a la que se comprometieron.

En el pasado, a los compañeros del Maestro Nazareno se les exigía una dolorosa resignación, de afuera hacia adentro; ahora, sin embargo, es la lucha renovadora del santuario íntimo hacia el mundo exterior.

No es el circo del martirio el que se abre en la plaza pública, ni la hoguera de autos de fe, organizada con pueblos libres y robustos en nombre de las confesiones religiosas.

En la actualidad exige corazones consagrados al Señor en el ámbito de sí mismos.

La fraternidad será obra bendecida de trabajo y realización para nosotros, dentro del Espiritismo Evangélico, o quedaremos en la misma expectativa inoperante del principio, cuando el material divino de la Revelación y la Verdad no encontró acceso en nuestros espíritus no redimidos.

Formemos no solo  grupos de indagación o crítica intelectual no siempre constructiva, sino, sobre todo, construyamos un templo interior a la bondad, porque sin espíritu de amor todas nuestras obras fallan en la base, amenazadas por la ola incesante que caracteriza el campo falible de las formas transitorias.

.“Amémonos unos a otros”, según la palabra del Maestro que nos une, sin discordia, sin discusiones ruinosas, sin desinteligencias destructivas, sin perder el tiempo en comentarios vagos e inoportunos, apoyándonos, recíprocamente, con el trabajo, con la tolerancia salvadora, por la fe viva e imperecedera.

Si estamos realmente comprometidos con el Espiritismo que mejora y regenera, que aclara y redime, que salva e ilumina, bajo los auspicios de Jesús, recordemos las palabras del Código Divino, para vivirlas en la acústica de nuestra alma, siguiendo al Señor en Su ejemplificación del sacrificio, la solidaridad y el amor: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie irá al Padre sino por mí”.

Siendo solidarios, estaremos unidos. Separados unos de los otros seremos puntos de vista. Juntos alcanzaremos la realización de nuestros propósitos.

Del libro Doctrina y Aplicación, obra psicografiado por el médium Francisco Cândido Xavier.

EL ERROR Y LA DESCONFIANZA

EL ERROR Y LA DESCONFIANZA

Mercedes Cruz Reyes

Somos espíritus eternos, pero todavía estamos en el jardín de infancia de la vida. Todavía no entendemos la verdadera razón por la que estamos aquí. Todavía sufrimos por nuestros errores pasados ​​y los que practicamos hoy. Todavía cometemos errores porque estamos aprendiendo. Lamentablemente, todavía no podemos aprender a través del amor, sino del dolor. Todavía nos dejamos envolver por ilusiones mundanas, por nuestros caprichos, orgullo y vanidad.

Muchas veces no queremos ver que el error está en nosotros y no en el otro. Siempre queremos encontrar un culpable de nuestras dolencias.

Los errores son el mecanismo por el cual conseguimos evolucionar como individuos y crecer como personas. Nadie nace sabiéndolo todo de la vida o sobre el mundo que le rodea, por eso a través del método ensayo/error es posible que las personas podamos aprender cómo debemos actuar y por qué debemos hacerlo de una determinada manera.

Nadie en la historia de la humanidad ha vivido su vida sin cometer un solo error, por eso incluso las personas más relevantes de la sociedad y grandes pensadores se han topado alguna vez con esta circunstancia, plasmando a su vez sus ideas sobre cómo se sentían en ese momento.

No hay nada peor para un ser humano que perder la confianza de los demás.

No se sienta impotente delante de los desafíos que surgieron en su camino.

Hay dentro de usted una fuerza grandiosa, capaz de impulsarle para la superación de cualquier desafío.

Dios no quiere verle derrotado, aunque las experiencias difíciles sean a veces necesarias para el desarrollo de nuestros potenciales.

Cometer errores es parte de nuestra trayectoria.

Dios quiere su victoria, y las dificultades son apenas los medios por los cuales Dios utiliza para mostrarle todo lo que usted es capaz de realizar. Sin las dificultades, usted probablemente no saldría del mismo lugar, viviría en la ignorancia del propio poder.

Una vez que la gente perdona, pero cuando nuestro error se vuelve crónico, la gente empieza a mirarnos con sospecha.

Más tarde, incluso si cambia y comienza a hacer lo correcto, la gente ya no le cree.

Entonces, para no pasar por este dolor y sufrimiento, escuche los consejos de sus amigos.

Y recuerde que Antes de curar, el Médico Jesús acostumbraba a preguntar a los enfermos: “¿Quieres curarte?” (69) Con semejante pregunta, el Divino Médico quería saber si podría contar con la voluntad firme del paciente, pues sin ella Jesús no realizaría algo contra el deseo de aquel que, de una forma o de otra, aun no se decidió por la liberación de sus dolores. 

Es muy fácil de ver los errores y defectos de los demás. Es difícil ver nuestros errores y defectos. Antes de analizar los errores y defectos de los demás, piense en los suyos. Quien vive mirando los errores ajenos, pierde el tiempo para ver los propios. Recuerda que los errores que ves en los demás pueden estar contenidos en ti Corregir nuestros errores y defectos es parte del proceso evolutivo No pierda el tiempo mirando las faltas de otras personas, arregle las suyas

Trate de no cometer los mismos errores.

El inteligente aprende de sus errores.

El sabio aprende de los errores de los demás.

El éxito no consiste en no cometer errores sino en nunca hacer lo mismo una segunda vez.

