MIS MEJORES DESEOS PARA TODOS EN EL FIN DE SEMANA


SALUDO MATINAL

Viernes 21 de octubre del 2011

 

Queridos amigos, hola buenos días, de nuevo estamos al final de la semana, y de nuevo  el descanso se hace en muchos hermanos, para disfrutar de la familia, para viajar e incluso para posibles celebraciones, de cumpleaños, u otras  fiestas.

Después de una semana cargada de ocupaciones, el descanso es una necesidad para nuestro cuerpo, somos las madres las que más difícilmente obtenemos ese descanso, pues  al reunir a la familia, los quehaceres domésticos se multiplican, y siempre  terminamos añorando el lunes porque todo vuelve a la normalidad.

Hay hermanos, que al carecer de afectos, permanecen la mayoría del tiempo solo, sin compromisos que les saquen de su forma de vida habitual, en cambio en el hogar que hay muchos hijos, cuando unos se van otros vienen, y son los padres los encargados de recibir y atender a todos.

Si llamamos a la puerta de algunos hogares, y si nos fuera posible compararla con la vida que llevamos en el nuestro comprobaríamos que todos son diferentes, cada uno es una comunidad empleada en unos fines,  que en nada tienen que ver con los nuestros.

La paz la tranquilidad, la armonía, tenemos que merecerla, para obtenerla, y si es verdad que muchas veces se nos escucha exclamar: ¡¿Dios mío que he hecho yo para merecer tal vida? mi vecino, vive una vida tranquila, los hijos no les molestan, los nietos apenas aparecen y siempre tienen el tiempo libre para dedicarlo como prefieran, en cambio yo, no puedo hacer planes, todos se me  tuercen, porque de que no viene uno, viene otro, de la familia, y los debo atender.

Nos olvidamos, que el presente es fruto del ayer, y que la escuela que es la vida, ofrece a cada uno  su lección particular, es por esa razón que lejos de ponernos a criticar la vida de esos hermanos, de cualquiera que sea, hemos de estar afanados en nuestra tarea, llevándola hacia delante, sin murmurar, porque la felicidad hay que merecerla, hemos de buscarla, atendiendo los diversos sectores de la vida, con amor y dedicación, con total desinterés es  decir con sacrificio y abnegación.

La vida de un ser es lo más importante, por muy difícil que nos resulte  las tareas que  tenemos que realizar hemos de hacerlo porque todos sabemos que aquello que merecemos está latente esperando oportunidad para manifestarse y aunque eludiéramos una existencia porque no nos agradara su contenido, esta nos espera porque es la que nos sirve para realizar las tareas de nuestra redención. El renegar de los problemas, en una familia conflictiva donde hemos nacido, es despreciar las armas para liberarnos de las deudas del ayer.

La existencia es la oportunidad que Dios da al ser para su expiación y progreso. La familia es el mundo que rodea al ser, en ella se encuentran como autores los padres sin ellos el espíritu  no puede retornar a la vida. Y es los padres el eje principal del cual se abastecen los miembros que componen  el hogar. Es necesario que por esa razón, los padres se esmeren en sus tareas del día a día. Si el espirita debe ser prudente, virtuoso, tolerante, humilde abnegado y caritativo, entre sus hermanos del ideal y en el seno de la Humanidad! Cuanto más lo debe ser en la familia!.

Si son sagrados los deberes que hemos de cumplir entre nuestros hermanos y en la Humanidad, mucho más lo son los que tenemos que cumplir en la familia. Porque debemos considerar que, más allá de los vínculos que en esta existencia nos unen con lazos insolubles, tenemos siempre historias pasadas, que se enlazan con la historia presente.

El espirita que conoce todas esas cosas y todavía muchas otras, no puede considerar la vida como un simple paseo, sino como una secuencia de hechos  que lo herirán hasta lo más profundo del alma, que lo harán sufrir y derramar lágrimas. Mas justamente por eso debe ser fuerte, de ánimo firme, compasivo y abnegado, caritativo para con todos, y muy especialmente para con las imperfecciones de sus hijos, depósitos sagrados que el Padre les concede, para que sea su protector y guía, a fin de hacerlos avanzar por lo menos un paso, en el caso de no poder hacer más.

Nadie puede creer poder vivir en un hogar sin cualquier indisposición física o moral, o sin padecer uno u otro estilete de las sombras que, apoyándose en las imperfecciones individuales, promueven verdaderos conflictos y desajustes entre los comensales de la familia.

Es por esa razón, que debemos procurar el descanso a través del merecimiento por nuestro esfuerzo y dedicación dentro del nido familiar, y no porque la vida nos marque el sábado como día de descanso. El descanso es algo que debemos merecerlo para poder gozar del, y el descanso no solo se refiere al cuerpo físico, pues sabemos que a muchos las horas de descanso, se convierten en multitud de pesadillas, porque lo que no pueden realizar cuando están despiertos, lo hacen dormidos, despertando asustados por las pesadillas que lo asediaron e hicieron del sueño un martirio aterrador ultrapasando el mundo de los sueños, para en el despertar ansiar olvidar las sombras que lo abrumaron en el país de los sueños.

Trabajemos en nuestra vida, como fiel soldado procurando merecer la felicitación de Cristo por los esfuerzos que hacemos en el Bien y que nos abre las puertas hacia la felicidad que todos ansiamos.

Os deseo un feliz fin de semana, con mucho amor y cariño de Merchita

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s