Cometer errores es parte del aprendizaje, sin embargo, insistir en los errores es pedir dolor y sufrimiento constantes. Dios nos creó para ser felices y alegres. Pero para que eso suceda, tenemos que aprender de nuestros errores y cambiar la dirección de nuestro viaje, para seguir el camino correcto. El primer gran obstáculo a superar es el orgullo que todavía está muy latente en cada uno de nosotros. Aprendamos a aceptar nuestras limitaciones y dejemos que la humildad se apodere de nosotros, expulsando todo orgullo. A partir de ahí estaremos avanzando hacia el crecimiento y la evolución.

EL RECURSO DE LA ORACIÓN MERCEDES CRUZ

EL RECURSO DE LA ORACIÓN

La oración es un medio poderoso para cambiar personas y situaciones…

La oración, en los círculos del Cristianismo, se caracteriza por una graduación infinita en sus manifestaciones, porque existen creyentes de todos los matices en los variados cursos de la fe.

Los seguidores inquietos reclaman la realización de propósitos inconstantes. Los egoístas exigen la solución de caprichos inferiores.

Los ignorantes del bien llegan a rogar el mal para el prójimo.

Los tristes piden la soledad con ociosidad.

Los desesperados la muerte.

Innumerables beneficiarios del Evangelio imploran eso o aquello, con alusión a la marcha de los negocios que le interesan en la vida física. En suma buscan la fuga. Anhelan solamente la distancia de la dificultad del trabajo, de la lucha digna.

Jesús soporta, paciente todas las filas de candidatos de su servicio, de su iluminación, extendiéndole manos benignas, tolerándole las quejas inmerecidas y las lágrimas inoportunas. Sin embargo, cuando acepta a alguien en el discipulado definitivo, algo acontece en lo íntimo del alma contemplada por el Señor.

Cesan las rogativas ruidosas.

Se calman los deseos tumultuosos, se convierte la oración en trabajo edificante.

El discípulo nada reclama. Y el Maestro respondiéndole a las oraciones, le modifica la voluntad, todos los días, alejándole del pensamiento los objetivos inferiores…

El corazón que se une a Jesús es un siervo alegre y silencioso.

Cuando el espírita ora, sabe, por anticipado, que su oración no hace modificaciones en la ley, que es inmutable, lo que si consigue es que se altere su mundo íntimo, el cual se fortifica, valerosamente, de manera que afronta con gallardía las pruebas; y estas se atenúan al influjo de la comunión Espiritual Superior. Siendo la oración una llamada, evidentemente somos llevados, de acuerdo con las instrucciones de los Bienhechores Espirituales, a clasificarlas de varios modos.

En primer lugar, tenemos la oración vertical, es decir, aquella que expresando aspiraciones realmente elevadas, se proyectan en dirección de lo más Alto, y está dentro de los mencionados principios de afinidad recogidos por los Misioneros de las Esferas Superiores.

En segundo lugar, tenemos la oración horizontal, traduciendo deseos vulgares (…) encontrará resonancia entre aquellos Espíritus aún ligados a los problemas terrestres.

La oración descendente, que no se le da la denominación de oración, sustituyéndola por invocación (…) En la invocación la llamada recibirá la respuesta de entidades de bajo tenor vibratorio. Son los petitorios inadecuados, expresando desespero, rencor, propósitos de venganza, ambiciones etc. La oración es vertical, horizontal o descendente, en relación al potencial mental de cada persona que ora, o de los sentimientos que ella expresa.

La oración, cualquiera que ella sea, es acción provocando reacción que le corresponde. Conforme sea su naturaleza, parará en la región que fue emitida o se elevará, más o menos, recibiendo la respuesta inmediata o remota, según las finalidades a que se destina. Deseos banales encuentran realización horrísona en la propia esfera que surge. Impulsos de expresión algo más noble son amparados por las almas que se ennoblecieron. Ideales y peticiones de significación profunda en la inmortalidad remontan a las alturas.

Cada oración, tanto como, cada emisión de fuerza, se caracteriza por determinado potencial de frecuencia y todos estamos cercados por inteligencias capaces de sintonizar con nuestra llamada, a la manera de estación receptora.

“Ante cualquier dificultad recuerda el poder de la oración y ruega inspiración al Cielo, realizando siempre lo mejor para que lo mejor se haga en ti y a través de ti, sin que te olvides que todo apelo encuentra respuesta, según lo que merezca el que pide y la forma cómo lo pide.”

“La oración es una de las formas en las que el hombre coopera con Dios, es un modo por medio del cual el hombre invoca a Dios y es el proceso por medio del cual el Espíritu de Dios toca al hombre”.

La oración es el pensamiento tendido hacia el bien, el hilo luminoso que une a los mundos oscuros con los mundos divinos, a los Espíritus encarnados con las almas libres y radiantes. No debemos desdeñar la oración ella nos libera del conflicto de las pasiones y de los intereses, nos transporta por encima de las cosas cambiantes y nos une a lo que es fijo, permanente en el Universo.

CON LAS RODILLAS DESTROZADAS

CON LAS RODILLAS DESTROZADAS

 El servicio del Bien no puede cesar, sea cual sea la justificativa.

Comprometidos con la Causa de Cristo, nada nos debe constituir motivo de impedimento para proseguir atendiendo al programa elaborado.

Los benefactores espirituales organizadores de las actividades inmortales que a todos dicen respecto establecen los caminos de acción con las menudencias indispensables, incluyendo la cooperación del equipo reencarnado.

Ciertamente surgen imprevistos de variado orden que tiene el objetivo de perturbar o aun mismo de impedir la realización de los compromisos firmados. Es indispensable que la vigilancia del miembro del grupo permanezca alerta, a fin de no ser apartado de la labor, o mismo cuando se haga presente, en razón de su indisciplina, no ser utilizado, en razón de no encontrarse en las condiciones necesarias para  el éxito del cometido.

Las actividades mediúmnicas se mueven en ambas fajas de la existencia, en la física y en la espiritual.

Merece acrecentar que entidades perversas, habilitadas en los expedientes del mal, se mueven con afinco para interrumpir o desestructurar el esfuerzo que tiene significado edificante y profundo.

Siempre activas, provocan situaciones graves y generan perturbaciones envolviendo a los miembros humanos de las reuniones mediúmnicas, tornándolos indispuestos para su luminosa ejecución.

Enfermedades inesperadas, visitas no programadas, confusiones domésticas y afectivas entre influencias enfermizas son, invariablemente, recursos de los que se utilizan para indisponer aquellos que forman parte de los magnos trabajos con los cuales están comprometidos.

Mente clara y sentimientos calmos forman parte de la contribución indispensable de cada cooperador, así propiciando campo especial para las comunicaciones y terapias propias y socorristas.

Búsquese observar si el fenómeno desafiador se manifiesta con frecuencia en los días reservados y se constatará como es bien planeada la dificultad, produciendo indisposición o insatisfacción durante las operaciones iluminativas.

Sin duda, los Espíritus que se complacen en las lamentables obsesiones generan problemas son muy hábiles y actúan conscientemente, utilizándose de los puntos vulnerables de los servidores, que son atacados e inducidos a pensamientos nefastos.

La reunión mediúmnica es la puerta de acceso a la comunicación con los desencarnados, por tanto, de alta importancia en las programaciones del Espiritismo. Al mismo tiempo es la caridad de iluminación, produciendo terapéuticas preventivas y curadoras en aquellos que la constituyen.

Amonestamos a los voluntarios y responsables por los trabajos mediúmnicos para que si no dispensan las responsabilidades especiales, respirando el clima psíquico que los precede, de forma que la psicoesfera ambiental los facilite.

En cualquier actividad, siempre se tiene la preocupación de programar, cuidar de los procedimientos que le dicen respecto, a fin de que su desempeño sea rigurosamente dentro de los parámetros establecidos.

A los médiums cabe el deber de cuidar de los paisajes mentales, evitando cuanto sea posibles intoxicaciones emocionales con los paneles habituales de la insensatez e infantilidad.

El médium no lo es apenas durante las reuniones, más si lo es todo el tiempo, pues es una facultad orgánica, funcionando en todos los momentos y sintonizando con las imágenes interiores que le son habituales.

El resultado que se recoge, cuando hay disciplina y harmonía entre sus miembros encarnados, es la consecuencia de esa perfecta identificación con el esfuerzo de los benefactores espirituales que elaboran la programación, y de los reencarnados que le son coproductores.

En las ocasiones en que el compañero se encuentre apoyado por la interferencia inferior, no debe desanimar ni buscar evitar su participación. Si esto acontece y surge la tentación para omitirse, por considerarse no estar en condiciones de auxiliar, se debe tener cuidado porque puede ser el inicio de peligrosa responsabilidad, conduciendo al futuro abandono del compromiso y hasta mismo a un trastorno obsesivo.

Cuando tal cosa ocurre, y eso se dierá diversas veces, se debe direccionar el pensamiento al Señor Jesús y orar con sinceridad, solicitando amparo al guía espiritual, a fin de ser auxiliado para conseguir el  cambio mental, así como el placer de servir.

La asiduidad es fundamental para el buen éxito de las actividades espirituales y para el ejercicio correo de la mediumnidad, manteniéndose la cooperación en favor del prójimo, de modo a ser responsable por la sesión mediúmnica seria.

Evítese la crítica negativa, los comentarios innecesarios y desairados, teniéndose en vista que los mentores lamentan las ocurrencias censurables, más comprenden que están trabajando con personas en diferentes estados de evolución, por tanto, aun imperfetas.

Será mediante el auxilio recíproco que habrá el progreso, constituyéndose una bendición superior de la vida, con la que los cielos socorren la Tierra afligida y necesitada.

De ese modo, aun mismo que se esté con las rodillas destrozadas, como afirmaba el Apóstol Pablo, el servicio de amor en las reuniones mediúmnicas tiene prioridad, invitando al médium a que sirva, insista e invista en el deber que le dice al respecto.

La mediumnidad constituye bendición del proceso de evolución, posibilitando la adquisición de ese sentido superior, a través del cual el Mundo Espiritual se comunicará más fácilmente con la esfera física. 

 Por el Espíritu Manuel Filomeno de Miranda-

Psicografía de Divaldo Pereira Franco, en la sesión mediúmnica del 30 de diciembre de 2019, en el Centro Espírita Camino d Redención, Salvador, Bahía. Del site: http://divaldofranco.com.br/mensagens.php?not=636.

SEPULCROS ABIERTOS MERCEDES CRUZ

“SEPULCROS ABIERTOS”

La vida es un manantial de bendiciones para todo aquel que tiene ojos para ver u oídos para oír…

Son muchos los hermanos que al no ver ni oír, se convierten en un foco de lamentaciones, son sepulcros abiertos por donde salen la palabra escandalosa. Utilizan esa abertura para la crítica destructiva, sembrando el desánimo, la desilusión, la queja y maldad enfermiza, lejos de embalsamar las ideas quejicosas con el perfume del amor y la comprensión que todo lo disculpa siembran la susceptibilidad enfermiza que no deja pasar ideas renovadoras para un futuro más promisor.

Son hermanos que se apartaron del Camino Real del Evangelio rectificador con el que podrían ver que su verborrea es enfermiza, dañina, no se dan cuenta que desprenden un olor fétido por donde pasan corrompiendo, sofocando y escandalizando cualquier idea constructiva y alentadora que podría beneficiar a aquellos que les escuchan, la hiel que desprenden sale de su interior como vaso de lodo y sintonizan exclusivamente con la maldad que afligen a los vecinos, amigos y aquellos que los rodean, que son desgraciados y necesitan en cambio, ánimo y consuelo…

Solo ven los defectos, los puntos frágiles, y las cosas enfermizas, de las personas de buena voluntad que marchan a su lado.

En vez de alentar y curar las ulceras ajenas, utilizan largos comentarios de queja y desanimo.

Se olvidan del Pan del cielo con el que podrían sembrar la esperanza y la ilusión de un nuevo amanecer con mayores perspectivas, quejándose de todo y por todo, por donde transitan estos hermanos suelen quemar y aniquilar los frutos de la caridad.

Su conducta des animadora, poco ilusionista exhalan ruinas y tóxicos de muerte.

Cuando te observes desviado, desprovisto de la luz de la esperanza, y sientas que tus pies se adentraron por un suelo resbaladizo de crítica destructiva, de lamentaciones y acusaciones indebidas, reconsidera tus conocimientos espirituales y recuerda que tu garganta debe ser consagrada al bien, pues solo así, podrás expresar por ella el verbo sublime del Señor.

Auxilia, protege, consuela, anima, socorre y esclarece no permitiendo que a tu alrededor crezca la mala hierba sofocando la armonía celestial que debe reinar en tu entorno, al igual que cierras la puerta de tu casa para protegerla de los ladrones, cierra tu corazón a toda idea enfermiza, desalentadora, para que no destiles el olor fétido que destruye, que tu garganta no sea un sepulcro abierto” y si un manantial de bendiciones por donde se filtre el consuelo y la esperanza con la luz de tu amor…

Feliz inicio de la semana

PERSEVERANCIA DIVALDO FRANCO

PERSEVERANCIA

Divaldo Franco

La perseverancia es una virtud poco tomada en cuenta.

En la realización de cualquier objetivo existencial, ella está llamada a ejercer su función ante los inevitables desafíos que se enfrentan.

Todos los emprendedores de los diferentes logros tuvieron su ayuda para alcanzar la meta que se propusieron.

El buen hombre y la buena mujer apoyan invariablemente sus ideales en esa maravillosa fuente de resistencia, que les permite continuar su trabajo en las horas más difíciles, persistiendo cuando todos los factores conducen al desánimo y al retraimiento.

El eminente maestro Pestalozzi, en su educador en Yverdon, Suiza, estableció que el éxito de la educación era también el resultado de tres factores fundamentales: Trabajo, Solidaridad y Perseverancia.

Por su intermedio, las realizaciones más graves y desafiantes requieren el coraje de continuar con entusiasmo, a fin de lograr la victoria. El cansancio, el aburrimiento, así como otros factores que forman parte del trabajo del día a día, son crueles enemigos de los ideales de engrandecimiento de la criatura humana, llevándola a interrumpir el esfuerzo y fallar en su continuidad.

La perseverancia es la fuerza interna que eleva el valor moral y se vuelve imprescindible para ver la plenitud del objetivo buscado.

Se dice que Thomas Edison, mientras trabajaba en la creación de la lámpara eléctrica, intentó tener éxito setecientas veces sin ningún resultado positivo. Insistiendo nuevamente, escuchó de su auxiliar:

Señor, yo voy a desistir, porque lo hemos intentado innumerables veces sin lograr la victoria.

A lo que él respondió jovialmente: Ahora vale la pena seguir, porque ya conocemos setecientos fórmulas que no funcionaron.

Y continuó, logrando iluminar el mundo.

Asimismo, se dice que Walt Disney, productor de cine y emprendedor, cuando estaba en sus grandes logros, tuvo la idea de construir un parque de diversiones en los pantanos de Orlando, Florida. Fue un desafío inmenso y costoso. Para ello, recurrió a la ayuda de muchos bancos que intentaron disuadirlo del emprendimiento, que sería una locura, negándose a otorgarle grandes préstamos. No perdió el valor y, con perseverancia, continuó y terminó venciendo. Hoy en día sus innumerables parques en Estados Unidos y otros países son los más rentables del mundo y hermosos para niños y adultos.

Todos somos idealistas y soñadores, pero tenemos que perseverar…Ante los desafíos actuales, pandemias virales y morales, comportamiento social descontrolado, el coraje de la perseverancia se vuelve indispensable para que mantengamos sentimientos éticos de dignidad y disputemos la consecución de la felicidad, que parecen utópicas a los pesimistas de la ocasión. 

Por Divaldo Pereira Franco

Divaldo Pereira Franco. Artículo publicado en el diario A Tarde, columna Opinión, el 23.7.2020.

FUERZAS INTERIORES

FUERZAS INTERIORES

Mercedes Cruz

De la naturaleza de nuestros pensamientos depende la fortaleza de nuestro cuerpo, el vigor de vuestra mente, el éxito de nuestros negocios y la alegría que a los demás hombres comunica nuestro trato… Y en cualquier disposición que pongáis vuestra mente, recibiréis las influencias del mundo invisible en correspondencia y armonía con ella.

La fe no es ni más ni menos que la actuación de las fuerzas mentales en forma de ardiente anhelo con esperanza de lograrlo y satisfacerlo. Y en el grado en que tengamos esta fe, estará sostenido y alimentado nuestro ardiente deseo por firmísima esperanza, aunque su objeto se mude del mundo visible al invisible, del espiritual al material. Pero si la duda se apodera de Nosotros, la que pudiera ser fuerza irresistible quedará neutralizada por nocivas influencias hasta el punto de desmayar en la realización de vuestro anhelo. Por el contrario, continuamente sostenidos y alimentados por firme esperanza, llegará a ser vuestro deseo poderoso, irresistible y absoluta fuerza de atracción, de resultados absolutos en proporción directa a lo absoluto de ella.”

El miedo y el tedio obstruyen de tal modo las vías del cuerpo, que las fuerzas vitales fluyen por ellas tardía y perezosamente. La esperanza y el sosiego desembarazan las vías del cuerpo de tal manera, que las fuerzas vitales recorren un camino donde rara vez el mal puede sentar la planta. El miedo y el tedio obstruyen de tal modo las vías del cuerpo, que las fuerzas vitales fluyen por ellas tardía y perezosamente. La esperanza y el sosiego desembarazan las vías del cuerpo de tal manera, que las fuerzas vitales recorren un camino donde rara vez el mal puede sentar la planta.

El verdadero proceso de la salud debe llevarse a cabo por la operación de las fuerzas interiores. Los médicos se ven hoy obligados a estudiar psicología y a seguir los pasos de sus precursores en el vasto campo de la terapéutica mental.

Nada hay que más rápida y completamente nos lleve a la armonía con las leyes a las cuales hemos de vivir sujetos, que la vital realización de nuestra unidad con Dios, vida de toda vida. En Él no puede haber mal y nada removerá con más prontitud los obstáculos acumulados, es decir, los residuos del mal, que esta entera realización, abriéndonos completamente al divino flujo. “Pondré mi espíritu en vosotros y viviréis” (Ezequiel, 37:14).

Desde el momento en que advertimos nuestra unidad con Dios, ya no nos reconocemos como seres materiales, sino como seres espirituales. Ya no incurrimos en el yerro de considerarnos sujetos a enfermedades y dolencias, sino como constructores y dueños del cuerpo donde mora el espíritu, sin admitir señoríos sobre él. Desde el momento en que el hombre se convence de su propia supremacía, ya no teme a los elementos ni a ninguna de las fuerzas que hasta entonces en su ignorancia creía que afectaban y vencían al cuerpo. Y en vez de temerlas como cuando estaba ligado a ellas, aprende a amarlas.

Cualquier cosa en que fijemos nuestro pensamiento influye con mayor o menor intensidad en nosotros. Si la tememos o si la repugnamos, producirá efectos nocivos y desastrosos. Será mejor examinar cuanto antes la causa de cualquier asunto que nos afecte, a fin de establecer lo más pronto posible en nuestro interior las condiciones necesarias para que sólo influya lo bueno.

En el grado en que reconozcamos nuestras fuerzas interiores, seremos capaces de gobernar y mandar. En el grado en que dejemos de reconocerlas, seremos esclavos y siervos. Construimos todo cuanto en nuestro interior hallamos y atraemos todo cuanto a nosotros se acerca, por ministerio de la ley natural que, por serlo, es también ley espiritual.

“Jamás podremos recobrar la salud pensando en la enfermedad, ni alcanzar la perfección hablando de imperfecciones, ni llegar a la armonía por medio de la discordancia. Hemos de tener siempre ante los ojos de la mente ideales de salud y armonía…

SIMPLEMENTE VIVIR MERCEDES CRUZ

SIMPLEMENTE VIVIR

Todos queremos vivir bien y mejor, ser más felices y disfrutar más de la vida. La vida es un continuo de golpes, caídas y lecciones aprendidas. Estas, aunque no lo creas, te guiarán en tu camino hacia la felicidad

Si nos damos cuenta, la mayor parte del tiempo nuestra mente está recordando o lamentando el pasado o planeando o temiendo el futuro, pero pasamos muy poco tiempo centrados en lo que hacemos, en el presente. Esto ocurre no solo cuando hacemos algo casi automático, como caminar o fregar los platos, sino incluso cuando estamos llevando a cabo una tarea que nos resulta interesante-

Nos olvidamos, sin embargo, de que uno de los grandes componentes de la felicidad es aprender a vivir el presente, experimentar realmente lo que hacemos, sentimos, comemos, etc., en el momento actual. Al desconectarnos del presente, nos apartamos de nuestra propia felicidad.

Llega un día que reflexionemos y nos decidimos a dar un cambio para hacer lo que nos gusta, disfrutar de nuestro trabajo y de nuestra vida personal, afrontar nuestros propios retos y alcanzar el estilo de vida soñado, en una palabra,  vemos  la grandeza de la vida con más amor.

Nos damos cuenta de que el tiempo es oro y deseamos hacer el bien sin esperar demasiado de los demás.

Eres consciente de todo aquello que te ayuda a vivir mejor. A disfrutar más de la vida sin sentirte culpable, pues realmente no estás haciendo nada malo, estás viviendo tu vida pero hay que aprender ya que nadie te enseño cuando eras niño a cómo hacerlo de forma inteligente.

Ay que aprender a vivir más y preocuparse menos. A disfrutar cada minuto que tenemos sabiendo que el mañana no es nuestro y que el ayer ya no volverá más. El presente es lo que tienes y debes aprovechar.

No olvides que solo tú tienes las riendas de tu vida, y lo que hagas con tu tiempo, es decisión tuya. Habrá momentos difíciles y momentos sobresalientes. Estas son las luces y las sombras, y que ambas son necesarias para que aprendas a vivir mejor y a superar los retos, pues estos son continuos pero no deben frenarte.

Que sepamos estar agradecidos por cada gesto de bondad, por cada palabra de consuelo, por cada momento de alegría que se nos brinda, independientemente de las circunstancias.

Que sepamos mirarnos a nosotros mismos y reconocer que, sobre todo y todos, hay un gran Dios que nos cuida, nos protege y nos libera de todo mal y del Bendícelo.

Que sepamos cómo abrazar nuestros días con optimismo y centrarnos en lo que es nuestro, sin sabotear los caminos de nadie.

No lo pienses, vive, ama, ríe, perdona, disfruta de la vida, y se feliz, porque el tiempo pasa y las oportunidades se van…

Hay una sola persona que puede hacerte feliz toda la vida, y esa persona eres tú misma…

Que sepamos vivir.

CONSOLADOR ESPIRITISMO Y EVANGELIO MERCEDES CRUZ

CONSOLADOR, ESPIRITISMO Y EVANGELIO

El Espiritismo evangélico es el Consolador prometido por Jesús, que, mediante la voz de los seres redimidos, difunde las luces divinas por la Tierra entera, restableciendo la verdad y alzando el velo que cubre las enseñanzas, en cuanto Cristianismo redivivo, con el objeto  de que los hombres despierten a la era grandiosa de la comprensión espiritual con Cristo.

Igual que Jesús, el Consolador tendrá que afirmar también: “No penséis que he venido para abrogar la Ley…”

No puede el Espiritismo abrigar  la pretensión de eliminar a las demás creencias, parcelas de la verdad que su doctrina representa, pero si trabajar por transformarlas, elevando sus antiguas concepciones hacia el resplandor de la verdad inmortal.

La misión del Consolador tiene que realizarse en las almas  y no con las minúsculas y efímeras glorias de los triunfos materiales. Al poner en claro el error religioso, donde quiera que este se encuentre, y revelar la verdadera luz, por medio de actos y enseñanzas, el espirita sincero enriquece los valores de la fe y representa al obrero de la regeneración del templo del Señor, donde los hombres se agrupan en diversos sectores y ante diferentes altares, pero en el cual un solo Maestro existe, que es Jesucristo.

La fe significa tener  en el corazón la luminosa certidumbre de Dios, certeza esta que ha excedido ya el ámbito de la creencia religiosa, haciendo que el corazón se apoye en una energía constante  de realización divina de la personalidad.

Obtener la fe es haber alcanzado la posibilidad de no decir “yo creo”, sino afirmar “yo se”, con todos los valores de la razón  iluminados  por luz del sentimiento. Esa fe no puede paralizar en ninguna circunstancia  de la vida y sabe trabajar siempre,  intensificando la amplitud de su iluminación por el dolor o la responsabilidad, por el esfuerzo o el deber cumplido.

Traduciendo la certidumbre de la ayuda de Dios, expresa la confianza que sabe afrontar todas las luchas y problemas con la luz divina en el corazón y significa la humildad redentora que edifica en lo intimo del espíritu la disposición sincera del discípulo en los que respecta a aquello de “Hágase en el esclavo la voluntad del Señor”.

Creer es una expresión de creencia de la cual los auténticos valores de la fe se encuentran en estado embrionario.

El acto de creer en algo requiere la necesidad del sentimiento y de la razón, para que el alma edifique en si misma la fe. Admitir afirmaciones más extrañas sin someterlas primero a un examen minucioso equivale a marchar hacia el desfiladero del absurdo, donde los fantasmas dogmáticos conducen a los seres a todos los disparates. Interferir en problemas esenciales de la vida sin que la razón sea iluminada por el sentimiento es buscar el mismo declive donde los espectros despiadados de la negación llevan a las almas a perpetrar muchos crímenes.

Toda duda que se manifieste en un alma llena de buena voluntad, y que en su sinceridad no se precipite a formular definiciones  apriorísticas, o que no acuda a la malicia para obtener apoyo a sus cogitaciones, es un elemento beneficioso para esa alma  que marcha, con la inteligencia y el corazón rumbo a la sublimada luz de la fe.

Toda sana curiosidad  es normal. Entre tanto, el hombre debe comprender que la solución de esos problemas la obtendrá en forma natural, una vez que haya resuelto su situación de deudor con respecto a sus semejantes, haciéndose entonces acreedor a las revelaciones divinas.

La existencia del hombre, con sus características de trabajo por la redención espiritual, presenta muchos bienes que a sus ojos son valiosos, en la serie de luchas, esfuerzos y sacrificios que cada espíritu realiza. Para Los espíritus luminosos, en cambio,  el mayor tesoro de la vida terrestre estriba en la recta y pura conciencia, iluminada por la fe y formada en el cumplimiento de los más altos deberes.

El espíritu en la tierra es correcto que solo reflexione, sobre los temas que van más allá de su ambiente, después de haber llevado a cabo todo el esfuerzo de iluminación  que puede el mundo proporcionarle, en sus procesos de depuración y perfeccionamiento.

Los nuevos discípulos del Evangelio tienen que comprender que los dogmas han pasado. Y las religiones literalitas que los crearon lo han hecho siempre  obedeciendo a disposiciones para el gobiernos de las masas.

Con arreglo a las nuevas expresiones evolutivas, sin embargo, los espiritistas  han de evitar  las manifestaciones dogmáticas, comprender que la Doctrina es progresiva y abstenerse de toda pretensión de inhabilidad, vista la grandeza, insuperable del evangelio.

Los espiritistas cristianos deben pensar mucho en la iluminación de si mismos antes de abrigar la retensión de convertir a otros.

Tratándose de hombres de nota, según los convencionalismos terrestres, el cuidado de los espiritas debe ser aun mayor, por haber en el  mundo un concepto  soberano de “fuerza” para todos los seres que están luchando espiritualmente  por la obtención de los títulos del progreso. Esa “fuerza” seguirá existiendo entre los humanos hasta que sus almas se hayan compenetrado de la necesidad de instituir en su corazón el reino de Jesús, y trabajen  por su realización plena.

Los individuos que poseen el  poder temporal, (Hay excepciones)  aceptan muchas veces  solo los postulados que la  “fuerza” sanciona  o los principios con los que ella concuerda. Enceguecidos  temporalmente por los velos de la vanidad y la fantasía, que la “fuerza”  les proporciona, es menester los  dejemos  en libertad para llevar a efecto sus experiencias. Día vendrá  en que han de brillar  en la Tierra los eternos derechos  de la verdad y del bien, anulando esa “fuerza” transitoria.  El divino Maestro, que al traer al mundo  el mayor mensaje  de amor y de vida para todos los tiempos, no se preocupo por convertir al evangelio, a los  Pilatos,  a los Antipas de su época.

El Espiritismo, en cuanto al Cristianismo redivivo, no debe pretender disputar un asiento para el banquete de los Estados del mundo, cuando bien se le alcanza que su misión divina  ha de cumplirse junto a las almas, de acuerdo con los auténticos fundamentos del reino de Jesús.

Trabajo extraído  del libro “El Consolador” de Chico Xavier

PLANEAMIENTO DE LA REENCARNACIÓN MERCEDES CRUZ REYES

PLANEAMIENTO DE LA REENCARNACIÓN

¿Te preocupa el Más Allá?

¿Quisieras saber que te ocurrirá al otro lado?

¿Te gustaría saber cómo se origina un proceso de reencarnación?

Una de las muchas tareas atribuidas a los bienhechores y misioneros desencarnados, es ayudar y ellos se desdoblan en todas las direcciones. En el departamento de Planeamiento de reencarnaciones, hay muy buenos amigos, ya que es un servicio muy importante en la colonia espiritual, directamente relacionado con el departamento de Esclarecimiento.

Gran parte de las reencarnaciones en la Tierra, se procesa en moldes corrientes para todos, en el campo de manifestaciones puramente evolutivas. Pero la otra parte, no obedece al mismo programa. Al elevarse el alma en cultura y en conocimientos, y, consecuentemente en responsabilidad, el proceso de reencarnación individual es más complejo, alejándose como es lógico, de la expresión general, a la vista de eso, las colonias espirituales más elevadas, mantienen servicios especiales para la reencarnación de trabajadores y misioneros.

Estos trabajadores no son compañeros completamente buenos y redimidos, sino aquellos que representan mayor suma de cualidades superiores, a camino de la victoria plena sobre las condiciones y manifestaciones groseras de la vida. Son entidades que se hayan aun en debito, pero ya con valores de buena voluntad, perseverancia y sinceridad, que les otorgan el derecho de influir sobre los factores de su reencarnación, escapando, en cierto modo, al patrón general. Claro que no siempre se verifican tales alteraciones en condiciones agradables para la experiencia futura. Los servicios de rectificación, representan tareas enormes.
El problema de la caída, es también una cuestión de aprendizaje, y el mal, indica una posición de desequilibrio, exigiendo restauración y enmienda. La evolución nos confiere poder; pero gastamos mucho tiempo aprendiendo a utilizar ese poder armoniosamente. El racionamiento ofrece campo seguro a nuestros conocimientos; no obstante, casi todos los trabajadores de la Tierra, se demoran siglos en el servicio de iluminación intima; porque no basta adquirir ideas y posibilidades, es preciso ser responsable; y no es justo que tengamos solamente la información del raciocinio, sino también la luz del amor.

Al hombre le es necesaria la lucha que corrige, renueva, restaura y perfecciona. La reencarnación es el medio, y la educación divina, el fin. Por eso mismo, a la par de millones de semejantes que evolucionan, existen millones que se reeducan en determinados sectores del sentimiento, porque, si poseen ya ciertos valores de la vida, les faltan otros no menos importantes.
El propio Jesús nos dejo material para que pensemos en el asunto que estamos examinando, cuando nos aseveró que si nuestra mano o nuestros ojos fueran motivo de escándalo, deberían ser cortados al penetrar en el templo de la vida. Si ya hemos fallado muchas veces en experiencias de la autoridad, de la riqueza, de la belleza física de la inteligencia, no sería lógico recibir idénticas oportunidades en los trabajos rectificadores.
De conformidad con el grado de adelanto espiritual del futuro de que va a reencarnar y de acuerdo con el servicio que le va a ser asignado en posesión de un nuevo cuerpo carnal se hace necesario establecer planos adecuados a los fines esenciales.
La ley de herencia fisiológica funciona con ineludible dominio sobre todos los seres en evolución, pero sufre, naturalmente, la influencia de todos aquellos que alcanzan cualidades superiores al ambiente general. Cuando el interesado en nuevas experiencias en el plano terrenal es merecedor de servicios de intercesión, las influencias elevadas pueden imprimir determinadas modificaciones a la materia, desde las actividades embriológicas, proporcionando alteraciones favorables para el trabajo de redención.
El cuerpo físico en la Tierra, representa una bendición de nuestro Padre. Constituye una primorosa obra de la Sabiduría Divina, en cuyo perfeccionamiento incesante colaboran la espiritualidad superior, pues todo el celo en el servicio de la reencarnación, es muy poco, en relación con lo que se debería realizar en beneficio del perfeccionamiento de la maquina orgánica.

En todas las colonias de alta espiritualidad, esas tareas son desempeñadas con infinito cariño. El auxilio a la reencarnación de estos compañeros, traduce su reconocimiento al aparato físico que otorga tantos beneficios a través del tiempo. El hombre debe agradecer a la Sabiduría Divina la concesión del sublime aparato físico terrestre para sus adquisiciones eternas.
Los numerosos cooperadores trazan planos para las reencarnaciones in comunes, pues es un trabajo que exige valor, buenas disposiciones. Es muy penoso vencer en la experiencia carnal, en vista del olvido que sobreviene a la reencarnación…
Si poseyéramos grandes virtudes y bellas realizaciones, no nos seria necesario recapitular las lecciones ya vividas en la carne. Si solamente tenemos yagas y desvíos APRA recordar, bendigamos el olvido que el Señor nos concede con carácter temporal.
Cuando el espíritu que reencarna cumple todos los objetivos que vino a realizar en la tierra , se le denomina en el plano espiritual “complotista”, pues en general , casi todos, al regresar a la esfera carnal, perdemos oportunidades muy importantes, desperdiciando las fuerzas sicológicas. Deambulamos por aquí, haciendo algo útil para nosotros o los demás, pero a veces despreciamos el sesenta, setenta, ochenta y más de nuestras posibilidades. En muchas ocasiones prevalece aun, contra el espíritu, el agravante de haber movilizado las energías sagradas de la vida, en actividades inferiores que degradan la inteligencia y embrutecen el corazón. Por tanto el “complotista” en la calidad de trabajador leal y productivo, puede escoger a voluntad, el cuerpo futuro, cuando le plazca su regreso a la Tierra en misiones de amor y de iluminación, o recibe un cuerpo ennoblecido para la prosecución de sus tareas, en camino de círculos más elevados de trabajo.
Hay un premio para los raros hombres que viven en el sublime arte del equilibrio espiritual, aun hallándose en la carne. Y aunque nos parezca raro, semejantes excepciones existen en el mundo. Ellos regresan a la esfera espiritual, siendo anónimos en la Tierra, sin fichas de propaganda terrestre, pero con inmenso lastre de espiritualidad superior.
Ninguno de ellos, no obstante a los meritos de que se halla revestidos, escogen formas irreprochables en cuanto a las líneas exteriores. Solicitan providencias a favor de la existencia saludable, preocupándose de la resistencia, equilibrio, durabilidad y fortaleza del instrumento que los deberá servir, pero suelen solicitar medidas tendientes a atenuar su magnetismo personal, de modo provisional, evitando así una presentación física muy primorosa, ocultando la belleza de sus almas, como eficiente garantía para sus tareas. Esto sucede así, porque las criaturas en el juego de las apariencias durante la permanencia en la Tierra, aplastarían a los misioneros del bien, si conociesen su verdadera condición, a través de las vibraciones de la envidia, del despecho, de la antipatía gratuita y de las disputas injustificables. En vista a eso, los trabajadores conscientes, la mayoría de las veces, organizan sus trabajos, mediante organismos poco graciosos, huyendo, por anticipado, al influjo de las pasiones devastadoras de las almas en desequilibrio.
Las mentes juveniles, cual criaturas del mundo, juegan con el fuego de las emociones; pero espíritus maduros, mayormente cuando llegan a la situación de “complotista” abandonan toda experiencia que los pueda distraer en el camino de la realización de la Voluntad Divina.
La medicina humana, será muy diferente en el futuro, cuando la Ciencia pueda comprender la extensión y la complejidad de los factores mentales en el campo de las molestias del cuerpo físico. Son muy raras las afecciones que nos e encuentran relacionadas con el tiquismo. Todos los órganos están subordinados a la ascendencia moral. Las preocupaciones excesivas con los síntomas patológicos, aumentan las enfermedades ; las grandes emociones, , pueden curar el cuerpo o aniquilarlo. Si eso puede suceder en la esfera de actividades vulgares de las luchas físicas, un enorme campo de observaciones nos ofrece el plano espiritual muchísimo más extenso, pues para el cual se transfieren todos los días, millares de almas desencarnadas en lamentables condiciones de desequilibrio mental. El médico del porvenir conocerá semejantes verdades, y no circunscribirá su actuación profesional al simple suministro de indicaciones técnicas, dirigiéndose, mucho más, en los trabajos curativos, a las providencias espirituales, en las que el amor cristiano juegue un mayor papel.
Según podemos observar, la justicia se cumple siempre; pero, a medida que se dispone el espíritu a la necesaria transformación en el Señor, se atenúa el rigor del proceso redentor. El propio Jesús nos recordó, hace siglos, que “el amor cubre multitud de pecados”.
Nadie traiciona la Voluntad de Dios, en los procesos evolutivos, sin incurrir en graves tareas de rectificación, y todos los que intentan engañar a la Naturaleza, cuadro legitimo de las leyes divinas, acaban por engañarse a sí mismos. La vida es una sinfonía perfecta. Cuando procuramos desafinar en el círculo de las notas que debemos emitir para su próxima glorificación, somos compelidos a estacionarnos en el pesado servicio de recomposición de la armonía quebrantada.

Trabajo realizado por Merchita, extraído del libro “Misioneros de la Luz” de Francisco Cándido Xavier.